Vidrio dicroico 2

Vidrio dicroico 2

Tecnología

El nuevo material para impresoras 3D que le dará un color genial a tus creaciones

De nuevo la ciencia nos sorprende: un nuevo material para impresoras 3D le dará un nuevo toque de color increíble a tus creaciones.

Noticias relacionadas

Una vez que entras en el mundo de la impresión 3D es difícil salir de él. Esta ha sido una de esas revoluciones de nuestra era que hemos interiorizado hasta el máximo pero que igualmente sigue siendo fascinante. Los usuarios de estas tecnologías van innovando cada vez más en busca de diseños o de un nuevo material para impresoras 3D que les de una nueva perspectiva a sus proyectos.

Los investigadores de Universidad de Wageningen tienen un nuevo componente para todos los aficionados a la impresión 3D y es muy posible que les encante: un polímero que imita al vidrio dicroico. ¿Tiene una utilidad real? Sí, pero su característica más importante es que este material le da un toque de color distintivo a las impresiones.

El material para impresoras 3D que cambia de color con la luz

Primero, necesitamos algo de contexto. ¿Qué es el vidrio dicroico? Este material lleva en uso desde al menos el siglo IV después de Cristo y su principal característica es su cambio en la luz. Este vidrio presenta al menos dos colores diferentes al sufrir cambios en la iluminación del entorno. Esta propiedad se conoce como dicroísmo, y este material imita este efecto.

El equipo, que ves en el vídeo que descansa sobre estas líneas, empezó usando alcohol de polivinilo (PVA), que es un polímero ampliamente disponible que es uno de los más usados como medio de impresión 3D. Se le añadieron nanopartículas de oro de diferentes tamaños, lo que claramente se pensó que sería un inconveniente en los costes. No se necesitaba mucho del oro, ya que terminó constituyendo solo el 0.07 por ciento del peso del material compuesto resultante.

Vidrio dicroico 1

Vidrio dicroico 1

Este PVA con infusión de oro se empezó a usar en las investigaciones para imprimir distintos objetos. Cuando esos elementos se ven con una fuente de luz en el mismo lado del objeto que la persona que lo observa, las nanopartículas reflejan la luz, lo que hace que todo el elemento aparezca de color marrón opaco. Sin embargo, si la fuente de luz está en el otro lado del objeto, la luz pasa a través de las partículas, lo que hace que el objeto aparezca violeta translúcido.

No hay que pensar mucho para imaginarse las aplicaciones estéticas que tiene este avance. Diversas tiendas podrían realizar objetos con colores a medida gracias a este material para impresoras 3D y se podrían comercializar muy fácilmente ya que es barato, llamativo y sobre todo útil para generar objetos peculiares. Por no hablar de las implicaciones a nivel artístico para ciertos anillos del mundillo. Otras aplicaciones interesantes son producir obras de arte o joyas o imprimir elementos como lentes ópticas que permitan que pasen algunos colores de luz, mientras que reflejan otros.