ford exoesqueleto 1

ford exoesqueleto 1

Tecnología

Los exoesqueletos ya se usan en la fábrica de Ford en Valencia

Ford ha implementado varios exoesqueletos en la fábrica de coches de Valencia, diseñados para ayudar a los trabajadores en las tareas pesadas y repetitivas.

Noticias relacionadas

El uso de exoesqueletos en las tareas más pesadas es uno de los grandes avances que ya están llegando a fábricas y sitios de construcción.

Esta tecnología permite al trabajador levantar objetos pesados con facilidad y rapidez. Ahora es la fábrica de Ford en Almussafes, Valencia, la que se ha convertido en pionera en la implementación de exoesqueletos.

Ford implementa exoesqueletos en la fábrica de coches de Almussafes

El “traje de Iron Man”, como lo llaman, consiste en una combinación de fibra de carbono y titanio que ayudan a los trabajadores a levantar cualquier objeto de más de 3 kg.

ford exoesqueleto 2

ford exoesqueleto 2

Esto se consigue pasando la fuerza desde los brazos y los hombres hasta la cadera y las piernas; en otras palabras, aligerando la carga de los músculos que más sufren en este tipo de trabajos.

Lo interesante es que en realidad estos exoesqueletos no están diseñados para dar “super fuerza” a los trabajadores, sino solo a facilitarles las tareas que ya realizan. No tienen que levantar objetos de cientos de kilos con los exoesqueletos, aunque existen modelos que ya lo permiten.

Tecnología diseñada para ayudar, no para hacer todo el trabajo

ford exoesqueleto 3

ford exoesqueleto 3

En realidad, esta tecnología está diseñada para reducir el impacto de la jornada laboral en el cuerpo. El abuso de tareas repetitivas y el manejo de componentes pesados en la línea de ensamble puede producir lesiones músculo-esqueléticas; no en vano, se calcula que el 61% de las enfermedades laborales de Europa son de este tipo.

ford exoesqueleto 4

ford exoesqueleto 4

Los exoesqueletos ayudan a reducir el estrés y la tensión en el cuerpo del trabajador, que puede mover componentes de los coches de un sitio a otro y usar herramientas con facilidad. Los empleados que ya han podido usarlo aseguran que supone una gran diferencia, que se nota especialmente al final del turno.

En total, en la fábrica de Almussafes ya hay unas nueve unidades, pero el plan es expandirlo a unos 100 trabajadores. Este es solo un ejemplo de cómo este tipo de tecnología puede hacerle la vida más fácil a los trabajadores que más usan su cuerpo.