Tecnología

¿Qué les ha pasado a los clones de Dolly?

Os hablamos de cuatro clones de Dolly, la famosa oveja que fue clonada hace dos décadas, y os contamos la buena salud de la que gozan por el momento.

27 julio, 2016 11:23

Noticias relacionadas

La historia de la oveja Dolly es sobradamente conocida, tanto entre los científicos como entre el público en general, pero lo que no sabe todo el mundo es que existen cuatro clones de Dolly.

Estas cuatro ovejitas, junto a otras nueve, forman parte de un estudio llevado a cabo por científicos británicos que pretenden comprobar si realmente la clonación tiene algún efecto negativo sobre la salud del animal o si, como se pensó en su día tras la muerte de Dolly, contribuye a la aceleración del envejecimiento.

Todas ellas tienen entre siete y nueve años, que equivaldrían a sesenta y setenta años humanos, y de momento están envejeciendo de maravilla, por lo que podrían poner fin al debate en torno a la relación entre la muerte prematura de Dolly y su condición de clon.

¿Por qué murió la oveja Dolly?

dolly

dolly

Como sabéis, Dolly es conocida por haber sido el primer mamífero clonado a partir de una célula adulta. Su nacimiento tuvo lugar hace veinte años, el 6 de julio de 1.996 y, lamentablemente, su muerte llegó poco más de seis años después, el 14 de febrero de 2003.

El fallecimiento tuvo lugar a causa de un cáncer pulmonar de origen vírico, típico de las ovejas, que llevó a su obligado sacrificio, pero también padecía otras patologías características de la edad como la artritis; algo que, junto al tamaño de sus telómeros, inusualmente cortos para su edad, llevó a pensar que el hecho de ser una oveja clonada podría haber acelerado su envejecimiento.

Como sabéis, los telómeros son fragmentos de material genético no codificante (que no se traduce en ningún componente necesario para el organismo) que protegen al ADN de la degradación que va teniendo lugar en las sucesivas divisiones; por lo que, cuanto más cortos se encuentren, mayor es el grado de envejecimiento y antes comenzará a dañarse el material genético importante.

Los científicos responsables del nacimiento de Dolly no estuvieron seguros en ningún momento de que la muerte de Dolly se hubiese debido a su condición de clon; pues, de hecho, otras ovejas de su manada que habían sido concebidas de forma natural murieron a la misma edad y, aunque es cierto que la artritis es un indicador de vejez, a menudo se da en ovejas más jóvenes, incluso a los dos años de edad.

Las clones de Dolly se hacen mayores y están como una rosa

Para confirmar si realmente la clonación da lugar a un envejecimiento prematuro, se ha llevado a cabo un estudio, publicado en Nature Communications, que pone de manifiesto el estado de trece ovejas clonadas, cuatro de ellas a partir de la mismísima Dolly.

Desde que nacieron, todas ellas han sido sometidas a todo tipo de pruebas con el fin de buscar enfermedades que pudiesen indicar un deterioro prematuro de su salud.

Como resultado, sólo una de las cuatro clones, llamada Debbie, mostró artritis moderada, pero ni ella ni el resto mostraron ninguna otra diferencia a nivel metabólico o cardiovascular con respecto a otros ejemplares de su edad concebidos de forma natural.

Por lo tanto, parece ser que la clonación no ha interferido negativamente en su salud; pero, como afirman los responsables del estudio, aún queda mucho por investigar y comprobar. La clonación es una herramienta formidable que seguramente nos dará muchas alegrías en un futuro, pero también es un tema delicado que requiere mucha investigación. A Debbie, Denise, Diana y Daisy aún les quedan muchas pruebas por realizar. Todo sea por el bien de la ciencia.

GIF: Tech Insider