ibuprofeno

ibuprofeno

Tecnología

Curarse respirando: El ibuprofeno inhalado está más cerca

Investigadores de la Universidad de Texas desarrollan un modelo de ibuprofeno inhalado con grandes beneficios para combatir la fibrosis quística.

Noticias relacionadas

Investigadores de la Universidad de Texas desarrollan un modelo de ibuprofeno inhalado con grandes beneficios.

El ibuprofeno es uno de los fármacos más conocidos en nuestra sociedad. Un antiinflamatorio que consigue un efecto analgésico ideal para muchos tipos de dolor, cómo el de cabeza. Este acompañante ideal en nuestras mesillas de noche puede ser consumido sin preinscripción, pero si se desea tomar de forma rutinaria es importante que se acuda a un centro de salud para gestionar la dosis, ya que si es elevada puede generar problemas de sangrado gastrointestinal y otros efectos.

Esto ocurre ya que al igual que otros medicamentos, la dosis está diseñada para alcanzar todas las células del cuerpo dentro de los límites de seguridad. En otras palabras, sería cómo pintarse las uñas metiendo el cuerpo entero en la laca. Así se desaprovecha fármaco y si se excede la dosis puede ser perjudicial. ¿Existen soluciones?

Ibuprofeno inhalado para tratar la fibrosis quística

fibrosis-quistica

fibrosis-quistica

Aquí es donde entra en juego el ibuprofeno, pues ha demostrado en dosis altas retrasar el deterioro del pulmón en las personas con fibrosis quística. Así nos cuenta Carolyn Cannon, profesora asociada en el Texas A&M Health Science Center College of Medicine.

Bueno, por una parte altas dosis podrían luchas contra la enfermedad, pero a la vez tanto fármaco en el organismo podría ser perjudicial, por lo tanto los investigadores propusieron una solución: hacer el fármaco inhalado.

La patente que Cannon y su equipo están trabajando y que presentarán el año que viene a la FDA, se basa en un compuesto de nanopartículas de ibuprofeno que solo llegaría a los pulmones, evitando así el exceso perjudicial en otros lugares del organismo.

La revolución de las terapias dirigidas

fármacos

fármacos

Los resultados del experimento que realizaron en el modelo animal permitió a los investigadores conocer la farmacocinética del compuesto, y está situando las bases para hacer un fármaco seguro y con una entrada adecuada para el mercado.

Esta innovadora idea es otra de muchas, que pretenden combatir el exceso de químicos a los que se expone nuestro cuerpo cuando queremos tratar algo puntual.

De la mano con esta estrategia, aparece la farmacogenética y la farmacogenómica. La primera estudia los efectos de la variabilidad genética de un individuo frente a un fármaco, ayudando a conocer las dosis efectivas, la toxicidad y muchos más factores. La segunda sitúa las bases moleculares y genéticas de las enfermedades, en vista al diseño óptimo de fármacos.

El mundo de los medicamento va a cambiar, con un cambio sensato y muy necesario. Los estudios genéticos personalizados ayudarán a ahorrar un capital enorme a las naciones que prioricen la prevención, al tratamiento.