Tecnología

Desmontando mitos: La selva del Amazonas NO es el "pulmón de la Tierra"

Noticias relacionadas

Seguro que alguna vez has escuchado aquello de que la gran selva amazónica constituye el pulmón de nuestro planeta  y que es la responsable de que el CO2 que producimos sea transformado en oxígeno. Bien, digamos que esto es doblemente falso.

¿Por qué estábamos equivocados?

En primer lugar, es un hecho que las plantas utilizan el dióxido de carbono atmosférico para crear su materia orgánica mediante la fotosíntesis, expulsando así el oxígeno. También es cierto que como cualquier otro organismo pluricelular, en su metabolismo catabólico (“destrucción” de materia orgánica para conseguir energía) consumen oxígeno. Sin embargo consumen mucho más CO2 que oxígeno, por lo que el balance entre estos dos gases determina que se expulsa mucho más oxigeno del que se consume.

¿Cuál es el problema? Que este fenómeno ocurre en plantas en crecimiento, es decir, en plantas y bosques jóvenes,  las cuales necesitan mucho CO2 para desarrollarse . En bosques tan antiguos como la selva amazónica, donde ya prácticamente las plantas que la constituyen han parado de crecer, el balance CO2/Oxígeno se inclina para un mayor consumo de oxígeno que de CO2, por lo que realmente, bosques tan centenarios como este no ayudan a la oxigenación de la atmósfera.

Ahora supongo que os asaltará la duda que de dónde proviene el oxígeno que respiramos y cómo y qué lo produce. Pues como hemos explicado, uno de los contribuyentes son las plantas en crecimiento, las cuales sí excretan más oxigeno del que consumen. No obstante el verdadero responsable de que puedas respirar y estés leyendo este articulo, es el fitoplancton que se encuentra en los océanos. Así, estos microorganismos autótrofos producen aproximadamente el 95% del oxígeno que se libera a la atmósfera.

La segunda “falacia” se trata más de un error conceptual. Como sabemos el pulmón es un órgano que capta oxígeno y expulsa CO2, así que si con la expresión “el Amazonas es el pulmón de la Tierra” queríamos expresar que  un bosque que producía oxigeno era un pulmón, estábamos equivocados, pero como hemos demostrado antes, no muy lejos de la realidad.

Así, un doble error se transforma en una verdad oculta.

Para terminar, hay que destacar que el hecho de que el amazonas no constituya un productor activo de oxígeno no justifica en ningún momento su tala incontrolada y su explotación sin reparos, ya que entre otros factores, el amazonas constituye una de las mayores áreas de biodiversidad del planeta.