No es la primera vez que hablamos sobre los diferentes usos que se están empezando a investigar en un fármaco tan sumamente conocido como es la Viagra (o sildenafil, en su nombre genético). De hecho ya hablamos en su día sobre su potencial uso para luchar contra la obesidad, o incluso el doble potencial que tendría justamente en las mujeres, tanto para mejorar problemas del sueño como en el tratamiento de los dolores menstruales. Sin embargo, parece que estos usos no serían los únicos que tendría este medicamento asociado tipicamente al género masculino en las mujeres, pues hay algo más: La insuficiencia cardíaca en mujeres.

Noticias relacionadas

La Viagra y su nuevo uso en mujeres

Según los investigadores del Instituto Vascular y del Corazón de la Universidad Johns Hopkins, el sildenafil, que siempre ha tenido un uso basado en solucionar la disfunción erectil (concretamente dilatando los vasos sanguíneos), también podría ser un tratamiento viable para la insuficiencia cardíaca. Pero, curiosamente, tendría una respuesta mejor en mujeres que en hombres, gracias a los estrógenos de estas.

Así lo comenta el Dr. Eiki Takimoto, profesor de la Universidad Johns Hopkins y autor principal del estudio:

“Esta investigación es especialmente importante, ya que ofrece un mecanismo para explicar cómo los estrógenos afectan a la eficacia del sildenafil. Es la primera vez que se ha logrado asociar el cambio de efecto de un fármaco con las vías hormonales”

Tanto los infartos cardíacos como la hipertensión, la arteriosclerosis u otras enfermedades del sistema cardiovascular, incluyendo las lesiones microscópicas de las células del corazón acaban dando lugar a una remodelación no deseada del músculo cardíaco, el cual se agranda y se endurece, dando lugar en consecuencia a una disminución de la funcionalidad de nuestro querido corazón. Con todo, finalmente se produce la insuficiencia cardíaca, ya que el músculo se va debilitando y dificulta la circulación sistémica. De momento es una enfermedad controlable por fármacos, pero aún no se sabe como pararla y evitar que se produzca.

La relación entre el sildenafil y los estrógenos

Este equipo de investigadores se centró en una molécula en especial, el GMPc, responsable de la respuesta bioquímica que contrarresta el efecto de la hipertensión y otros factores estresantes para el corazón. De hecho, las células sanas del corazón mantienen una cantidad de GMPc almacenada normalmente, pero si se producen situaciones adversas (como un accidente cerebrovascular), esta cantidad de GMPc se va reduciendo gracias a la enzima PDE5. Por otro lado, también se analizó el efecto protector de los estrógenos sobre la actividad de la molécula GMPc, ya que se sabe que a partir de la menopausia (donde disminuye la cantidad de estrógenos), las mujeres son más propensas a desarrollar enfermedades cardíacas.

Y aquí es donde entra en juego la Viagra o sildenafil, pues en 2005 se estudió que este fármaco era capaz de aumentar la cantidad de GMPc delante de eventos como una constricción de la aorta como la que tenían los ratones de la investigación, la cual les producía insuficiencia cardíaca.

Esta vez, teniendo en cuenta anteriores estudios, se investigó la administración de sildenafil a dos grupos de ratones hembras que sufrían insuficiencia cardíaca por constricción de la aorta, incluyendo aquellas que carecían de ovarios (lo cual implica que producen una menor cantidad de estrógenos). Aunque todos los ratones empezaron a sufrir los signos de remodelación cardíaca, aquellos con un menor nivel de estrógenos estaban peor que los que tenían un mayor nivel hormonal.

Por otra parte, cuando a los ratones con menos cantidad de estrógenos se les dio un suplemento de hormonas, los niveles de GMPc se incrementaron y el daño cardíaco disminuyó, lo que parece indicar que la combinación de estrógenos con sildenafil tiene un gran potencial en el tratamiento de esta enfermedad cardiovascular, pues ambos grupos de ratones estaban tratados con sildenafil y el único cambio fue el nivel hormonal.

En los ratones macho, con un nivel bajo de estrógenos de por si, también hay remodelación cardíaca pero el sildenafil solo ya es capaz de contrarrestar el proceso. Sin embargo, el mayor nivel de estrógenos en las hembras asegura un beneficio mayor.

Vía | Medical Daily.