Es curioso como las creencias sobre que alimentos son buenos o malos cambian con el tiempo. En el caso de hoy, hablaremos sobre el azúcar, del cual ya os hemos hablado en varias ocasiones, como cuando os contamos los 10 alimentos que contienen más azúcar, o criticamos el amarillismo de muchos medios a partir de un único estudio tachando el azúcar como tóxico en cantidades consideradas seguras. Ahora bien, parece que la OMS ha vuelto a dar una vuelta de tuerca a sus recomendaciones, bajándolas hasta menos del 5% de las calorías diarias en forma de azúcar. Esto no confirma que ese estudio era correcto o que los medios tuvieran razón, solo nos dice que toda prevención es poca, pero no que consumir esa cantidad de azúcar sea tóxico (de hecho, no existe tal limite de toxicidad, ni en las recomendaciones anteriores ni en las nuevas).

Noticias relacionadas

¿El azúcar es tan tóxico como lo percibimos?

Pero respondamos a la pregunta del post de hoy. ¿Tan malo y tóxico es el azúcar realmente? ¿Se puede equiparar a la marihuana? Pues la NBC News y el WSJ de Estados Unidos quisieron saber que opinaba la población, y llevaron a cabo una encuesta con 1.000 adultos acerca de como percibían en relación de peligrosidad para la salud el tabaco, el alcohol, el azúcar y la marihuana.

No sorprendió que la mayoría de la gente respondía que los peores eran o el tabaco o el alcohol. La sorpresa llega al ver que el 15% de los encuestados decía que el enemigo número uno era el azúcar (y solo el 7,5% contestaba que era el cannabis). Curiosamente, aunque suene raro, existe un número creciente de investigaciones que afirman que el azúcar es adictivo, o que los niveles elevados de azúcar en sangre se han asociado a la demencia.

Pero claro, debemos pensar que la marihuana es una droga, que aunque no provoca tolerancia ni dependencia, si altera nuestras capacidades cognitivas. El azúcar, en cantidades excesivas, puede llevarnos a sufrir diversas enfermedades cardíacas, metabólicas o neurodegenerativas, y si es adictivo, pero de momento no se ha catalogado como algo tan peligroso como el consumo de ciertas drogas como el cannabis. Recalco, de momento.

Vía | WomensHealth.