En la actualidad, las aplicaciones de mensajería instantánea son prácticamente imprescindibles para la mayoría de la gente. El ser humano es social por naturaleza y la tecnología se lo ha puesto más fácil que nunca.

Noticias relacionadas

De esas apps, no cabe duda de que la más conocida y utilizada a nivel mundial es WhatsApp. Precisamente, WhatsApp ha anunciado este miércoles que ha alcanzado los 2.000 millones de usuarios activos, una cifra muy por encima de Telegram, que cuenta con aproximadamente 200 millones de usuarios activos.

Resulta sorprendente que la diferencia sea tan abismal entre una aplicación y otra. ¿Por qué ha triunfado WhatsApp y Telegram no? Analizamos las razones por las que puede haber sucedido.

El éxito de WhatsApp

Para comprender esa diferencia de usuarios hemos de recordar que WhatsApp fue lanzado en 2009, mientras que Telegram no fue una realidad hasta el año 2013. Partiendo de ese dato, podemos calificar a WhatsApp como una app "pionera" que todo el mundo descargó en su momento debido a sus características únicas.

Logo de WhatsApp.

Sí, es cierto que durante los últimos tiempos hemos sido testigos de cómo nuevas compañías arrasaban con otras más antiguas. No obstante, hay ocasiones en las que la costumbre de los usuarios gana a la razón. ¿Por qué cambiar de app si me va bien con la que uso?

Algo similar es lo que ha sucedido entre WhatsApp y Telegram, pues, aunque Telegram pueda ser más completa y disponer de más funciones, WhatsApp sigue ganando por goleada con diez veces más usuarios.

Diferentes públicos

El hecho de contar con menos usuarios es como la pescadilla que se muerde la cola. El fin de una aplicación de mensajería es hablar con otras personas, por ende, cuanta menos popularidad tenga dicha app, menos tenderemos a usarla porque no podremos hablar con nuestros seres queridos. Un círculo vicioso que no tiene fin. 

Aplicación móvil de Telegram. Omicrono

También hemos de tener en cuenta que WhatsApp y Telegram no tienen el mismo público. La primera es la app de mensajería de referencia, destinada a usuarios de cualquier perfil.

En cambio, existe la idea de que Telegram está dirigido a usuarios más avanzados, un público más tecnológico por así decirlo. Es la imagen que la gente corriente tiene de Telegram, aunque realmente no sea así, ya que es una aplicación fácil de usar para cualquiera.

Éste es quizás el mayor problema de Telegram y sus creadores deberían luchar por cambiar su imagen de cara al público. No les vendría nada mal una campaña de publicidad, aunque seguirá siendo complicado competir con WhatsApp.

Modo oscuro de WhatsApp Omicrono

Tampoco hemos de olvidar que WhatsApp viene preinstalado en algunos móviles del mercado, mientras que Telegram no. Una enorme ventaja que, sin duda, ha favorecido a WhatsApp, aunque también se ha producido por la propia popularidad de la app. Si ésta no hubiera alcanzado tanta fama a nivel mundial, no vendría preinstalada en ningún de teléfono, de eso que no quepa duda alguna.

¿Qué piensan los usuarios?

Un aspecto bastante curioso es que los usuarios activos de Telegram suelen tener una actitud de desprecio hacia WhatsApp. Éstos, en vez de ayudar a Telegram mediante el tradicional boca a boca, parecen preferir hablar mal de su principal competidor. 

Aplicación móvil de Telegram. Omicrono

Dichos usuarios, tengan razón o no en que una aplicación sea mejor de otra, no contribuyen en absoluto al crecimiento de Telegram con esa actitud de superioridad. En este sentido, Telegram tiene muchas características de las que sacar pecho para seducir a los usuarios de WhatsApp, una estrategia que nos parece mucho más lógica y menos nociva.

Sin duda, desde Telegram tendrán que trabajar en una estrategia distinta que les permita explotar su gran potencial. Es una pena que muchos solo utilicen Telegram aprovechando que se ha caído WhatsApp, Telegram vale mucho más que eso.