@piensaenpixel en Unsplash

Software

Mejor que en el campo: así cambiarán las retransmisiones deportivas

Intel está usando diversa tecnología para cambiar la forma de ver los espectáculos deportivos y dar mayor valor al espectador.

Noticias relacionadas

Aunque generalmente suela pasar desapercibida para el público general, Intel es una de las firmas más relevantes del sector tecnológico. Su larga historia se remonta hasta 1968 y, a diferencia de multitud de compañías, sigue al pie del cañón.

Actualmente es el mayor fabricante de circuitos integrados del mundo. Basta con echar un vistazo a los ordenadores portátiles que tengas más cerca, lo más seguro es que tengan la etiqueta de Intel.

Sin embargo, pese a su éxito en el terreno de portátiles y ordenadores personales, la firma trabaja continuamente por mejorar en sectores más amplios y específicos, en concreto, trabajan en aspectos que cambiarán la manera que tenemos de ver los espectáculos deportivos, empezando por los Juegos Olímpicos de Japón.

Inteligencia Artificial para analizar el rendimiento

En este sentido, Intel ha desarrollado 3D Athlete Tracking, un sistema que utiliza la Inteligencia Artificial para poder extraer información detallada del rendimiento de los deportistas en tiempo real.

Lo consiguen usando cámaras móviles que capturan las formas y movimientos de los atletas, tras lo que aplican algoritmos capaces de analizar las características biomecánicas de esos movimientos. A continuación un vídeo en el que podéis ver cómo funciona:

Escaneo en 3D de los atletas. ' wrnch'.

Una tecnología tremendamente útil tanto para los amantes del deporte más curiosos como para los propios deportistas que quieran mejorar sus marcas. Intel ha llegado a varios acuerdos para que 3D Athlete Tracking se utilice en varios deportes de los Juegos Olímpicos que se celebrarán en Tokio durante este mismo año, por lo que podrás verlo con tus propios ojos en breve.

Se espera que el modo de mostrarlo a través de las retransmisiones deportivas sea con una serie de gráficos que permita a los espectadores comparar el rendimiento de los atletas, con lo que se podrá ver al instante cuál ha sido el momento en el que un corredor perdió -o ganó- la carrera.

Vista desde cualquier ángulo

Las retransmisiones deportivas llevan décadas sin sufrir cambios realmente innovadores. Sí, ahora podemos ver nuestro deporte favorito con una calidad de imagen mayor, sin embargo, seguimos viéndolo todo desde el mismo punto de vista.

Y ahí es donde entra Intel entra nuevamente con su tecnología de vídeo volumétrico. Este avance, basado en Intel True View, permite visionar espectáculos deportivos desde perspectivas que antes eran imposibles en la televisión tradicional.

Para ello, Intel emplea 38 cámaras 5K instaladas alrededor del recinto, obteniendo así imágenes de todas las zonas del terreno de juego. Mediante dicho modus operandi son capaces de generar cantidades masivas de datos volumétricos sobre la altura, el ancho y la profundidad del espectáculo deportivo. Hablamos de nada más y nada menos que 3 terabytes de información por minuto, lo que serían 3.000 gigabytes si hacemos la conversión.

En el caso de España, ya hemos podido ver esta tecnología en la retransmisión de varios partidos de La Liga de fútbol. Desgraciadamente, son los realizadores quienes deciden en qué momentos usar dicha tecnología y no los propios televidentes con su mando, cosa que por ahora no es posible.

Mejor calidad gracias a Netflix

Del mismo modo, Intel ha desarrollado AV1, una nueva tecnología de compresión de vídeo que mejora la eficiencia en un 60% si lo comparamos con la tecnología de compresión que se venía empleando hasta ahora. El vídeo no sólo pesará menos, con lo que cargará antes, sino que se verá mejor.

En este sentido, Netflix está utilizando dicha tecnología para mejorar su servicio de streaming y ofrecer un contenido más realista a todos sus usuarios, aunque éstos ni siquiera sean conscientes del uso de este tipo de tecnologías.

Y éstos son tres ejemplos de cómo Intel pretende revolucionar el mundo del streaming mediante innovaciones tecnológicas. Quién sabe, quizás dentro de unos años podamos sentirnos prácticamente como si estuviéramos en el estadio pese a estar en el sofá de nuestra casa.