Software

Lucha contra la contaminación lumínica con esta web de la ESA

Noticias relacionadas

La contaminación lumínica es uno de los grandes problemas medioambientales de la actualidad, y al mismo tiempo es uno de los que pasa más desapercibido. Está provocado por la gran cantidad de iluminación procedente de los núcleos de población, especialmente en las grandes ciudades.

El efecto más evidente de la contaminación lumínica es que la noche "desaparece". Perdemos de vista las estrellas y da la sensación de que nunca se ha puesto el sol; esto a su vez puede provocar problemas de salud y afectar a la fauna y flora local.

La ciencia también se ver damnificada por la contaminación lumínica; afecta especialmente a los telescopios, por ejemplo. Ahora la ESA (agencia espacial europea) explica cómo puede afectar a otros estudios científicos, y cómo podemos ayudar.

Ayuda a estudiar la contaminación lumínica

El proyecto se llama Lost at Night ("perdida en la noche"), y se refiere a las mismas ciudades que proyectan toda esa polución lumínica. Y es que toda esa luz afecta seriamente a la observación del planeta desde el espacio; y lo peor de todo es que no sabemos exactamente cómo. Por eso, el objetivo de este proyecto es detectar y analizar cómo la contaminación lumínica afecta a las fotografías capturadas en órbita.

Para conseguirlo, la ESA se basa en la enorme base de datos de fotografías de la Tierra tomadas desde la Estación Espacial Internacional. La idea de esta web es que cualquiera puede ayudar, identificando las ciudades que aparecen en estas fotografías.

En otras palabras, podemos ayudar a catalogar estas fotografías para que puedan ser analizadas y comparadas, y comprender mejor cómo la contaminación lumínica está avanzando.

El proceso es muy sencillo. La web nos muestra una de las fotografías problemáticas, y en la parte superior vemos una serie de imágenes de diferentes localizaciones del mundo. Sólo tenemos que elegir la imagen de la localización que sea.

Eso puede ser más difícil de lo que aparenta, ya que algunas fotos son realmente malas por culpa de la contaminación y las nubes. Tenemos que guiarnos por las formas de las calles, o por la presencia de zonas especialmente importantes (como el centro de la ciudad) que se iluminan más.