Cifrado

Cifrado

Software

Whatsapp y otras apps tendrán "puertas traseras" en el Reino Unido para descifrar mensajes

Noticias relacionadas

Hoy en día, cualquier app de mensajería que se precie implementa algún tipo de protección en nuestros mensajes.

El cifrado punto a punto (o extremo a extremo) se ha generalizado en los últimos años; consiste en cifrar los mensajes y que estos permanezcan cifrados durante toda la comunicación, hasta que lleguen a su destinatario. De esta manera, ni siquiera los creadores de la app pueden leer el mensaje.

El cifrado punto a punto no es perfecto, pero sí que es mucho mejor que alternativas como el "cifrado en tránsito", en el que el servidor de la compañía sí puede descifrar y leer nuestros mensajes.

Las puertas traseras en Whatsapp serán obligatorias

Este tipo de protección ha sido muy solicitada por los usuarios, pero para los gobiernos y servicios de inteligencia de todo el mundo es un quebradero de cabeza. Los dos gobiernos más contrarios al cifrado punto a punto han sido el del Reino Unido y el de los EEUU, y ya han dado pasos para prohibirlo o, al menos, limitar su eficacia.

La excusa usada por estos gobiernos es la misma: la seguridad. En concreto, denuncian que apps como Whatsapp o Telegram están siendo usadas por terroristas y criminales para organizarse; también se habla de redes de pedofilia creadas en estas plataformas.

Desde hace años, el gobierno británico ha presionado a las desarrolladores para obtener acceso a las llamadas "puertas traseras", métodos para saltarse el cifrado de los mensajes. Estas puertas pueden ser, por ejemplo, el acceso a una clave maestra de cifrado, capaz de descifrar cualquier mensaje, o acceso a la tecnología usada para cifrar el texto.

WhatsApp.

WhatsApp. Christian Wiediger Unsplash

Las iniciativas del gobierno británico han sido duramente criticadas por expertos de seguridad de la industria. Ni que decir tiene que la mera existencia de estas puertas traseras haría inútil cualquier método de protección; sería exactamente lo mismo que no tener ningún tipo de cifrado. Desde el mismo momento en el que un mensaje se puede descifrar, esa comunicación ya no es segura.

Ahora el gobierno británico se ha encontrado con un gran aliado en su lucha contra el cifrado: EEUU. La administración Trump se ha mostrado en contra del cifrado extremo a extremo, e incluso se estaría planteando prohibirlo completamente.

Según adelanta Bloomberg, un nuevo acuerdo entre EEUU y el Reino Unido obligaría a apps de mensajería y redes sociales a aportar esa "puerta trasera" a la policía británica. El acuerdo, que se finalizaría en octubre, afectaría a Facebook, Whatsapp y otras apps similares.

El texto incluye algunas excepciones, destinadas a protegerse mutuamente. Por ejemplo, ambos gobiernos se comprometen a no usar estas puertas traseras para investigar a usuarios del otro país.

Además, inicialmente las apps sólo estarán obligadas a aportar información en casos de "crímenes graves", como terrorismo o pedofilia. Sin embargo, ya se habla de que el acuerdo abriría una "Caja de Pandora", y que en el futuro se puedan obtener mensajes que no estén relacionados con crímenes graves.