facetime ios ojos 2

facetime ios ojos 2

Software

Apple acaba de solucionar el gran problema de las videollamadas: nuestros ojos por fin mirarán a la persona

Los ojos en las videollamadas realizadas con FaceTime ahora mirarán directamente a la persona, y no al infinito como hasta siempre.

Noticias relacionadas

Desde que se inventaron las webcams y la videoconferencia, el problema siempre ha sido el mismo. Debido a la diferencia del ángulo entre la cámara y la pantalla, siempre parece que estamos mirando otra cosa y no a la persona con la que estamos hablando. La solución sería mirar directamente a la cámara, pero entonces no veríamos bien a la otra persona.

La gran ventaja de las videoconferencias es precisamente el contacto visual con nuestro interlocutor, pero eso se pierde si no podemos mirarle directamente a los ojos. Hemos visto muchos intentos de solucionar esto; pero la verdad es que parecía que la cosa empeoraba en vez de mejorar, por culpa de la posición de la cámara en móviles y ordenadores modernos.

Los ojos en las videollamadas por fin mirarán a la persona

La última solución implementada por Apple puede ser la mejor que hemos visto hasta ahora. Se trata de una nueva funcionalidad implementada en FaceTime, justo a tiempo para iOS 13; de hecho, ya está siendo probado por los usuarios de la beta de la nueva versión del sistema. Se llama Attention Correction (“corrección de la atención”), y es un algoritmo que automáticamente manipula el vídeo para que parezca que estamos mirando a la pantalla.

La función ha sido descubierta y compartida en Twitter por los desarrolladores y entusiastas Will Sigmon y Mike Rundle, e implica modificar las imágenes que la cámara de nuestro móvil graba. La funcionalidad aún no ha sido anunciada oficialmente por Apple, así que no sabemos exactamente cómo funciona; pero sí que los resultados son sorprendentes.

El algoritmo desarrollado por Apple es capaz de detectar nuestros ojos, y saber si estamos mirando directamente a la pantalla; en cuyo caso, en la imagen resultante parecerá que estamos mirando al infinito y no a la persona. Para solucionarlo, el sistema es capaz de editar cada fotograma del vídeo, modificando la parte de los ojos para que estos miren directamente a la persona con la que estamos hablando. El resultado debería ser una conversación mucho más natural de lo habitual.

Por el momento parece que sólo los últimos iPhone, y los más potentes, son capaces de ejecutar esta función. En concreto, se ha probado con el iPhone XS y el XS Max; sin embargo, eso significa que probablemente todos los iPhone que salgan a partir de ahora serán compatibles.