password contrasena teclado

password contrasena teclado

Software

El extraño caso de la empresa que ha perdido 120 millones de euros porque su CEO murió sin darle la contraseña a nadie

Millones de euros en criptomonedas perdidas por no tener la contraseña, es la extraña historia de una empresa con muchas teorías conspiratorias detrás.

Noticias relacionadas

Una empresa de intercambio de divisas habría perdido unos 190 millones de dólares canadienses (126 millones de euros); pero lo chocante es que semejantes pérdidas no habrían sido fruto de malas inversiones, sino de una contraseña perdida.

QuadrigaCX es una de las muchas empresas financieras nacidas con el “boom” de Bitcoin y el resto de criptomonedas. ¿Os acordáis de aquello? Cuando no pasaba un día sin que apareciese una startup que prometía básicamente dinero gratis; cuando no parecía que el valor de Bitcoin tuviese techo, y constantemente aparecían nuevas monedas virtuales, algunas especializadas en nichos muy concretos.

El Bitcoin ya no es lo que era, si bien no podemos decir que la fiebre cripto haya terminado. Simplemente, da la sensación de que las cosas se han calmado, y eso ha llevado a muchos usuarios a invertir su dinero en otras cosas; sólo para encontrarse conque no pueden retirar su dinero.

Millones en criptomonedas perdidas porque nadie sabe la contraseña

Eso es lo que le ha pasado a los usuarios de QuadrigaCX, cuyo CEO y fundador, Gerald Cotten, falleció de manera inesperada el pasado diciembre en India; apenas un mes después, el pasado 31 de enero, la empresa cesó sus operaciones por problemas de liquidez.

gerald cotten quadrigacx 2

gerald cotten quadrigacx 2

En concreto, la página web ahora sólo muestra un mensaje en el que explican que están trabajando para “localizar y asegurar” las reservas de criptomonedas que la empresa tenía. En otras palabras, no pueden acceder a todo el dinero virtual que tenían; y todo porque son incapaces de encontrar la contraseña del “monedero frío” que su CEO usaba para almacenar todas las ganancias.

Estamos hablando de nada menos que 190 millones de dólares canadienses, repartidos en distintas monedas virtuales: Bitcoin, Bitcoin Cash, Litecoin o Ethereum entre otras.

Un monedero frío, o cartera fría, es un monedero para almacenar monedas virtuales que no está conectado a Internet; a diferencia de los monederos habituales, que se conectan a Internet para poder realizar transacciones. Es una medida de seguridad muy habitual en el sector, y que permite a las compañías mantener seguros los ingresos de sus usuarios; especialmente contra ataques hacker.

Una historia de película que ya está dando lugar a conspiraciones

Según documentos obtenidos por la viuda de Cotten, el monedero frío de QuadrigaCX está cifrado y protegido por contraseña; pese a que la han buscado en todas partes, no han encontrado la contraseña escrita en ningún sitio. Sin la contraseña, será muy difícil, por no decir imposible, que consigan recuperar el dinero. Y ni que decir tiene que eso no ha sentado nada bien a sus clientes.

Unos clientes que, ante todo, quieren saber la verdad de qué ha ocurrido para que su dinero desaparezca de esa manera. Se están organizando en foros como reddit, donde ya están apareciendo algunas teorías conspiratorias muy locas.

CREATOR: gd-jpeg v1.0 (using IJG JPEG v62), quality = 70

CREATOR: gd-jpeg v1.0 (using IJG JPEG v62), quality = 70

La misteriosa muerte de Cotten, que apenas tenía 30 años, es uno de los puntos más extraños de esta historia. Según su viuda, Cotten murió de la enfermedad de Crohn; una afección crónica que afecta principalmente a personas de entre 16 y 40 años. Además, se han dado casos de pacientes que han fallecido en apenas un par de días después de que la enfermedad e Crohn se les fuese diagnosticada.

Sin embargo, ya hay quien apunta a que es muy raro que Cotten estuviese precisamente en India cuando falleció; y han rescatado viejas historias de médicos indios dispuestos a firmar certificados de defunción a cambio de sobornos. Por eso, el miedo de algunos clientes es que Cotten haya engañado a las autoridades y a su propia empresa para escaparse con el dinero; por eso, muchos están pendientes de las transacciones realizadas en la cartera de la empresa.