lenovo yoga snapdragon 1

lenovo yoga snapdragon 1

Software

Portátiles Lenovo no inician después de la última actualización de Windows, qué hay que hacer

Si tu portátil Lenovo no inicia después de actualizar Windows, se trata de un bug reconocido por Microsoft. Te decimos qué debes hacer.

Noticias relacionadas

Puede que Microsoft haya tenido que explicar cómo funcionan las actualizaciones de Windows 10; pero aparentemente, eso no significa que vayan a dejar de dar problemas. Sobre todo cuando se trata de actualizaciones de emergencia, lanzadas para cubrir bugs descubiertos de manera repentina.

En este caso, el problema es muy específico, y se centra en sólo unos dispositivos: ordenadores de la marca Lenovo. Desde la última actualización, los portátiles de Lenovo no se inician cuando los encendemos; no llegan a Windows y por lo tanto no se pueden usar. Ni siquiera podemos entrar en el sistema para tomar medidas.

Todo empezó hace unos días, cuando Microsoft lanzó una nueva actualización para Windows 10 que solucionaba un bug de Internet Explorer. Aunque IE haya sido abandonado en favor de Edge, el veterano navegador aún sigue incluido por defecto con Windows 10; principalmente por motivos de compatibilidad.

Portátil Lenovo no inicia después de actualizar Windows, es un bug

Sin embargo, eso supone que, si se descubre un bug como el que Google descubrió, Microsoft se ve obligada a lanzar un parche rápido de seguridad. Fue la actualización KB4467691, que es posible que ya tengas instalada en tu ordenador; por ejemplo, si forzaste la actualización.

Para sorpresa de muchos usuarios de portátiles Lenovo, esta actualización KB4467691 provoca que el sistema no inicie. El arranque del sistema se queda trabado y no llega al escritorio. Es precisamente por eso que solucionar esto no es tan fácil como simplemente entrar en Windows y volver a una versión anterior.

actualizacion windows

actualizacion windows

Microsoft ha prometido que lanzará un “parche para el parche”; sin embargo, aún no tiene fecha de lanzamiento. Y sabiendo lo que ha ocurrido por las prisas con Internet Explorer, probablemente en Microsoft quieren asegurarse de que el nuevo parche no hace explotar nuestro ordenador.

Mientras tanto, lo recomendable es no actualizar aún. Si este bug ya te afecta, al menos hay una manera de arreglarlo temporalmente hasta que llegue la actualización. Consiste en desactivar el arranque seguro, que viene activado por defecto en los portátiles que compramos.

La opción de arranque seguro se encuentra en la UEFI (la sucesora de la BIOS tradicional). Hay muchos métodos para acceder a la UEFI, y depende del portátil. En algunos casos tenemos que presionar la tecla SUPR cuando encendemos el portátil, aunque en otras ocasiones son teclas como F12. Una vez dentro de la UEFI, tenemos que buscar la opción de arranque seguro (Secure Boot) y desactivarla. Al salir el portátil se reiniciará y debería dejarnos entrar en Windows 10.