La tecnología es una pieza fundamental para el sector de la salud, ya que contribuye a resolver problemas que surgen en el día a día, en tratamientos y a la hora de obtener información de los pacientes. En España, por ejemplo, se utilizan impresoras 3D en hospitales para cirugías más seguras. Sin embargo, el último proyecto en ver la luz es un váter inteligente capaz de analizar las heces para detectar y tratar enfermedades.

Noticias relacionadas

Varios científicos de la Universidad de Duke (Estados Unidos) han diseñado un dispositivo con inteligencia artificial, al que han denominado 'Duke Smart Toilet Lab', que se puede incorporar a un váter estándar y que ayuda a analizar las heces de las personas para detectar y tratar problemas de salud.

Los creadores de este proyecto han asegurado que el objetivo de este inodoro inteligente es brindar a los gastroenterólogos la información necesaria para ofrecer el tratamiento adecuado a los pacientes con problemas crónicos, como el síndrome del intestino irritable (SII) o la enfermedad inflamatoria intestinal (EII).

Inodoro y bidet sferrario1968 | Pixabay Omicrono

"Por lo general, los gastroenterólogos tienen que confiar en la información que reciben del paciente sobre sus heces para ayudar a determinar la causa de sus problemas de salud, que pueden ser poco confiables", ha señalado Deborah Fisher, una de las autoras principales del estudio.

Uno de los grandes problemas es que en ocasiones los pacientes no recuerdan cómo se ven sus heces o con qué frecuencia tienen una evacuación intestinal. "La tecnología del váter inteligente permitirá recopilar la información a largo plazo necesaria para realizar un diagnóstico más preciso y oportuno de los problemas gastrointestinales crónicos", ha apuntado Fisher.

Cómo funciona

Esta nueva tecnología es fácil de utilizar. Este dispositivo con inteligencia artificial de la Universidad de Duke está diseñado para instalarse en las cañerías de los inodoros existentes. De esta forma, una vez que una persona hace sus necesidades, el váter tomará una imagen de las heces a medida que se eliminan.

Los datos recogidos proporcionarán a los gastroenterólogos una mejor comprensión de la forma de las heces de un paciente, es decir, si son normales, estreñidas o sueltas; y la presencia de sangre. Dos datos que permitirán diagnosticar al paciente y brindarles el tratamiento adecuado para la afección.

Así es el ciclo del váter inteligente. Universidad de Duke Omicrono

Para desarrollar esta herramienta de análisis de imágenes con inteligencia artificial, los investigadores analizaron 3.328 imágenes de heces encontradas en Internet y proporcionadas por los propios participantes de la investigación. Unas fotografías que fueron revisadas por gastroenterólogos de acuerdo con la escala de Bristol, una herramienta clínica común para clasificar los excrementos.

Además, los investigadores también han afirmado que usando una red neuronal convolucional, un tipo de algoritmo de aprendizaje profundo que puede analizar imágenes, lograron que su dispositivo fuera capaz de clasificar con precisión la forma de las heces el 84,1% de las ocasiones. Igualmente, también detectaba la sangre bruta el 76,5 de las veces.

Un prototipo

El uso del váter inteligente ha estado rondando la cabezas de los científicos durante años con el objetivo de obtener rápidamente una imagen de los excrementos. Perfeccionar el contenido de las muestras podría suponer una mejora para la comprensión de las bacterias que viven dentro del intestino del ser humano.

Un inodoro.

"Con el váter inteligente se podría diagnosticar un brote de una enfermedad inflamatoria intestinal. Esto podría ser realmente útil para los pacientes que viven en centros de atención a largo plazo que no puede informar de sus condiciones y podría ayudar a mejorar el diagnóstico inicial de las patologías agudas", ha asegurado Sonia Grego, investigadora principal del estudio y directora/fundadora del 'Duke Smart Toilet Lab'.

A pesar de tener "una viabilidad prometedora", de momento se trata tan sólo de un prototipo. Además, los propios investigadores están desarrollando características adicionales de la tecnología para incluir la revisión de muestras de heces para el análisis de marcadores bioquímicos que proporcionen datos de enfermedades muy específicas para satisfacer las necesidades de pacientes y gastroenterólogos.

Te puede interesar...