Es muy común que si queremos un monitor externo, tengamos que atarnos a dispositivos portátiles que se venden en España y que no traen ninguna ventaja adicional. Pero ¿y si pudieras tener lo mejor de una tablet y lo mejor de un monitor para, por ejemplo, jugar a la Nintendo Switch en cualquier lugar?

Noticias relacionadas

Es lo que propone Lenovo con su nueva Yoga Pad Pro. Este nuevo dispositivo podría pasar sin más como una tablet Android de 13 pulgadas, como tantas hay en el mercado ya. Por otra parte, esta tiene la capacidad de funcionar como un monitor externo que te podrás llevar a donde quieras.

Y sí, es posible conseguir que muchas tablets del mercado se conviertan en monitores externos, aunque con limitaciones en cuanto a conectividad o a dispositivos. Pero la gracia de la Yoga Pad es que puedes conectar prácticamente lo que quieras, incluso una Nintendo Switch.

Una tablet monitor

Yoga Pad Pro. Lenovo Omicrono

Y es que por ejemplo el iPad puede convertirse en un monitor externo para Mac, pero con bastantes limitaciones sobre modelos y sistemas operativos. Además, solo permite reproducir contenido de pantalla de los Mac. La Yoga Pad Pro tiene un puerto Micro HDMI al que le podremos conectar prácticamente cualquier periférico con el mismo estándar HDMI.

Y no le falta potencia a la Yoga Pad Pro. Monta un procesador Qualcomm Snapdragon 870, 8 GB de memoria RAM y 128 GB de almacenamiento interno. La batería es de 10.200 mAh, lo que nos permitirá exprimirla si tan solo la usamos como monitor externo. Tiene 4 altavoces compatibles con Dolby Atmos y la pantalla es una LCD 2K en 16:10 de 13 pulgadas.

Incluso incluye una pequeña pata para que podamos apoyarla en una estancia o colgarlo en una pared, por ejemplo, la de la cocina. Las imágenes promocionales de la Yoga Pad, además, muestran una Nintendo Switch. Por ende, podremos conectar desde otros teléfonos hasta otras consolas, como una PlayStation o una Xbox (siempre y cuando se tenga una toma de corriente).

Precio y disponibilidad

Podremos colgarla de la pared. Lenovo Omicrono

La YogaPad Pro tiene, por otro lado, dos problemas que no se pueden dejar pasar. El primero es que es una tablet vendida por ahora solo en China, y no se sabe si Lenovo se decidirá a traerla a Europa. Además, la funcionalidad de monitor externo repercute negativamente en su precio, llegando a costar más de 500 euros al cambio. Y sí, es muy probable que en caso de que llegue a Occidente, la tablet aumente de precio, lo que la limitaría todavía más.

También te puede interesar...