Amazon ha sido portada en no pocas ocasiones por las supuestas condiciones a las que están sometidos algunos de sus trabajadores, tanto en España como en el resto del mundo. Los empleados han hablado sobre sus largas jornadas de trabajo y, en algunos casos, sobre iniciativas cuestionables como la vigilancia a los repartidores mediante cámaras.

Noticias relacionadas

Y Amazon ha dispuesto una 'solución' para ellos. Tal y como adelanta Vice, Amazon está introduciendo las llamadas cabinas "ZenBooth" Mindful Practice Room. Estas son unas cabinas que conforman una pequeña estancia, situadas en los almacenes de Amazon y sirven para que los empleados puedan descansar de sus jornadas laborales y puedan realizar procesos de meditación en ellas.

Estas cabinas forman parte de la iniciativa de Amazon WorkingWell que, como su nombre indica, busca mejorar el bienestar de los trabajadores mediante "actividades físicas y mentales, ejercicios de bienestar y apoyo a la alimentación saludable", para que estos puedan "recargarse y revitalizarse".

Cabinas para trabajadores

Estas cabinas no están pensadas como espacios de esparcimiento o de ocio. De hecho, su principal función es la de permitir al trabajador meditar mediante ejercicios. En el interior de estas cabinas Amazon instala un ordenador en el que hay preinstalados ejercicios de meditación, o "prácticas de salud mental y atención plena".

Cabinas de Amazon "Zenbooths" Amazon Omicrono

La estancia como tal es muy sencilla. De hecho, tiene el tamaño de una cabina de teléfonos; tiene un par de plantas, un estante, un ventilador y un pequeño tragaluz. Leila Brown, inventora de la iniciativa de estas cabinas, quería crear "un espacio que fuera silencioso, que la gente pudiera ir a él y concentrarse en su bienestar emocional y mental".

Brown califica estas cabinas como pequeños espacios interactivos donde los trabajadores podrán "navegar a través de una biblioteca de prácticas de salud mental y atención plena para recargar la batería interna". Unas palabras llamativas, ya que engloban a los trabajadores en la calificación de meros empleados, o más cuestionable aún, de "robots".

Cabina de Amazon. Amazon Omicrono

Y es que esta iniciativa tiene bastantes fallos. El primero es el más obvio; plantar un pequeño quiosco en un almacén en el que el trabajador tiene que seguir, valga la redundancia, trabajando. En vez de habilitar un pequeño espacio de ocio y descanso para los empleados, se instala una cabina en el lugar de trabajo y una en la que lo único que puede hacer es hacer ejercicios de meditación... para luego volver a trabajar.

Además, no se saben algunos detalles sobre estas cabinas. Una de las críticas más recurrentes contra Amazon es la imposición a algunos trabajadores de realizar sus tareas durante largas jornadas sin descanso. Por lo tanto, queda en duda no sólo cuándo podrán los trabajadores hacer uso de estas cabinas, sino cuánto tiempo.

Tal y como recoge EngadgetAmazon ha sido demandada por sus trabajadores por no programar descansos de 30 minutos que estipula la ley estadounidense para posteriormente obligar a sus empleados a estar pendientes de sus walkie-talkies por si surgía un imprevisto. Además, también se ha denunciado una falta de personal que ha obligado a los trabajadores a prescindir de descansos para comer de 10 minutos.

También te puede interesar...