Hace pocos meses, vimos en acción una nueva tecnología de Amazon conocida como Amazon One que permitía a los clientes usar la palma de sus manos como tarjeta de crédito. Un sistema biométrico que reconoce la superficie de la palma de nuestra mano para que el cliente pueda pagar por ciertos productos. Algo que aún no hemos visto en España.

Noticias relacionadas

Hasta la fecha, ha sido más un proyecto que una idea que haya visto la luz como tal. Pero parece que por fin Amazon está expandiendo su uso en algunas zonas de Estados Unidos, tal y como recoge The Verge. En este caso en las tiendas Whole Foods de Seattle. Lugar en la que se encontraba la antigua sede central de la compañía.

Si bien es cierto que se estaba usando en algunas tiendas físicas del área de Seattle en Estados Unidos, esta es la primera vez que vemos esta tecnología avanzar fuera de las oficinas de Amazon, aunque por ahora se probará en una única tienda para ver cómo funciona.

Pagar con tu mano

Amazon One. Amazon Omicrono

El dispositivo en cuestión reconoce nuestra palma, usando una combinación de sensores para detectar todas las líneas y aristas de la misma y los patrones de nuestras venas. Así, crea una 'firma' única, como una huella dactilar. Es algo similar a lo que vimos en algunos teléfonos móviles de LG o en cierta manera con Project Soli de Google.

El vicepresidente de negocio minorista de Amazon ya explicó que algunas de las ventajas de este sistema frente a las huellas dactilares o al reconocimiento facial son su privacidad o la facilidad de uso. El sistema requiere que se realice un gesto intencional que es el de colocar la palma de la mano en el aparato, y la palma de una mano es más difícil de identificar y rastrear que una huella o una cara.

Los clientes de Whole Foods podrán asociar una tarjeta de crédito física al escaneo de palma y los usuarios de Amazon One podrán vincular sus cuentas Prime al sistema para obtener ventajas y descuentos a la hora de comprar. Posteriormente, se expandirá el sistema a otras 7 tiendas Whole Foods de Seattle en los próximos meses.

Únicamente hay dos problemas relacionados con este sistema. El primero, es que Amazon no ha revelado detalle alguno sobre planes de llevarlo fuera de Seattle, lo que podría implicar que de no funcionar el pago con palma de mano desaparezca en un futuro.

Además, usando este sistema se establece que el cliente está de acuerdo con que se cree una base de datos con esta información biométrica y dado los problemas de ciberseguridad que se están sucediendo en los últimos días, esto podría generar más de una preocupación (justificada, por otra parte). 

En contrapartida, Amazon asegura que su dispositivo cuenta con algoritmos patentados de reconocimiento computacional para capturar y cifrar la imagen de una palma de la mano. No se necesitará siquiera una cuenta de Amazon para usar el servicio, simplemente un número de teléfono y una tarjeta de crédito. Los usuarios del servicio, además, podrán eliminar sus datos biométricos en cualquier momento si así lo requieren.

También te puede interesar...