Hardware

El USB-C será mucho más potente para ser todavía más útil

El USB-C consigue una nueva mejora. El nuevo estándar EPR para USB-C 2.1 permitirá cargas de hasta 240W, una mejora de 140W respecto a la generación pasada.

26 mayo, 2021 11:13

Noticias relacionadas

El USB-C se ha convertido poco a poco en el estándar a usar en la industria tecnológica en España. De hecho, en el caso de los MacBook u otros ordenadores Windows, este conector ya se usa para cargar portátiles. Su nuevo estándar acaba de otorgarle todavía más capacidades, duplicando su potencia.

El USB-IF, la asociación encargada de desarrollar y aplicar los nuevos estándares de la conectividad USB, ha anunciado una revisión para el estándar del USB-C. Concretamente, ha anunciado el estándar EPR, por sus siglas en inglés, rango de potencia extendido aplicado al USB-C 2.1.

Con esta mejora, la potencia de carga capaz de soportar el USB-C con este nuevo estándar pasa de ser de 100W a 240W. Es más del doble de capacidad, lo que permitiría cargar un ordenador portátil completo sin necesidad de adaptadores dedicados.

Más del doble de potencia

USB-C

USB-C

Puede que esto para muchos no signifique mucho, ya que a efectos prácticos ya se cargan portátiles con USB-C, de nuevo, como ocurre en los MacBook. El problema está en que para cargar ordenadores de amplio tamaño que superen las 14 pulgadas, los fabricantes se ven obligados a incluir un adaptador para suplir esa energía extra.

Y es que eso no es lo más cómodo del mundo. El nuevo estándar abre la puerta a que podamos cargar nuestro portátil con un simple cable USB-C, sin necesidad de adaptadores. Cualquier portátil además, compatible con el estándar, ya sea de gran formato o de medio.

USB-C.

USB-C.

Sin embargo, no es tan simple como aplicar el estándar y ya está. Se necesitará de un nuevo cargador que soporte esta potencia y que los dispositivos tengan compatibilidad con USB-C 2.1 EPR. Se requerirá a los fabricantes que dichos dispositivos soporten hasta 50V y 5A. Y sí, se aplicará una señalización al cable USB-C con las siglas EPR para poder distinguirlo de otros cables USB-C.

Porque el único problema que tiene esta actualización es en sí la forma en la que se configura la nomenclatura USB. Los estándares son muy similares en nombre pero hay increíbles cambios de uno a otro, sin por ello cambiar el conector principal. Con el conector reversible del USB-C abriéndose paso cada vez más y más, es lógico que cualquier usuario pueda confundirse de cable, especialmente si usa uno para varios dispositivos a la vez.

USB-C.

USB-C.

Desgraciadamente, este estándar no significa automáticamente que los próximos aparatos sean compatibles con USB-C EPR. Tendremos que esperar a que los fabricantes lo vayan implementando poco a poco y que se vayan estandarizando los cargadores y cables compatibles para aprovecharlo al máximo.

También te puede interesar...