Cuando se nos rompe un producto, preferiblemente escogemos que este se repare con piezas oficiales del fabricante. Pero poniendo el ejemplo de Apple sobre la mesa, no siempre hay una Apple Store o un Apple Reseller a nuestra disposición para llevar a reparar nuestro iPhone o iPad roto. Esto tendrá una solución gracias al Independent Repair Provider.

Noticias relacionadas

Este program es, en esencia, un programa que permitirá a proveedores más pequeños que sean aprobados por la compañía de Cupertino para así hacerse con una variedad algo limitada de materiales de reparación, como herramientas de diagnóstico, pantallas o baterías. Aunque no es la primera vez que Apple amplía estos servicios.

Gracias a lo cual si queremos reparar nuestro dispositivo de Apple en una de estas tiendas y queremos usar piezas de primer nivel, en ese caso podremos hacerlo. Aunque de nuevo, con limitaciones, ya que si necesitamos realizar una reparación más profunda o complicada, tendremos que pasar o por Apple o por proveedores de reparaciones no oficiales, con su consecuente riesgo.

Más tiendas con piezas oficiales

Apple ha decidido tomar la iniciativa y expandir este programa de forma exponencial. Tanto es así, que Apple asegura en su página web que este programa llegará "a casi todos los países donde se venden productos de Apple". Es decir, de forma global.

Pero ¿qué ocurre si el proveedor es aprobado? Este programa viene con un contrato que le da a Apple, por ejemplo, el derecho a inspeccionar los talleres de reparación en las que usan las piezas adquiridas a la compañía. Si descubre que las cosas no funcionan como deben, pueden multar a la tienda.

Adicionalmente, este contrato estipula que Apple puede cobrar hasta 1.000 dólares por transacción por cualquier tienda que descubra usando piezas no oficiales de imitación en más del 2% de las reparaciones que este realice, según adelanta MotherboardEs decir, el proveedor que se ate a este programa tendrá que cumplir ciertos requisitos para evitar estos problemas.

Con este programa, tiendas y servicios de terceros pueden reparar dispositivos de Apple con piezas oficiales y de forma certificada. De hecho, es necesario que dicha empresa cuente con un técnico oficializado por Apple, que sepa manejar las piezas y herramientas que suelen usar las tiendas oficiales de la compañía.

Por supuesto, esto no es obligatorio. El usuario puede llevar su dispositivo a tiendas de reparación de terceros que no estén adscritas a este programa y usar piezas más baratas en vez de las oficiales de Apple, aunque corremos el riesgo de anular garantías o quedarnos sin soporte. Recordemos que por ejemplo los iPhone reconocen baterías no autorizadas de terceros y el sistema las puede rechazar.

En esta web podremos consultar la lista completa de países a los que llegará este programa, que son unos cuantos. Ya que en su día las tiendas no oficiales de nuestro país pudieron acceder a este programa. No podemos olvidar las polémicas relacionadas con la postura de Apple respecto al derecho a reparar, que han traído cola al fabricante estadounidense.

También te puede interesar...