Un software "durmiente" presente en los nuevos iPhone se encarga de comprobar que sólo usemos baterías oficiales de Apple, según ha revelado la famosa página dedicada a reparaciones, iFixit.

Noticias relacionadas

La nueva medida, implementada en los últimos iPhone lanzados, evitaría el uso de baterías no oficiales mostrando continuamente un mensaje de aviso. El iPhone indicaría que tenemos que contactar con el servicio técnico de Apple porque la batería se está degradando y tiene que ser reemplazada, incluso aunque la batería sea nueva.

Según iFixit, esto no es un bug. El objetivo sería, o bien molestar tanto al usuario que no tenga más remedio que dejar de usar la batería no oficial, o bien preocuparle, haciéndole creer que la nueva batería es defectuosa y que debería cambiarla por una oficial.

Los cambios de baterías del iPhone están siendo bloqueados

Esta funcionalidad oculta supone que las únicas baterías que funcionan sin problemas en el iPhone son las que han sido instaladas por un técnico oficial de Apple, pese a que no haya tantas diferencias en la batería en sí. De alguna manera, el software es capaz de detectar que la batería no es oficial, y muestra el mensaje.

El mensaje no es la única diferencia. Las funciones de salud de la batería tampoco pueden ser usadas si el iPhone detecta que la batería no es oficial.

Cambio de batería del iPhone iFixit

Llama la atención que esto ocurre incluso si la batería es genuina de Apple; por ejemplo, si le quitamos la batería a un iPhone y se la ponemos a otro, tampoco será detectada como "genuina" y nos mostrará el mensaje. Por lo tanto, eso indica que las baterías están asociadas con cada iPhone concreto, posiblemente con un identificador que el software es capaz de leer para comprobar que sea la correcta.

Apple es bien conocida por el control extremo que ejerce sobre su plataforma; en la App Store sólo pueden aparecer las apps que la compañía aprueba manualmente, por ejemplo. Pero ese control también se extiende al hardware y a los dispositivos que compramos.

Apple, en contra del derecho a reparar

En concreto, Apple lleva ya años luchando contra las tiendas no oficiales que ofrecen reparaciones de iPhone, implementando medidas cada vez más extremas. Es bien sabido, por ejemplo, que el botón "Home" de los iPhone antes del X cuenta con medidas de seguridad que detectan si hemos cambiado algún componente, como la pantalla.

Estas prácticas van en contra del derecho a reparar, que está ganando tracción en los últimos años. En Europa y EEUU se están dando los primeros pasos para garantizar que los usuarios puedan reparar sus dispositivos si lo prefieren; Apple ha presionado a los políticos para retrasar o eliminar esas leyes, y su postura oficial es que los usuarios pueden "hacerse daño".

Sin embargo, estas leyes no están tan pensadas para que los propios usuarios reparen sus dispositivos, sino para que puedan ir a cualquier centro de reparación sin estar atados al oficial del fabricante, evitando monopolios.