La vuelta de la marca MagSafe a España, con el lanzamiento de la gama iPhone 12, ha despertado emociones enfrentadas. Por una parte, Apple por fin se ha metido de lleno en la carga inalámbrica, el futuro de los smartphones; pero por otra, su implementación tiene algunos problemas, evidentes en dispositivos como el MagSafe Duo, que no puede cargar a la máxima velocidad del estándar.

Noticias relacionadas

Pero especialmente, el nuevo MagSafe fue una relativa decepción porque no se parecía en nada a los productos originales que llevaban esa marca. Inicialmente, MagSafe nació como un puerto de carga para los MacBooks, que usaba conectores magnéticos para asegurar la conexión.

La gran ventaja de MagSafe era que podíamos tirar del cable y desconectarlo, sin provocar daños en el portátil; para cualquiera que ha roto una pantalla por tropezarse en el cable, es toda una salvación.

El MagSafe clásico vuelve

 Parecía que Apple había dejado atrás ese concepto, apostando completamente por la carga inalámbrica; al fin y al cabo, está desarrollando un iPhone sin puertos, que se recargará sólo con MagSafe.

Sin embargo, ahora Patently Apple ha descubierto una nueva patente otorgada a Apple, que revela que la compañía está trabajando en un nuevo conector MagSafe más parecido al original. 

Sorprendentemente, Apple aún no quiere decir adiós a los cables, optando por un nuevo conector magnético para transferir energía y datos a un dispositivos. De hecho, la clave de este desarrollo no está tanto en crear un nuevo tipo de carga, sino en una nueva conexión inteligente.

El nuevo MagSafe puede ser muy parecido al Smart Connector Apple | USPTO Omicrono

El nuevo MagSafe sería más parecido al Smart Connector, usado en algunos modelos de iPad para unir un teclado a la tablet y usarla como un ordenador portátil. La patente detalla que el nuevo conector sería capaz de transferir datos y energía con otros dispositivos electrónicos.

Los contactos del nuevo MagSafe se moverían magnéticamente Apple | USPTO Omicrono

Normalmente, los contactos de este nuevo conector estarían inaccesibles, y serían activados de manera magnética por los imanes integrados en el cable u otro dispositivo. De esta manera, el agua y el polvo no serían capaces de dañar los contactos, y el iPhone quedaría hermético y continuaría siendo resistente al agua.

¿Adiós a Lightning?

Apple ha diseñado varias versiones de este conector, algunas muy parecidas al Smart Connector, y otras al MagSafe clásico; tanto el receptor como el cable pueden contar con imanes para garantizar una conexión robusta, pero que podemos quitar fácilmente con tirar del cable.

El nuevo conector MagSafe diseñado por Apple Apple | USPTO Omicrono

Será interesante ver si finalmente Apple decide implementar este conector en los futuros iPhone. Aunque la idea de un iPhone sin puertos tiene sus ventajas, no convencerá a muchos usuarios; este conector puede ofrecer una alternativa más tradicional para cargar y transferir datos a nuestros dispositivos. También está por ver cómo encaja esto con las futuras reglas en la Unión Europea, que obligarán a los fabricantes a usar sólo un tipo de conector, presumiblemente USB-C. 

Hasta ahora, Apple se ha negado a abandonar su conector Lightning, y MagSafe parecía ser el plan para evitar el uso de USB-C con la excusa de dar el salto completo a la carga inalámbrica. Como con todas las patentes, esta puede no quedarse en más que unos esquemas; como mínimo, nos dice que Apple está considerando todas las opciones.

Te puede interesar...