Cuando la nueva gama iPhone 12 llegó a España, vino con una 'nueva' carga inalámbrica bajo el brazo. El retorno de MagSafe ha dado mucho que hablar, tanto por su sistema de imanes integrados como los muchos problemas que ha dado inicialmente. Por no decir nada de la decisión de no incluir un adaptador de corriente.

Noticias relacionadas

Pero, la verdad es que no estamos limitados a MagSafe, ni mucho menos. El mercado de la carga inalámbrica ha mejorado mucho en los últimos años, gracias a la popularización de Qi como el estándar de carga en la mayoría de smartphones y wearables.

Los dos productos de la gama iXpand que hemos podido probar de Sandisk demuestran que no todos los cargadores inalámbricos son iguales, pero ¿están a la altura de lo que deberíamos exigir de uno?

Así es el Sandisk iXpand Sync

Nombre

Sandisk iXpand Wireless Charger Sync

Tipo

Cargador Qi de 10 W

Compatibilidad Cualquier móvil compatible con Qi, iPhone 8/8 Plus y posteriores, Samsung Galaxy S6 y posteriores, Google Pixel 3
Capacidad 128 GB y 256 GB
Adaptador de corriente Incluido, con cable de 1,8 metros
Conexiones Adaptador AC y micro-USB
Dimensiones 201,39 mm x 19,51 mm x 100,25 mm

El Sandisk iXpand Wireless Charger Sync, con un precio de partida de 100,99 euros, es la estrella de la gama de Sandisk, porque junta la carga inalámbrica con la otra tecnología que nos viene a la mente cuando pensamos en esa marca: el almacenamiento.

Cuando hablamos de Sandisk, hablamos de unidades SSD de gran capacidad y velocidad, o de tarjetas microSD para nuestra cámara de fotos o consola portátil. Así que tiene todo el sentido del mundo que, cuando se meten en los cargadores inalámbricos, también ofrezcan almacenamiento.

El Sandisk iXpand Wireless Charger Sync Adrián Raya Omicrono

En efecto, este cargador inalámbrico cuenta con hasta 256 GB de capacidad interna para almacenar los archivos de nuestro móvil; en concreto, puede guardar nuestras fotos y nuestros contactos. Es un concepto muy interesante, porque permite hacer dos cosas al mismo tiempo: recargar el móvil y salvar sus datos.

Así se explica que sea un cargador más grande de lo que estamos acostumbrados. La idea es que todo el móvil descanse sobre su superficie, y en nuestras pruebas parece echo a medida de un iPhone 11 o un modelo de tamaño similar.

Tus fotos a salvo

Usar el iXpand Sync es como hacer una parada en boxes, como hacer el mantenimiento a nuestro móvil. Gracias a la app oficial, sólo con poner el móvil en el cargador, automáticamente dará inicio la carga y la transferencia de archivos.

La configuración es sencilla. Para empezar, debemos instalar la app 'iXpand Charger' en nuestro móvil; la parte trasera del cargador tiene un código QR que nos llevará a la tienda de apps de nuestro móvil para descargarla. Al iniciar la app, tenemos la opción de permitir el análisis de uso, lo que incluye el tamaño y el tipo de los archivos que salvamos, aunque es algo opcional.

La configuración del Sandisk iXpand Sync se realiza con la app oficial Adrián Raya Omicrono

A partir de ahí, es sólo una cuestión de enchufar el cargador incluido, que lamentablemente no se conecta por USB. Al menos el cable de 1,8 metros debería ser suficiente para conectarlo en un enchufe cercano. Aunque el cargador tiene conexión USB, no es para carga sino para una función adicional.

Una vez iniciada la app y enchufado el cargador, debemos poner el móvil encima. Se realizan dos tipos de conexiones, una Bluetooth y otra a continuación por la red local; los archivos se transfieren por la red inalámbrica de casa para una mayor velocidad.

El proceso de configuración no es complicado; el único impedimento que hemos tenido es que el cargador sólo acepta redes inalámbricas de 2,4 GHz, así que el móvil también debe usar la misma red. Una vez que terminamos, la app nos sugerirá activar la copia de seguridad automática.

Una función muy interesante es el "acceso privado", especialmente si el cargador será usado por todos los miembros de la casa; nos permite proteger el contenido con una contraseña, aunque eso suponga que la transferencia tardará más.

Sencillo y rápido

A partir de ahí, usar el iXpand Sync es tan fácil como poner el móvil en el cargador. Una vez que hemos terminado la configuración, no es necesario tener la app de iXpand Charger abierta, sólo poner el móvil.

Algo a tener en cuenta de este cargador es que es algo más lento que otras alternativas, incluso que las de la propia Sandisk. Eso es porque la carga y la transferencia de archivos no se realizan al mismo tiempo, sino que se alternan automáticamente.

La app de Sandisk automáticamente hace copias de seguridad de las fotos Adrián Raya Omicrono

Es algo que hemos notado más en la primera carga, ya que tenía que hacer una copia de seguridad de todas las fotos que teníamos almacenadas en el móvil. Pero en sucesivas cargas, ha ido mucho más rápido. Es por eso por lo que Sandisk recomienda usar este cargador de noche, para dejar el móvil encima y despertarnos con la batería recargada y los archivos guardados.

Para acceder a los archivos guardados tenemos dos opciones. Podemos pasarlos de nuevo al móvil, o bien conectar el cargador a un ordenador por la conexión USB; se detectará como un SSD externo cualquiera y podremos acceder a nuestras fotos.

Usar este cargador ha sido una buena experiencia. Nada es más fácil que llegar a casa por la noche, dejar el móvil en el cargador, y dormir con la seguridad de que las fotos que hemos hecho a lo largo del día están seguras.

Este cargador inalámbrico de Sandisk también es un SSD que guarda las fotos Adrián Raya Omicrono

Por contra, si salvar tus fotos no está muy alto en tu lista de prioridades, este cargador no es muy recomendable. No sólo es más lento, sino que es más caro, con muchas alternativas a mitad de precio; aunque ninguna tiene almacenamiento interno, claro. En ese sentido, el iXpand Wireless Charger Sync es único y bien puede valer la inversión, especialmente si algún día le pasa algo a tu teléfono y pierdes las fotos.

Aunque el precio de partida de este cargador es de 100 euros, en Amazon podemos encontrarlo a partir de 83 euros.

El cargador rápido y pequeño

Nombre Sandisk iXpand Wireless Charger
Tipo Cargador Qi de 15 W
Compatibilidad Cualquier móvil compatible con Qi, iPhone 8/8 Plus y posteriores, Samsung Galaxy S7 y posteriores, AirPods Pro
Adaptador de corriente Incluido, de 1,5 metros.
Conexiones USB-C
Dimensiones 100 mm x 13,50 mm x 100 mm

La propia Sandisk ofrece una alternativa más barata si no quieres la función de copia de seguridad. El Sandisk iXpand Wireless Charger, por 51,99 euros es un cargador inalámbrico más convencional, pero no por ello es menos interesante.

Con una potencia de 15 W, este cargador ha sido capaz de rellenar la batería de nuestros móviles rápidamente y sin problemas. Y lo mejor, es que lo ha conseguido sin calentar excesivamente el dispositivo.

El cargador inalámbrico de Sandisk es pequeño pero potente Adrián Raya Omicrono

Uno de los problemas de la carga inalámbrica es el calor generado en la transferencia de energía, pero personalmente no lo he notado tanto; es cierto que el móvil estaba algo más tibio al cogerlo directamente después de la carga, pero no ha sido nada grave. Este cargador también se ha comportado bien incluso usando fundas, algo que también podemos decir de su 'hermano mayor', el Sync.

Con un diseño redondo y mucho más pequeño, usar este cargador no es tan intuitivo; realmente tienes que asegurarte de que dejas el móvil en el centro, y una luz integrada indicará si la carga se ha iniciado.

El cargador inalámbrico de Sandisk aceptó bien todos nuestros móviles Adrián Raya Omicrono

Apple podría decir que ese es el motivo por el que presentó MagSafe, pero la verdad es que, una vez que te acostumbras, puedes usar este cargador diariamente sin pensarlo mucho. Además, este cargador es compatible con otros productos de Apple como los AirPods Pro.

Los dos modelos de cargadores de Sandisk Adrián Raya Omicrono

Este modelo de Sandisk ya es mejor que el cargador MagSafe oficial en un aspecto: incluye un adaptador de corriente, que se conecta por USB-C a la base de carga y que, por lo tanto, también sirve para móviles que no tengan carga inalámbrica. Eso ya lo hace una opción a tener en cuenta, especialmente si tenemos un presupuesto algo más ajustado.

También te puede interesar...