La pandemia por el coronavirus ha afectado a todos los sectores, y en el mundo del deporte ha impedido que los aficionados puedan acudir a los estadios. LaLiga, como responsable de la competición de fútbol en España, lleva un tiempo empleando tecnología, como realidad aumentada y los drones, para lograr que las retransmisiones ofrezcan una sensación más inmersiva y realista; algo que consiguen con su nueva cámara de cine.

Noticias relacionadas

Más allá de incorporar a youtubers como Ibai Llanos a las retransmisiones, en el apartado técnico LaLiga y Mediapro han hecho un nuevo fichaje: la Sony A7S III. Esta cámara de última generación, presentada hace sólo unos meses, es perfecta para el aire de cercanía y cinéfilo a la vez que buscan para la mejor liga del mundo. 

Esta cámara es única. Se trata de un dispositivo que incluye un sensor de 35 milímetros y que proporciona a los espectadores una calidad de imagen similar a la de una película; además de dar una sensación realista, como si se estuviera en las gradas del estadio o a pocos metros de los jugadores.

"Se trata de una cámara de sensor grande que hasta ahora se utilizaba para el contenido adicional, como la salida de los jugadores al campo o las celebraciones de los goles. Lo que hemos hecho ha sido integrarla en la retransmisión en directo con un enlace inalámbrico para lograr un efecto cinematográfico y dar una imagen revolucionaria a este tipo de planos", explica Óscar Lago, responsable de realización de LaLiga en Mediapro, a OMICRONO.

Efecto desenfoque

La Sony A7S III es una cámara que captura una imagen con muy baja profundidad de campo gracias a su sensor de 35 mm, y con ello se obtiene un resultado diferente al del resto de cámaras de la retransmisión de un partido. Se produce en video un efecto de desenfoque del fondo similar a las fotografías tipo retrato que hacen algunos móviles.

Un operador con la nueva cámara de cine de LaLiga. LaLiga Omicrono

"La Sony A7S III es una cámara profesional pequeñita, con un coste muy bajo (4.200 euros), que no se calienta en exceso y con un manejo muy sencillo. Al montar un sensor de 35 mm, ofrece un aspecto cinematográfico, que es lo que impresiona: con unos desenfoques de fondo y el sujeto enfocado. Es decir, se le da importancia a los detalles, a una parte del plano", comenta Javier Garcés, responsable de la línea de fotografía profesional de Sony, a OMICRONO.

"Una de sus virtudes es que la imagen en un segundo plano está desenfocada, por ese motivo se utiliza para ciertas situaciones, como una celebración, y no para el propio juego", señala Óscar Lago. Otra de las claves de esta cámara es que ofrece una buena calidad de imagen en situaciones de poca luz. En este deporte, la gran mayoría de partidos se juegan de noche y se depende de la iluminación del estadio.

"Esta cámara tiene una resolución contenida y necesaria para hacer video, por lo que no necesita más megapíxeles y ofrece una mejor respuesta a sensibilidades altas. No hay ruido, por lo que se pueden grabar planos con poca luz, pero con resultados de mucha calidad y como si fuera de día", explica Garcés. Otro avance que monta la Sony A7S III es que utiliza la inteligencia artificial, siendo capaz de enfocar al rostro y al ojo de un sujeto. De esa forma, el videografo solo tiene que encuadrar, ya que la cámara se encarga del resto. 

La cámara de Sony en el césped de Mestalla. LaLiga Omicrono

La Sony A7S III se emplea con un enlace inalámbrico y la cámara está conectada a la mochila que porta el operador, que es la que se utiliza para realizar el streaming. Con ella se manda la señal a un receptor y en realización pinchan el plano. En concreto, este modelo "es una de las cámaras de Sony con mejor conectividad, ya que ofrece varias combinaciones para conectarse a la nube o a la red", señala Javier Garcés. 

Además, incorpora un soporte estabilizador similar al de la steady-cam, lo que en conjunto proporciona una sensación visual muy cinematográfica, comparable también con la imagen de un videojuego. 

"Estamos trabajando en el soporte definitivo que utilizaremos. Pensamos que debe ser más estable, que permita al operador dar tomas con más estabilidad. También debemos conseguir que esta cámara cumpla con todos los estándares, como el HDR o la gama de color, tanto en las retransmisiones en 4K como las HD", apunta Óscar Lago.

Experiencia inmersiva

Esta cámara debutó en el partido entre el Valencia y Osasuna celebrado en el estadio de Mestalla de la jornada 19 de liga; y posteriormente se utilizó durante el encuentro entre el Barcelona y el Athletic de la jornada 21 disputado en el Camp Nou. El objetivo de LaLiga es que los espectadores puedan disfrutar de esta calidad de imagen tan realista en los mejores partidos de cada jornada y se sientan como a pie de campo.

"Esta cámara puede aportar cercanía al espectador, lograr que se sienta más integrado en el terreno de juego. Además, aporta una calidad cinematográfica con imágenes más realistas. La idea es que se convierta en una segunda fan cam pero más cercana, y uno de los objetivos es conseguir que los jugadores la busquen y celebren los goles donde está situada -como se aprecia en el video-, ya que es una manera de celebrar con los aficionados que están en casa", informa Lago.

De esta forma, LaLiga continua demostrando su apuesta por la innovación y la tecnología audiovisual, convirtiéndose en la primera gran liga de este deporte en integrar una cámara de estas características a su retransmisión en directo con un enlace inalámbrico. Incluso ya hay varias competiciones internacionales que se han interesado en su funcionamiento para poder implementarla.

"La tecnología es realmente importante para realizar una buena retransmisión, además de la calidad del equipo humano. Siempre estamos abiertos a explorar y probar cualquier tipo de avance tecnológico", concluye Óscar Lago. Una cámara que a partir de ahora pasará a formar parte de las retransmisiones oficiales de los partidos de fútbol de LaLiga ofreciendo planos con una calidad de imagen superior y una sensación más inmersiva.

Te puede interesar...