El frío ha llegado a España. Lo hará para quedarse pues este temporal histórico cubrirá de nieve buena parte de la península. Serán muchos los españoles que se quedarán en casa y sacarán todo el partido posible a su calefacción. Eso sí, los dueños de los termostatos inteligentes lo harán a otro nivel.

Noticias relacionadas

Este tipo de dispositivos permiten desde controlar la calefacción a distancia o la temperatura del hogar, y ahorrar así algo de dinero con la energía que consumen. En OMICRONO hemos probado el Tado V3+ (159 euros), uno de los últimos que ha llegado al mercado.

Al igual que otros, el Tado V3+ se conecta a internet y hace de puente entre la caldera. Así el usuario puede manejar la temperatura de la casa desde el teléfono móvil o, simplemente, usando la voz. Un gadget que también ofrece la posibilidad de encender la calefacción antes de llegar a casa y apagarlo cuando se sale de ella.

El Tado V3+ funciona con las plataformas domóticas más comunes, como Google Home, Alexa y HomeKit de Apple, siendo éste último el que hemos utilizado para el análisis. Para vincularlo basta con acudir a la app 'Casa' del iPhone y seguir unos pequeños pasos. Una vez hecho, se pueden realizar peticiones al termostato, como por ejemplo: "Oye Siri, cambia la temperatura del salón a 25ºC". Una característica que funciona realmente bien y que permite no tener que coger el móvil ni tocar el termostato.

Ahorrar energía

El termostato inteligente Tado V3+ está pensado para instalarlo, configurarlo y que el usuario se 'olvide' de que lo tiene. El ecosistema de la compañía gira en torno a su aplicación para dispositivos móviles Android e iOS. En primer lugar, es necesario crear una cuenta en la que se detalla la dirección de casa, que ayuda a la app a tener en cuenta si el día es soleado para adaptarse y ahorrar energía.

Con la aplicación para móviles se puede controlar el termostato y ver informes. Nacho Castañón Omicrono

La aplicación permite desde manejar el clima de casa, hasta controlar las habitaciones de manera independiente si se tiene más de un termostato. De esta manera, es posible definir una programación para la calefacción o climatización, y ajustar la temperatura de cada habitación según lo que se necesite. Igualmente, se puede acceder de forma rápida a toda la información sobre la calidad del aire dentro y fuera de casa, así como al ahorro energético que se realiza.

En ese sentido, la pantalla principal de la app da acceso a un informe de ahorro de energía que facilita un desglose de las maneras en las que el termostato ha ayudado a ahorrar en el último mes. Una cifra que se compara con lo que hubiera supuesto tener un termostato tradicional y que se calcula de diferentes formas.

El termostato Tado V3+ y su pantalla. Nacho Castañón Omicrono

Con la 'Geolocalización' se obtiene el número de horas en que al menos una de las habitaciones ha estado en 'modo Ausente', con el que se apaga automáticamente la calefacción para ahorrar energía cuando no hay nadie en casa. También se tiene en cuenta la adaptación meteorológica, es decir, el número de horas de luz solar que el termostato ha tenido en cuenta para ayudar a reducir la calefacción innecesaria.

Incluso se incluye el número de veces que el Tado V3+ apagó la calefacción al detectar una ventana abierta. Para obtener la cifra de ahorro energético también se calcula el número de horas en el día en que la 'Programación Inteligente' se ha ajustado a una temperatura que economizase la energía. Por último, el 'Control Manual', es decir, el porcentaje total de las veces que el termostato se ha ajustado manualmente a una temperatura de ahorro de energía.

Control total

Con la aplicación también se puede consultar gráficas de humedad, contactar con un instalador, solicitar un presupuesto de reparación, detectar problemas en el sistema de calefacción y ajustar una programación individual, es decir, planificar las temperaturas deseadas durante todo el día en bloques de tiempo personalizados según las rutinas de cada uno. Por ejemplo, se puede seleccionar que la temperatura comience a subir un rato antes de despertarse y así no encontrar la casa fría.

La aplicación envía notificaciones si detectan ventanas abiertas. Nacho Castañón Omicrono

Incluso la aplicación ofrece informes detallados sobre cómo mantener un ambiente saludable, sobre la evolución del clima, la energía ahorrada y la previsión de polen en la zona. Por otro lado, la 'Geolocalización' recuerda bajar la calefacción cuando la última persona sale de casa y el termostato es capaz de encontrar ventanas abiertas para avisar al usuario con el objetivo de ahorrar más energía. 

A través de notificaciones la aplicación avisa tanto si se detecta una ventana abierta como si no hay nadie en casa y se desea cambiar al 'modo 'Ausente'. Incluso también notifica si se encuentran comportamientos inusuales en la caldera o si hay algún tipo de problema, guiando al usuario hasta la solución final.

Diseño minimalista

El Tado V3+ es un termostato con un diseño minimalista que funciona con tres pilas AAA. Está fabricado en plástico de color blanco y tiene los bordes redondeados. Un dispositivo que se puede colocar fácilmente en cualquier parte, ya sea mediante tornillos o con una cinta adhesiva de doble cara con la que evitar tener que hacer agujeros. Además, dispone de un botón grande en la esquina inferior derecha y un sistema de pantalla LED que brilla por debajo de la cubierta de plástico.

El termostato Tado V3+ tiene un diseño minimalista. Nacho Castañón Omicrono

Al tocar el botón, dicha pantalla muestra la información, como los grados que hacen en la habitación y permite subir o bajar la temperatura con unos botones táctiles. Un diseño que casa bien en cualquier pared y que hace que este termostatito inteligente pase totalmente desapercibido.

Este termostato se instala fácilmente, y ofrece instrucciones tanto para profesionales como para el propio usuario, ya que da unas guías que se pueden consultar en su página web y que detallan todos los pasos a seguir. Dependiendo de dónde esté la caldera y qué tan lejos esté la habitación que se desea monitorear, se puede instalar el termostato de dos maneras.

La primera de ellas es conectándolo a los cables que conectan a la caldera con un termostato tradicional existente; mientras que la otra opción es instalar el kit de extensión, que reemplaza un receptor de termostato inalámbrico que ya existe y que permite que Tado se comunique con la caldera. Además, el dispositivo se comunica a internet a través de un pequeño dispositivo que hay que conectar al router

¿Me lo compro?

El termostato Tado V3+ (159 euros) es un sistema de calefacción inteligente fácil de administrar y de instalar. Además, gracias a su diseño minimalista encaja a la perfección en cualquier pared de la casa. Sin embargo, su punto fuerte reside en su compatibilidad con los diferentes asistentes virtuales, pudiendo controlar la calefacción usando la voz.

El termostato Tado V3+ tiene un tamaño reducido y pasa desapercibido. Nacho Castañón Omicrono

En general, el termostato inteligente funciona realmente bien y es una buena opción para instalar en casa. Su aplicación para móviles es bastante completa y permite controlar la calefacción desde el teléfono y desde cualquier parte. Además de la programación inteligente y el control de la temperatura, Tado también informa de la calidad del aire o si las habitaciones están un poco húmedas o secas, una información que es de gran utilidad. 

Una vez instalado, el sistema de Tado hace bien su trabajo, manteniendo la casa a una temperatura agradable. Además, con el paso del tiempo es fácil olvidarse de que se tiene, ya que todo el ecosistema de la compañía gira en torno a su app. Si se busca un termostato fácil de instalar y que cumpla con su cometido, el Tado V3+ es una de las mejores opciones.

También te puede interesar...