El pistoletazo de salida fue el Mobile World Congress de Barcelona de 2019. Samsung y Huawei mostraron al mundo los primeros teléfonos plegables pensados para un uso comercial masivo: el Galaxy Fold y el Mate Xs. Samsung ha sido la que más fuerte ha apostado por este formato dándole continuidad con la llegada de los Galaxy Z Flip y el Galaxy Z Fold 2. Pero el 2021 irá a más. 

Noticias relacionadas

A este particular tête à tête hay que sumar a Lenovo. La compañía primero se aventuró con un smartphone plegable, el Razr, para ir después un paso más allá con el portátil Thinkpad X1 Fold. Sin embargo, durante el 2021 la particular carrera de los plegables irá un paso más allá. Y es que no sólo tendremos una mayor variedad de dispositivos de este tipo, sino que veremos una nueva variante: el de los enrollables.

El 2021 que comienza se antoja como el año de la reivindicación de las pantallas flexibles. Oppo ya ha dado a conocer su teléfono enrollable para el año que viene, pero no será la única. La guerra de las pulgadas ha variado y será cada vez más normal ver como la gran mayoría de marcas apuesten por pantallas flexibles en diferentes formatos.

Grande y pequeño a la vez

Las pantallas grandes se han impuesto en el mercado. Durante el 2020 se han lanzado el iPhone 12 Pro Max, el OnePlus 8 Pro o el Galaxy Note 20 Ultra, teléfonos con grandes pantallas de 6,7; 6,8 y 6,9 pulgadas que no entran en todos los bolsillos. 

Samsung Galaxy Z Flip Izan González Omicrono

El principal punto de los dispositivos plegables y enrollables es solucionar ese problema. Tener una pantalla de grandes dimensiones con la que poder interactuar o ver contenido con mayor comodidad sin el problema de dónde guardarlo cuando no se está utilizando. 

"Los smartphones plegables atacan una necesidad fundamental: poder disfrutar de pantallas más grandes, sin estar limitados por el formato tradicional. Hemos estado durante varios años investigando cuál era la mejor manera de llevarlo a cabo, y hoy por fin, es una realidad", explica Santiago Izquierdo, head of technology & platforms en Samsung Electronics Iberia a OMICRONO.

Sin embargo, Izquierdo apunta que tan importante es que sea útil abierto como cerrado. Que no se elimine por completo la experiencia de usar un teléfono compacto para cuando lo que se quiere es resolver una tarea de forma rápida. 

"Hay que tener en cuenta dos pantallas: la frontal cuando está cerrado y la principal una vez que está abierto. La primera debe permitir consultar el correo electrónico, buscar direcciones o incluso ver un vídeo sin necesidad de abrir el dispositivo. Cuando se abre, sí se debe ofrecer una experiencia inmersiva", detalla el directivo de Samsung. 

Un dispositivo, más usos

La posibilidad de tener dos tamaños en uno dispara la versatilidad y la productividad de los usuarios en cuanto se acostumbran a este nuevo formato. Se pueden gestionar varias aplicaciones a la vez con comodidad, lo que permite que el teletrabajo pueda hacerse -de verdad- en cualquier lugar. 

"Muchísima gente empieza a necesitar cambiar el tipo de producto que está utilizando. Antes se trabajaba solo con el ordenador, se llamaba con el móvil, se jugaba con la tablet y se veían las series en la televisión. Ahora todo se está mezclando. Depende de cómo quieras usar cada dispositivo puedes hacerlo en todo en el mismo", comenta Fabio Capocchi, director de producto de Lenovo, a OMICRONO.

En el mismo sentido Jesús Domingues, technical product manager de Huawei CBG España, explica a OMICRONO que "una de las ventajas principales para los usuarios son su versatilidad, la posibilidad de tener una tablet y un smartphone en un único dispositivo: el entretenimiento será mucho más experiencial y el trabajo mucho más cómodo. Las posibilidades que ofrece un terminal plegable son muy potentes en este sentido".

Lo cierto es que este tipo de dispositivos pueden generar un rechazo en un primer momento por parte de los consumidores. Es distinto a lo que están habituados a usar desde hace años. Sin embargo, en el momento en el que se supera la curva de aprendizaje es cada vez más cómodo usarlos en el día a día. 

"Los usuarios ya están preparados para esta tecnología. La capacidad de adaptación es realmente sorprendente. No cabe duda de que las posibilidades que ofrecen los dispositivos plegables serán bien acogidas por los usuarios que entiendan y necesiten su funcionalidad", puntualiza Domingues de Huawei.

Huawei Mate XS. Izan Gonzalez

Izquierdo, de Samsung, apunta además que "la realidad es que las primeras unidades de nuestros teléfonos plegables siempre se agotan en España, y siempre tenemos en cuenta sus opiniones en el uso de los plegables para continuar mejorando los siguientes. En Estados Unidos y Corea realizamos un estudio entre usuarios a los que le interesaban los plegables, y el 79% de los encuestados comentó que le gustaría realizar múltiples actividades de forma más efectiva".

Ante este interés por los nuevos formatos, Oppo será un nuevo competidor este año. Lo hará eso sí con un smartphone enrollable, el Oppo X 2021. "Antes de comercializar cualquier dispositivo, hacemos un fuerte análisis para saber si la tecnología que empleamos ofrece un verdadero valor para los usuarios. Llevábamos tiempo desarrollando patentes y ha sido ahora, con una mayor madurez, cuando las necesidades de los consumidores y la posibilidad de implantación de esta tecnología han sido favorables", explica Álvaro Galán, jefe de producto de Oppo España, a OMICRONO.

Resistencia, clave

Otro de los factores fundamentales en los dispositivos de electrónica de consumo es la resistencia. No vale con que un teléfono o un portátil sean útiles y potentes, también tienen que aguantar el día a día sin que el usuario se preocupe demasiado. 

Esto supone un verdadero quebradero de cabeza en este tipo de diseños innovadores que cuentan con mecanismos más frágiles a lo que el mercado suele estar acostumbrado. Un reto de ingeniería que hace que las horas de desarrollo en los departamentos de I+D sean incontables.

"A la hora de diseñar un dispositivo plegable el reto más grande es doble: no se debe romper y no se debe notar el pliegue en el centro de la pantalla. El siguiente paso es que sea potente, un producto sólido, y que la característica plegable no sacrifique el rendimiento", explica Capocchi de Lenovo.

Lenovo ThinkPad X1 Fold Chema Flores Omicrono

Por su parte el directivo de Huawei indica que no sólo han de ser resistentes y con buena calidad de pantalla, sino que el dispositivo ha de ser "cómodo a nivel ergonómico y ofrecer un buen agarre, adaptarse a los gustos y necesidades de los usuarios, tener un diseño compacto y bonito a la vez, y lo que es aún más difícil, diferenciarse de la competencia para ofrecer un plus a nuestros clientes".

La que más experiencia tiene al respecto es Samsung, que es la marca con mayor cantidad de smartphones plegables en el mercado. Santiago Izquierdo es claro al respecto de la resistencia: "Seguimos innovando y explorando las posibilidades de la categoría plegable para que siempre sea mejor. La fabricación del dispositivo ha supuesto un reto para Samsung, ya que no se había hecho nada igual hasta la fecha. Tanto el mecanismo de la bisagra, como la propia pantalla, son una auténtica obra de arte de ingeniería que mejoran la experiencia".

Alto precio

Eso sí, estas horas invertidas en los productos que vendrán a marcar el futuro de la industria móvil e informática tienen un alto precio, que hace que los dispositivos no estén pensados para un consumo masivo. Se enmarcan en la gama muy alta y a corto plazo sólo están pensados para los más entusiastas tecnológicos. 

"Por costes y economías de escala, normalmente, estas innovaciones se introducen en las gamas más altas, tiene que haber servicios y aplicaciones que saquen partido a estas mejoras de hardware y complementen la propuesta, etc", apunta Galán de Oppo.

En el mismo sentido se muestra Capocchi, quien cree que "el usuario normal de ordenador puede tener dudas para hacer del ThinkPad X1 Fold como producto diario. Pero éste es el primer producto de los muchos que van a salir. Ahora mismo la parte más interesante es que estamos hablando directamente con el usuario, quienes nos comentan su experiencia directa con el producto. El usuario está preparado para este tipo de productos porque puede tener un grandísimo nivel de input digital". 

¿Plegable o enrollable?

En cualquier caso, parece que el 2021 es el año en el que nos iremos familiarizando cada vez más con smartphones y portátiles con pantallas que cambian de forma en dos disposiciones principales: plegables y enrollables pero ¿cuál elegir?

El directivo de Lenovo cree que no será necesario elegir entre papá o mamá. "Plegable y enrollable van a ser complementarios. En este momento es más fácil crear un producto plegable que enrollable, que necesitan todavía un poco más de desarrollo".

Samsung Galaxy Z Fold 2. Chema Flores Omicrono

"Estamos en un estado más avanzado en la tecnología plegable, pero también hay otras propuestas como la tecnología enrollable. Son dos tecnologías diferentes de una misma necesidad: tener más superficie con la que interactuar. En este momento para el ordenador la tecnología plegable está más cerca del uso cotidiano. Puede llegar algún enrollable, pero en los portátiles necesita unos retos mayores. Hay que llevar la tecnología a sitios donde ahora no llegamos", apunta Capocchi.

En cualquier caso, tanto Samsung, Huawei, Oppo y Lenovo explican que la tecnología permite mejorar y explorar nuevas vías para innovar en nuevos productos con lo que "lo que está claro es que lo bueno y lo bonito que tiene la competencia, es que hace que siempre haya innovación", puntualiza Galán de Oppo. 

También le puede interesar