Cada presentación de un Pixel siempre es motivo de celebración entre los entusiastas de la tecnología; no en vano, estos smartphones de Google siempre han sido la referencia de lo que es posible con Android. No pasará lo mismo con los nuevos Nest Audio y Chromecast con mando y Google TV, que llegan a España por 99,99 y 69,99 euros, respectivamente.

Noticias relacionadas

Sin embargo, la presentación del Pixel 5 ha sido algo diferente. Ya lo sabíamos gracias a las numerosas filtraciones, pero el Pixel 5 no sigue los pasos del Pixel 4, sino los del Pixel 4a que salió en España el pasado agosto.

Por lo tanto, estamos ante una mejora de un móvil de gama media que se agradecerá, pero en ningún caso una revolución que vaya a cambiar el panorama de la gama alta como era lo habitual.

Así es el Pixel 5

No es que eso sea malo, como Google ha demostrado en la presentación de hoy. El Pixel 5 ha sido anunciado junto con el Pixel 4a 5G, y la prioridad de Google era dar el salto a 5G para conseguir velocidades de navegación muy superiores.

Por lo tanto, no podemos esperar el hardware más potente ni avanzado en estos nuevos modelos, que están claramente dirigidos a ocupar una gama media en la que cada vez es más difícil competir.

Nuevos Google Pixel 5 y Pixel 4a Google Omicrono

Tanto el Pixel 5 como el 4a 5G dan el salto al nuevo Snapdragon 765G de Qualcomm, lo que supone una mejora respecto al 4a básico pero poco más. El Pixel 5 contará con 8 GB de memoria RAM, mientras que el 4a 5G, con 6 GB.

El Google Pixel 5 gana algunas de las ventajas que ya habíamos visto en otros modelos, como la resistencia al agua y la recarga inalámbrica (que también sirve para recargar otros dispositivos con el móvil).

Curiosamente, el Pixel 5 tiene una pantalla más pequeña (6,00 pulgadas) que el Pixel 4a (6,2 pulgadas), y con la misma resolución de 2340 x 1080 píxeles; sin embargo, usa tecnología OLED y una frecuencia de refresco de 90 Hz que lo hará mucho más atractivo frente al modelo más barato.

España se queda fuera

Ambos modelos también tienen dos cámaras traseras, con una ultrawide; aunque la gran mejora llega en un nuevo modo de vídeo cinemático que nos permite mover la cámara con el mismo efecto que con el cine, el nuevo modo retrato nocturno y el nuevo editor de Google Fotos.

Que Google haya dedicado la mayor parte de la presentación a explicar novedades de Android, y no de los Pixel, dice mucho de estos dispositivos. Además, esas novedades también llegarán a los Pixel actuales como el 4a, así que no hay muchas razones para dar el salto.

Google Pixel 5 Google Omicrono

De hecho, podríamos decir que los nuevos modelos son una decepción, al no incluir ninguno de gama alta ni que cambie significativamente respecto a los actuales. Eso ayuda a aceptar el hecho de que Google ha anunciado que ni el Pixel 5 ni el Pixel 4a 5G llegarán a España.

La reducida lista de países que recibirán estos dispositivos incluye sólo ocho nombres, un lanzamiento muy limitado que resta importancia a estos modelos, que llegarán a esos mercados el 15 de octubre.