Pese a la expectación generada por la próxima generación de consolas, protagonizada principalmente por la PlayStation 5 y la Xbox Series X, hay muchos amantes de los videojuegos que miran con nostalgia hacia el pasado del sector y optan por hacerse con consolas retro.

Noticias relacionadas

Algunos fabricantes de consolas aprovechan ese nicho y lanzan consolas, como la Mega Drive Mini de Sega o la Nintendo Classic Mini. Sin embargo, de vez en cuando también aparecen por Internet consolas retro no oficiales creadas por los propios usuarios, como ésta Game Boy que hay que construir cual manitas.

En este caso, ha sido un grupo de expertos quien ha dado vida a una Game Boy, aunque ésta es radicalmente diferente a las existentes, pues funciona utilizando la energía solar y la generada por el propio usuario al tocar los botones.

Esta Game Boy funciona sin baterías

Un grupo de investigadores de la Northwestern University (Estados Unidos) ha desarrollado una Game Boy que funciona sin tener batería. "Una consola de videojuegos portátil que permite un juego indefinido podría ser la peor pesadilla para los padres".

En vez de usar baterías, que son costosas y peligrosas para el medio ambiente, el dispositivo en cuestión se nutre almacenando energía del sol y del propio usuario mientras éste juega.

Los creadores de esta Game Boy explican en un comunicado que se trata del primer dispositivo interactivo sin batería que recolecta energía a partir de las acciones del usuario. "Cuando presionas un botón, el dispositivo convierte esa energía en algo que potencia tu juego".

¿Cómo es posible?

Como se puede observar en el vídeo, el dispositivo tiene el mismo tamaño y forma de una Game Boy original. La diferencia radica en que está equipada con un conjunto de paneles solares alrededor de la pantalla. Las pulsaciones de botones por parte del usuario conforman una segunda fuente de energía. 

Game Boy de la Universidad Northwestern. Universidad Northwestern Omicrono

Sin embargo, este sistema sostenible tiene sus lagunas. Por ejemplo, en el proceso de cambiar de una fuente de energía a otra, el usuario experimentará un breve parón, que normalmente dura menos de un segundo por cada 10 segundos de juego. Los investigadores creen que no será ningún problema en videojuegos como el ajedrez, el solitario o el tetris, pero sí para los juegos de acción.

Como punto a favor, el sistema permite que ni siquiera haga falta guardar la partida mientras jugamos. De este modo, el usuario podrá continuar la partida desde el punto exacto en el que el dispositivo pierde completamente la energía.

Está previsto que los investigadores den una rueda de prensa virtual durante el próximo día 15 de septiembre para dar más información sobre el sistema. No cabe duda de que el concepto de consolas sostenibles es tremendamente interesante.