Dispositivos de domótica.

Dispositivos de domótica.

Hardware

Domótica para novatos: cómo tener una casa conectada de forma fácil

Iniciarse en la automatización de ciertas tareas del hogar no es complicado si sabes cómo: damos las claves de una manera fácil.

Noticias relacionadas

Llevamos muchos años escuchando hablar sobre la llamada domótica, esas casas conectadas en las que con solo utilizar la voz o, mediante una consola central, podremos ejecutar todo tipo de tareas relacionadas con nuestro hogar.

Por desgracia, aún queda bastante tiempo para que eso se expanda a las casas normales y corrientes de una manera masiva. Sin embargo, a día de hoy sí que es posible contar con un pequeño nivel de automatización si combinamos asistentes como Alexa o el Asistente de Google con una serie de dispositivos.

Por esa razón en este artículo venimos a ayudar a aquellos que quieran dar sus primeros pasos en la domótica y no sepan muy bien cómo hacerlo. Tener una casa conectada es más fácil de lo que crees y vamos a demostrártelo.

¿Qué asistente virtual escojo?

Antes de pasar a hablar de dispositivos, primero tendremos que escoger el asistente virtual que vamos a utilizar. Cabe recordar que los más conocidos son: Alexa, el Asistente de Google o Siri. 

A screen in a Cadillac XT6 SUV displays Alexa on the infotainment system at the Amazon booth during the 2020 CES in Las Vegas

A screen in a Cadillac XT6 SUV displays Alexa on the infotainment system at the Amazon booth during the 2020 CES in Las Vegas STEVE MARCUS Thomson Reuters

Aquellos que lo deseen pueden usar varios, pero no es nada recomendable, es mucho más eficiente que nuestro ecosistema de dispositivos funcione con el mismo asistente para evitar quebraderos de cabeza.

Siri es, quizás, el que menos aconsejamos, ya que hay menos dispositivos compatibles. En este caso, la elección más lógica estaría entre Alexa o el Asistente de Google. 

Cabe recalcar que dependerá mucho de los gustos de cada usuario, pero, tras haber probado ambos, el equipo de OMICRONO se queda con Alexa por la simple razón de que parece entendernos mejor cuando le pedimos algo. El Asistente de Google en ocasiones puede resultar frustrante, pues a veces hay que repetirle una orden repetidamente y de diferentes maneras hasta dar con la tecla.

Automatiza la iluminación y tu TV

Lo más lógico es tener un altavoz inteligente en el salón de casa, a modo de centralita de operaciones, ya que es el lugar donde generalmente solemos pasar más tiempo.

Iluminación Philips.

Iluminación Philips.

De este modo, podríamos optar por comprar el Amazon Echo o el Amazon Echo Plus. Ambos deberían bastar para el salón, aunque el segundo es más potente tanto en sonido como en micrófonos, por lo que irá mejor en espacios más grandes. Ya tenemos la consola central, ¿ahora qué más?

Las bombillas inteligentes son de las opciones más útiles, apagar o encender la luz con la voz y sin tener que moverse del sofá es el sueño de muchos. En el mercado hay muchas opciones si hablamos de bombillas inteligentes, pero las más populares son las Philips Hue o las de Xiaomi.

Fire TV Stick 4K.

Fire TV Stick 4K.

Siguiendo en el salón, otra opción interesante sería automatizar nuestro televisor. Y para hacerlo hay un dispositivo ideal: el Fire TV Stick de Amazon. Éste convertirá nuestra tele en inteligente y nos permitirá cambiar de serie, pausarla y mucho más simplemente con la voz.

Temperatura y seguridad

Sin haber realizado un gasto demasiado grande, ya hemos automatizado la iluminación y el televisor del salón. Como es lógico, podemos aplicar eso a cualquier estancia de la casa, aunque si estamos demasiado lejos del altavoz inteligente central, lo mejor será contar con altavoces adicionales. Como serían altavoces secundarios, podemos optar por modelos más económicos y de menos potencia, como el Amazon Echo Dot o incluso el Echo Flex

Termostato inteligente de Nest.

Termostato inteligente de Nest.

Otra excelente idea es poder automatizar lo relativo a la temperatura de nuestra casa mediante termostatos inteligentes. Así, podrás poner en marcha o quitar la calefacción desde el teléfono sin importar dónde estés. En el mercado hay varias alternativas, como los de Netatmo o de Nest.

Timbre Ring.

Timbre Ring.

Si le otorgas una gran relevancia a la seguridad de tu familia quizás pueda interesarte el timbre inteligente de Ring. Puedes instalarlo en tu puerta y te servirá a su vez como timbre y cámara de seguridad. Podrás ver tanto en directo como en diferido todo lo que registre la cámara directamente desde tu smartphone.

El ecosistema de Xiaomi

Si te haces con todos los dispositivos que hemos comentado podrás presumir de casa conectada, sin embargo, si queremos podemos elevar el nivel aún más. Xiaomi es una de las firmas que cuenta con un ecosistema más amplio para ello.

Como ejemplo tenemos el Mi Smart Sensor Set, un kit con sensores de puertas y ventanas de gran utilidad. Así, podríamos instalar un sensor en la puerta para que emita un sonido de ladrido de perro cuando alguien entre, mientras que podríamos usar otro sensor en la ventana del cuarto de los niños que haga un sonido de advertencia cuando ésta se abra.

Mi Smart Sensor Set.

Mi Smart Sensor Set. Xiaomi

Este pack también incluye un sensor de movimiento por infrarrojos que, por ejemplo, podríamos instalar en la entrada de casa para que nuestras bombillas inteligentes se enciendan automáticamente cuando alguien abra la puerta y entre. Todo esto podría configurarse fácilmente desde la aplicación de domótica de Xiaomi.

El ecosistema de Xiaomi es tan grande que podríamos estar hablando el día entero de su catálogo, pero dispone de productos tan interesantes para domótica como una cámara de seguridad, una báscula inteligente, un robot aspirador para automatizar la limpieza de casa e incluso un cepillo de dientes inteligente con el que aprenderemos a mejorar nuestra técnica de limpiado.

Xiaomi Mi Body Composition Scale 2.

Xiaomi Mi Body Composition Scale 2. Xiaomi

Como has podido comprobar, tener una casa conectada no es tan complicado como puede parecer en un principio, además, el coste no es demasiado elevado. Seguro que le acabas cogiendo el gustillo a hacer todo con la voz o directamente desde el teléfono.