Hardware

OLED para todos: LG reenfoca sus televisores premium a los salones más pequeños

El OLED vuelve a ser la tecnología bandera para LG y sus televisores. Esta vez apuesta por una gran variedad de formatos, esta vez pensando en salones normales.

Noticias relacionadas

Los televisores de amplio formato son un poco como esos coches increíbles que vemos por Internet. Aunque pudiéramos tener la capacidad de acceder a ellos, difícilmente los íbamos a poder usar. Porque los televisores premium, si tienen un problema, es que no caben en los salones de nosotros, los mortales. Los televisores OLED de LG para el CES vienen a cambiar esto.

LG vuelve a la carga en el CES de Las Vegas 2020 con su nueva gama de televisores OLED y NanoCell. Esta vez la gama se nutre de 14 modelos nuevos, destacando lo que muchos usuarios llevábamos demandando: variedad en los tamaños optando por algunos modelos de menor formato para esos salones ya mencionados.

La firma destaca la imclusión de un nuevo modelo de 48 pulgadas usando la tecnología OLED, algo que hasta ahora era poco común en la industria. Por supuesto LG no ha querido desaprovechar la oportunidad de lanzar toda una gama alta conformada por televisores 8K de monstruoso tamaño.

LG apuesta por televisores más comedidos sin sacrificar el OLED

Concretamente, hablamos de 14 modelos que nutren el portfolio de productos de LG en su gama de televisores. Exactamente, 3 GX Gallery 4K Ultra HD, modelos de 77 y 88 pulgadas con 8K real y tecnología NanoCell y el que más nos interesa a todos: el modelo de 48 pulgadas. Hasta ahora, para que los fabricantes pudieran incluir OLED en sus dispositivos, era casi necesario que el tamaño fuera de 55 para arriba para que les compensase.

Pero, ¿por qué? El OLED es un mineral y este trata el panel de las pantallas de forma muy distinta al LED que se lleva usando toda la vida. Su fabricación es más elaborada, desembocando en un coste mayor y por ende necesitando compensar ese coste con televisores premium de 55 pulgadas para arriba. El tamaño de 48 pulgadas responde a la necesidad de los usuarios que pueden permitirse estos televisores pero que, a su vez, tienen poco espacio para meter estos televisores.

Esto es algo que hemos comentado en Omicrono en varias ocasiones; aunque estos televisores de gran formato sean geniales para salones y grandes estancias, son "mostrencos" que no caben en todos los salones. Son un importante gasto de espacio que, en ocasiones, hay que reorganizar de tal forma que sea necesario cambiar la distribución de la estancia.

El modelo 4K UHD OLED48CX tiene como importante foco de venta la tecnología que hasta ahora estaba reservada para sus hermanos mayores. Contará con más de 8 millones de píxeles que, en palabras de LG, es comparable a un televisor 8K de 96 pulgadas.

Entre otras ventajas este televisor contará con la ya archiconocida Inteligencia Artificial de LG para realizar comandos con la voz y la compatibilidad con Nvidia G-SYNC, para evitar problemas visuales en sesiones de juegos como el tearing o elementos extraños en la pantalla. Por supuesto tampoco faltará la compatibilidad HDR, ideal para aprovecharse en esta clase de paneles OLED.

En lo que a los modelos más superiores se refiere, los que integran 8K real, estos ofrecerán 4 veces más detalle que sus hermanos 4K. El 8K será auténtico, ya que cumplirá con los parámetros establecidos por la Consumer Technology Association (CTA) para televisores Ultra HD 8K. 

Este y el resto de modelos de LG, tanto los NanoCell como los OLED se mostrarán en el CES de Las Vegas 2020 y llegarán al mercado en algún momento del 2020. Desgraciadamente, LG no ha dado aún precios ni fecha oficiales.