Hardware

Las nuevas botellas de Coca-Cola tienen pantallas OLED flexibles

Las nuevas botellas de Coca-Cola con OLED permiten mostrar gráficos e iluminación personalizada en cada unidad, un adelanto de lo que será posible.

Noticias relacionadas

Si hay dos tecnologías que van a dar mucho que hablar en el 2020, son las pantallas OLED y las pantallas flexibles. En el primer caso, se espera que las OLED se expandan a más smartphones, incluyendo la nueva gama de iPhone de Apple.

En el caso de las pantallas flexibles, después de unos primeros pasos algo difíciles, en el 2020 veremos más dispositivos que aprovechan esta tecnología para crear híbridos de smartphones, tablets e incluso ordenadores portátiles.

Curiosamente, una de las primeras ocasiones en las que vamos a ver ambas tecnologías juntas es en una botella de Coca-Cola. La marca de refrescos más famosa del mundo ha presentado su nueva campaña de marketing en Singapur, que supondrá la fabricación de miles de botellas con pantallas OLED.

Las nuevas botellas de Coca-Cola con pantalla OLED

La promoción se realiza con motivo del estreno de Star Wars: Episodio IX - El ascenso de Skywalker, y está protagonizada por Rey y Kylo Ren, cada uno enarbolando su sable láser en una imagen impresa en la etiqueta.

Lo interesante es que cada etiqueta incluye una pequeña pantalla OLED flexible; de esta manera, es posible hacer que los sables se iluminen con el color apropiado para cada personaje.

Estas pantallas OLED han sido creadas por el fabricante alemán Inuru, y aunque son muy simples, en el sentido de que sólo pueden iluminarse del color que sea, no deja de ser una demostración curiosa de esta tecnología.

Cada botella tiene energía eléctrica para encender la pantalla unas 500 veces; por lo que imaginamos que dentro de unos años conseguir una botella que se encienda será todo un logro para los coleccionistas.

Tampoco ayuda la corta tirada de estas botellas: sólo se fabricarán 8.000 unidades, todas de la versión sin azúcar. Además, sólo estarán disponibles en Singapur, pero no en las tiendas. Para obtenerlas es necesario comprar una botella normal de Coca-Cola en un establecimiento de 7-Eleven que participe en la promoción; a continuación, es necesario resolver una serie de acertijos en la página oficial introduciendo nuestros datos.

Puede que la producción de estas primeras botellas sea demasiado cara como para venderlas en las tiendas; pero son un buen adelanto de lo que está por llegar con el abaratamiento de estas tecnologías.

No nos extrañaría que, en los próximos años, los productos que compremos tengan pantallas que reproduzcan vídeos y animaciones para atraer a los consumidores. Las pantallas flexibles se podrán adaptar a cualquier forma, consiguiendo efectos muy llamativos. Y sí, seguro que hay algo relacionado con Star Wars.