Adrián Raya

Hardware

Analisis teclado Ducky One 2 Mini RGB: toda una "delicatessen"

El Ducky One 2 Mini RGB es uno de los modelos que Caseking ha traído a España, uno de los teclados mecánicos más deseados que cumple todas las expectativas.

Noticias relacionadas

Aunque la salud del mercado español no es tan preocupante como algunos podrían pensar, también es cierto que podría estar mejor; por ejemplo, aún hay marcas importantes que no tienen presencia alguna en nuestro país.

Ducky era una de esas marcas. Puede que no te suene de mucho; a menos que suelas seguir a streamers extranjeros, ya que en ese caso seguro que la has visto en más de una ocasión. No en vano estamos hablando de uno de los fabricantes de periféricos más de moda en la actualidad.

La buena noticia es que Ducky ya no es una desconocida en nuestro país, gracias a Caseking España; el distribuidor europeo anunció el pasado octubre el lanzamiento de productos de varias marcas importantes, como Noblechairs, Glorius PC Gaming Race (sí, ese es su nombre), o la que tratamos hoy, Ducky.

También es por el interés de Caseking España que hemos podido usar durante varias semanas uno de los modelos más interesantes de Ducky, el One 2 Mini RGB; un teclado mecánico tan impactante que en muy poco tiempo incluso ha cambiado la manera en la que escribo y juego.

Ducky One 2 Mini RGB, calidad concentrada

Claro, que lo primero que me llamó la atención cuando saqué el teclado de la caja no es eso, sino lo absurdamente pequeño que es. Hay que aclarar que la versión que he probado es la "Mini", y se nota; tiene un diseño diminuto comparado con la mayoría de teclados que hemos podido probar.

Pero que sea pequeño no significa que en Ducky hayan recortado en otros aspectos; porque este es uno de los teclados de mejor calidad que tenido el lujo de probar. Incluso yo diría que es el mejor, pero no adelantemos acontecimientos.

Que sea pequeño también supone que es ligero; podemos cogerlo con una mano y ponerlo donde queramos sin ninguna dificultad. Si buscas un teclado que puedas llevar en la mochila y no ocupe espacio, este debería ser un candidato; especialmente porque el cable se puede quitar fácilmente al usar una conexión USB-C.

Adrián Raya

Lo sorprendente es que, pese a esa sensación de ligereza, la calidad de fabricación es casi impoluta; he llegado a intentar doblar el teclado con fuerza, y no lo he conseguido. Los plásticos son de calidad, con diferentes texturas dependiendo de la zona. Mientras la zona negra cerca de las teclas es porosa, la inferior blanca es brillante y deslizante.

El único "pero" lo tengo en el material que recubre las propias teclas; en apenas unas semanas ya he conseguido arrancar un poco de la tecla "A". Tengo que aclarar que soy especialmente duro con los teclados, y que a todos les acaba pasando lo mismo en las mismas teclas; pero es algo decepcionante que me haya ocurrido tan pronto. Al menos es el único problema real que he tenido con el teclado.

Teclas personalizables: algo más que color

Adrián Raya

Y las teclas, oh las teclas. Tienen un tacto muy agradable, y por supuesto, son intercambiables; en la propia caja puedes encontrar teclas de diferente color, pero lo mejor es que también tienen una textura diferente, más porosa. Gracias a eso, por ejemplo, puedes cambiar las teclas WASD por teclas de dirección, y saber cuáles son sólo con tocarlas.

Con esta configuración, es mas fácil jugar o escribir rápidamente, sin bajar ni un momento la vista al teclado; es muy intuitivo, y difícil de explicar, pero baste decir que cumplen su función.

Adrián Raya

Por defecto, la tecla Intro es la única tiene esa textura, pero también puedes cambiarla por una normal. Además, puedes cambiarla por una tecla Intro más pequeña si es tu preferencia. Además de esas, también tienes una tecla Esc, una de retroceso, una barra espaciadora con decoración, y dos teclas especiales, una con caracteres chinos y otra con el símbolo de Ducky. Quitar las teclas es fácil gracias a una herramienta incluida en la caja, y ponerlas es tan fácil como apretar.

¿Faltan teclas?

En cuanto te fijas en las teclas, te das cuenta de por qué el One 2 Mini es tan pequeño: "faltan" muchas. Por ejemplo, olvídate de teclas que probablemente usarás a diario, como las de dirección, la de "Inicio" y "Fin", e incluso de la tecla Supr.

Adrián Raya

Como veremos más adelante, esto tiene sus puntos positivos y sus negativos; pero si echas en falta algunas teclas, deberías saber que Ducky ofrece más modelos. El One 2 SF tiene las teclas de dirección además de la tecla Supr independiente; mientras que el One 2 normal tiene teclado numérico y es de tamaño convencional.

Pero antes de ignorar el One 2 Mini sólo por no tener tantas teclas, me gustaría explicar cuál es el objetivo de quitarlas: conseguir un teclado que ocupe lo mínimo posible, al mismo tiempo que es completamente funcional.

Ergonomía que te cambia la vida

Hay muchas razones por las que querrías un teclado más pequeño de lo habitual. Puede simplemente que no tengas suficiente espacio en la mesa, por ejemplo; también puede ser por una cuestión estética o de diseño, para conseguir un espacio de trabajo más abierto y simple.

Pero personalmente, el principal motivo por el que este teclado me viene mejor es la ergonomía. Al ser más pequeño, absolutamente todas las teclas están a mi alcance cuando pongo los brazos y las manos en una posición natural; no tengo que separarlas más de lo normal, y especialmente la cantidad de movimientos se reduce.

Tampoco tengo que mover tanto la mano para ponerla encima del ratón, y la postura de usar el teclado y el ratón al mismo tiempo es más natural. Es de esas cosas que no te das cuenta de que lo necesitabas hasta que lo pruebas durante un tiempo; empiezas a notar que desaparecen dolores y que tu postura no está tan forzada.

Adrián Raya

En ese sentido, un teclado como el Ducky One 2 Mini puede ser tu salvación; y el "sacrificio" de las teclas bien puede merecer la pena. Además, podemos poner el teclado no en dos, sino en tres niveles diferentes de altura, para encontrar el ángulo perfecto para nuestras muñecas; sin embargo, en la caja no se incluye ningún tipo de reposamuñecas.

Cambiará cómo usas el teclado

Un "sacrificio" que duele menos cuando te das cuenta de la gran cantidad de posibilidades que te ofrece este teclado. Y es que cada tecla tiene al menos dos funciones, lo que compensa en parte que no haya teclas dedicadas para todas las funciones.

Adrián Raya

Puede que te hayas fijado en que todas las teclas tienen más funciones impresas en la parte frontal; se acceden manteniendo pulsada la tecla Fn, e incluyen todas las funciones habituales de un teclado, y más. La tecla Supr, por ejemplo, se usa pulsando Fn + Retroceso; y las teclas de dirección están en las teclas I, J, K y L.

Incluso tenemos acceso a funciones del ratón; las teclas de la parte izquierda del teclado nos permiten mover el cursor y la rueda, por lo que en teoría ni siquiera tenemos que levantar las manos para mover el ratón.

Hasta la propia configuración del teclado se cambia con combinaciones de teclas; podemos guardar y ejecutar macros, y cambiar entre diferentes modos de la iluminación RGB, que también podemos personalizar hasta el más mínimo detalle. Y todo eso, sin necesidad de instalar nada en nuestro ordenador, y almacenado en la propia memoria del teclado.

Adrián Raya

Ese es el verdadero potencial del Ducky One 2 Mini: que si aprendes las combinaciones, tienes todo a tu alcance. En ese sentido, es mucho más versátil que muchos teclados completos; y una vez que aprendes las combinaciones que necesitas a diario, se convierte en algo muy natural.

Sí, soy consciente de que mucha gente no se "estudiará" el manual para aprender a usar el teclado. También confieso que en muchas ocasiones he echado en falta algunas teclas, y que, personalmente, tal vez preferiría el One 2 SF con las teclas de dirección y Supr independientes. Pero también se reconocer el potencial cuando me lo ponen delante como lo ha hecho el One 2 Mini.

Una delicia, para escribir y para jugar

Un gran aliciente para seguir usando el teclado es lo increíblemente agradable que es. La unidad de prueba que Caseking nos envió usa switches Cherry MX Brown; es decir, que suben bastante más rápido de lo que bajan, dando una sensación "táctil" muy agradable a la hora de escribir.

Adrián Raya

Para mí, que escribo textos largos constantemente, los Cherry MX Brown son poco menos que ideales, y este teclado es incluso mejor por eso. Por supuesto, tenemos otras opciones con diferentes switches de otros colores, que se adaptan mejor a videojuegos; aunque en mis pruebas no he tenido ningún problema, no es menos cierto que no soy precisamente un "jugador profesional".

Pero sin importar la elección de los switches, el One 2 Mini es especialmente bueno para escribir, dada la cercanía de todas las teclas en cualquier momento. Sin embargo, a la hora de jugar puede que sí que eches de menos algunas teclas; en concreto, las teclas de función, usadas por muchos juegos, sólo son accesibles con combinación. De la misma manera, no hay teclas macro físicas, y para acceder a las que hayas configurado tienes que realizar la combinación correspondiente.

Un teclado que recompensa

No negaré que es difícil adaptarse, y que después de semanas de uso, me sigue costando dar con la tecla, literalmente hablando; pero cuando lo consigo, me siento como un "hacker", como si hubiese descubierto un secreto que me ayudará en los próximos años.

Adrián Raya

El Ducky One 2 Mini puede que no sea un teclado para todo el mundo; pero quienes se atrevan a probarlo, verán recompensada su valentía.

El Ducky One 2 Mini ya está disponible en tiendas; podemos encontrarlo en Amazon a través de este enlace.