Hardware

El director de John Wick ha usado un móvil para su nuevo corto, pero nunca lo sabrías

David Leitch, director de John Wick ha creado un corto sólo con la cámara de un móvil, el iPhone 11 Pro, demostrando el nivel que han alcanzado sus cámaras.

Noticias relacionadas

Cualquier smartphone moderno que se precie tiene una buena cámara; en muchos casos, más de una. La competencia es muy dura, y eso ha obligado a los fabricantes a centrarse en un elemento que, en los inicios, era poco más que un añadido curioso.

Sólo hay que comparar los smartphones lanzados hace apenas dos años, con los de los últimos meses, para darse cuenta del salto que ha dado el mercado. Hemos pasado de cámaras de apenas unos megapíxeles a complejas cámaras de varias lentes con diferentes cometidos.

Y no es sólo la gama alta la que ha dado este paso; incluso móviles de gama media, con un coste muy inferior, ya ofrecen dos o incluso tres lentes en la parte trasera, normalmente incluyendo un gran angular y un telefoto.

El director de John Wick usa el móvil para su nuevo corto

La tecnología ha avanzado tanto en este sentido, que ya no es nada raro ver a cineastas, tanto amateurs como profesionales, usando teléfonos móviles en algunas tomas.

Algunos incluso se han atrevido con películas completas, como Claude Lelouch, que presentó en el Festival de Cannes Les Plus Belles Années d'une Vie, una cinta completamente grabada con un iPhone. El objetivo era facilitar los primeros planos, para que los actores pudiesen dar rienda suelta a su talento.

Pero no solo las películas "tranquilas" pueden beneficiarse de esta tecnología, como ha demostrado ahora David Leitch; más famoso por haber dirigido la saga de John Wick y Deadpool 2, era evidente que su trabajo no iba a ser tan personal como el de Claude Lelouch.

El corto, titulado Snowbrawl, trata de justo eso, una pelea de bolas de nieve; pero no una cualquiera, por supuesto. Con la visión de un director de Hollywood, hasta algo tan común en estas fechas se ve de manera diferente.

Lo interesante de este corto es que ha sido grabado con el iPhone 11 Pro, y de hecho, forma parte de la campaña de marketing de Apple para estas fiestas. El vídeo hace uso de las funcionalidades integradas en el iPhone, como las diferentes lentes o el modo de cámara lenta.

Por qué es tan importante

Gracias al "como se hizo", que también se ha publicado, podemos ver con más detalle cómo se consiguió una producción semejante con un móvil. Es cierto que se usan estabilizadores en muchas tomas (aunque el iPhone tiene su propia función), pero también hay muchas escenas que aparentemente fueron grabadas con el iPhone en la mano.

Puede que este vídeo forme parte de una campaña publicitaria, pero en perspectiva, sigue siendo muy interesante. Hay que tener en cuenta que, normalmente, para grabar una escena de acción en una producción cualquiera, es necesaria una gran inversión para conseguir cámaras, estabilizadores, raíles y todo tipo de accesorios.

Si es posible sustituir todo eso con un móvil y un estabilizador de mano, muchos más cineastas podrían hacer realidad su visión con un presupuesto muy inferior.