Hardware

Probamos el robot aspirador Roomba i7+: no volveré a tocar una escoba nunca

Os contamos cómo ha sido nuestra experiencia con el robot aspirador Roomba i7+. Las escobas van a coger mucho polvo mientras tengamos un robot como este...

Noticias relacionadas

Los robots aspiradores han alcanzado una gran fama durante los últimos años. Sí, no lo niegues, seguro que has escuchado en más de una ocasión lo de "Roomba", ese peculiar nombre que muchos utilizan (erróneamente) para designar cualquier robot aspirador, aunque éste no sea de iRobot.

A mí me pasaba algo parecido. Sí que sabía cómo funcionaban los dispositivos de este tipo, pero nunca había podido probar uno personalmente, cosa que acaba de cambiar, pues llevo un par de semanas con el robot aspirador Roomba i7+ en mi casa.

Como soy un usuario primerizo en lo que a robots aspiradores se refiere, os comentaré los aspectos que más me han llamado la atención y responderé algunas de las dudas más frecuentes, dudas que yo mismo tenía hasta hace poco. ¡A continuación los detalles!

Un robot que desprende elegancia

El robot aspirador cuenta con un acabado elegante y minimalista en el que el color negro es el protagonista. Lo mismo ocurre con su estación de vaciado, que va a juego con Roomba i7+.

El aspecto en un dispositivo así es más importante de lo que puede parecer en un principio, pues pasará a formar parte de la imagen de nuestro hogar. Lo bueno es que ni la estación de carga ni el robot aspirador son demasiado llamativos, por lo que no deberían desentonar en tu casa.

Lo que sí es muy relevante es el lugar donde instalemos ambos. Desde iRobot recomiendan que estén a una distancia de al menos un metro de escaleras (en caso de tenerlas) y con un espacio libre de 45 centímetros a cada lado de la estación de carga.

He de admitir que no he seguido las recomendaciones de la marca, ya que mi casa es pequeña y no tengo espacios tan amplios. Pese a ello, el robot aspirador ha funcionado a la perfección, lograba llegar perfectamente a la estación de carga pese a tenerla en un lugar bastante estrecho.

Cómo ponerlo en marcha

"¿Cómo hago que funcione esto?". Eso es exactamente lo que pensé cuando abrí la caja y vi el robot, la estación de vaciado y los recambios que vienen con el kit. Siendo sincero, pensé que tardaría un rato en ponerlo en marcha, pero nada más lejos de la realidad.

No hay que tener ningún conocimiento especial, es tan sencillo como enchufar la estación de vaciado a la corriente, colocar el robot aspirador encima de su plataforma y descargarse la app de iRobot. Desde la app se nos guiará para configurar el robot aspirador y en apenas unos minutos habrás terminado.

Una vez configurado, el sistema es muy simple. En la app tendremos un botón gigante en el que pone "Clean" y que tendremos que pulsar cada vez que queramos limpiar, después tendremos que elegir entre limpiar toda la casa o determinadas estancias en concreto. También podemos poner en marcha el robot pulsando los botones que hay sobre su superficie, aunque es menos cómodo.

¿Qué tal limpia?

Los primeros días con Roomba i7+ son prácticamente de reconocimiento, ya que necesita entre 2 y 5 ciclos de limpieza para crear un mapa inteligente de nuestro hogar. 

Dicho mapa podremos verlo desde la app y editarlo a nuestro gusto poniendo nombres a cada parte de la casa y haciendo las separaciones entre habitaciones que creamos convenientes. Esto nos servirá después si queremos ordenar la limpieza de un espacio determinado y no de toda la casa.

Una vez activemos la limpieza, el robot aspirador saldrá de su escondrijo dispuesto a limpiar nuestro hogar. Durante el tiempo que lo he probado me ha parecido que el robot limpiaba todo a la perfección, hasta el punto que no he vuelto a tocar una escoba o un aspirador todavía.

Lo que no me ha gustado tanto es el ruido que hace, resulta bastante molesto. Si alguna vez te han despertado tus padres usando el aspirador durante el fin de semana, no te preocupes, el robot aspirador también hará lo mismo sin que ellos tengan la necesidad de mover un dedo. 

Aspectos a mejorar

Sí, os aseguro que Roomba i7+ dejará vuestra casa como una patena, sin embargo, mientras hace la limpieza hay que tener cuidado con varios aspectos. Como ya recomiendan desde iRobot, no debemos tener cosas tiradas por el suelo, como calcetines o cables. En caso contrario seguro que escuchamos cómo el robot hace un ruido raro, tras lo que tendremos que ir a quitar lo que hayamos dejado en medio.

Roomba i7+

Roomba i7+

El otro problema que veo son los golpes. Durante mis pruebas Joao, así es como lo he llamado, no paraba de chocarse con cosas de la casa. Aunque también es lógico en mi caso, puesto que vivo en un piso de algo más de 70 metros cuadrados, supongo que en una vivienda más espaciosa el robot se chocará menos.

ACTUALIZACIÓN: desde iRobot han querido darnos su postura oficial sobre el tema de los choques. Nos explican que Roomba usa su tecnología de parachoques de tacto suave para identificar paredes y otros obstáculos, lo que le permite desacelerar y tocar suavemente el obstáculo con su parachoques antes de cambiar de dirección.

Precisamente, esos "toquecitos" son los que permiten el correcto funcionamiento del dispositivo. Desde iRobot aseguran que sin ellos Roomba esquivaría muchas zonas y no sería capaz de realizar una limpieza tan a fondo.

Comodidad absoluta

Pasar de tener que aspirar manualmente a que un robot lo haga por ti es una verdadera delicia. La comodidad y efectividad son las principales bazas de este robot aspirador.

Lo mejor es que ni siquiera es necesario estar en casa, puedes activarlo en cualquier momento estés donde estés o directamente programarlo para que limpie a una determinada hora.

Este elevado nivel de comodidad también tiene mucho que ver con la estación de vaciado. Como indica su nombre, el robot se desplaza hasta la estación una vez ha terminado de limpiar y vacía su depósito automáticamente, librando al usuario de tener que hacerlo él mismo. 

La bolsa que incorpora la estación tiene una capacidad para hasta 30 depósitos del robot llenos de suciedad y polvo, por lo que es posible que pasen un par de meses hasta que tengas que cambiarla. En mi caso llevo un mes utilizándolo y no he tenido que cambiar la bolsa aún.

Conclusiones

En términos generales Roomba i7+ me ha parecido un dispositivo muy cómodo para limpiar la casa, tarea que realiza de manera sobresaliente. Pese a ello creo que no es un robot creado para cualquier tipo de vivienda.

Al menos esa es la sensación que me ha transmitido. En mi caso, el robot se chocaba bastante a menudo, pero estoy prácticamente seguro de que en una casa de mayores dimensiones funcionaría aún mejor.

Al margen de esos detalles he de admitir que el dispositivo me ha sorprendido gratamente y pienso que el futuro de la limpieza en los hogares pasa por este tipo de tecnologías. Eso sí, aún quedan aspectos que pulir para que estos robots desempeñen su tarea a la perfección sin importar las características de cada vivienda en concreto.

También creo que los precios tendrán que bajar para que los robots aspiradores comiencen a estar en más casas. Roomba i7+ cuesta 1.199 € y está claro que no es una cantidad ni mucho menos asequible.

Compra aquí el robot aspirador Roomba i7+