Hardware

Prueba y entrevista Samsung QLED 8K: cualquier vídeo, a calidad 8K usando IA

La gama de televisores de Samsung QLED 8K ofrece una gran calidad de imagen, pero ¿qué pasa cuando el contenido no está en resolución 8K real?

Noticias relacionadas

Parece que fuera ayer que los televisores 4K se popularizaron y empezaron a conquistar espacio en las tiendas, pero ya están obsoletos. La resolución 8K está aquí para quedarse, y fabricantes como Samsung ya ofrecen modelos de alta calidad muy recomendables.

Sólo hay un "pequeño" problema: no hay contenido en 8K. Este es uno de esos casos en los que la tecnología ha avanzado más rápido que los creadores de contenido; como resultado, ya hay mucha gente que tiene un televisor 8K en su casa, pero sigue viendo películas, series y televisión en 4K, y eso con suerte.

El miedo a gastarse semejante cantidad de dinero en algo para no aprovecharlo es real; y sin duda, es el mayor obstáculo al que se enfrentan los fabricantes para convencernos de que el salto merece la pena.

Samsung QLED 8K, ¿merece la pena el salto?

Porque sí, lo merece. Esa es tal vez la mayor tragedia de todo esto, que las 8K suponen un salto cuantitativo en la calidad de imagen; pero nadie se da cuenta porque no nadie emite en 8K y nadie vende películas en esa resolución.

Es algo que pudimos comprobar personalmente con la Samsung QLED 8K de 65 pulgadas, que pudimos probar gracias a Samsung. Se trata de un modelo que evoluciona respecto a los anteriores en muchos pequeños aspectos; pero la verdadera diferencia está, por supuesto, en la resolución nativa 8K.

Hablamos de 33 millones de píxeles, que dependiendo del espacio, tal vez incluso sean demasiados; es en este caso que los modelos de 75 y 85 pulgadas tienen mucho sentido. Pero incluso en el modelo de 65 pulgadas, las diferencias son apreciables en la calidad de imagen.

Y no solo por las 8K. Este es un modelo certificado HDR 5000, por lo que el contenido en HDR realmente aprovecha los puntos fuertes de este panel: los negros y el contraste. Por una parte, la tecnología QLED de punto cuántico permite conseguir negros puros; esto en conjunción con el gran contraste, permite mostrar escenas impresionantes.

Por sí solo, el Samsung QLED 8K sigue siendo uno de los mejores televisores del mercado, y sólo por eso ya debería ser tenido en cuenta; pero nos queda la parte más importante del nombre del televisor: "8K".

La propia Samsung, y otros fabricantes, se han dado cuenta de que prácticamente no hay contenido 8K, y sí mucho en 4K. La solución que ha encontrado es ampliar este contenido a la calidad 8K, partiendo de una resolución inferior.

La clave está en lo que Samsung llama Quantum Processor; el televisor tiene un procesador que no solo se encarga de las funciones básicas y del tratamiento de imagen, sino también de ampliar los frames en tiempo real.

Para ello, los algoritmos de Samsung están basados en aprendizaje automático e Inteligencia Artificial. Evidentemente, nunca será lo mismo que el contenido a resolución nativa; pero sí que es lo suficientemente bueno para la mayoría de las situaciones.

De esta manera, podemos disfrutar de nuestras películas 4K, y de algunas emisiones que ya se hacen a esa resolución, pero con un aumento en la calidad de imagen. Es una apuesta interesante; tanto, que hemos aprovechado para hablar con Nacho Monge, TV & AV Marketing Manager de Samsung España, para que nos explicase mejor las ventajas de esta decisión.

Entrevista con Samsung: el mayor reto del 8K

¿Cuál es la principal novedad de los televisores QLED 8K de Samsung?

Los televisores QLED 8K de Samsung marcan un nuevo hito en cuanto a la máxima resolución en el sector audiovisual. Nuestra gama de televisores QLED 8K de 2019 han mejorado su sistema de escalado ‘8K AI Upscaling’, que gracias a su Procesador 8K y a tecnología impulsada por Inteligencia Artificial, nos permite escalar cualquier contenido independientemente de su resolución, a una calidad 8K real.

Esta tecnología permite un mejor visionado incluso en condiciones de mucha luz, ya que permiten reproducir hasta 5000 nits en el formato de 98 pulgadas, mientras que otras tecnologías no llegan a los 1000.

¿Qué aporta el 8K sobre el 4K?

Tener un televisor con resolución 8K nos permite disponer de hasta 33 millones de pixeles en nuestro panel, aportando un mayor nivel de nitidez a la escena; el panel contiene 4 veces más información que el formato 4K y hasta 16 veces más que el formato Full HD, actualmente el estándar del mercado.

Este nivel de calidad, combinado con la tecnología Quantum LED, nos permite crear unas texturas mucho más reales, que generan una sensación de inmersión en laescena como si fuese la vida real.

Otro apartado fundamental es que traen la posibilidad de ampliar el tamaño de televisión estándar del mercado, con el formato Full HD, el tamaño más habitual oscilaba entre las 32 pulgadas. El tamaño más pequeño de nuestros televisores Samsung QLED 8K es de 55 pulgadas sin perder un ápice de calidad.

Tecnológicamente, ¿cuál ha sido el mayor reto de crear un panel 8K comercial?

Ante la falta de contenido nativo en resolución 8K, se nos presentó este reto, por ello nos pareció crucial proporcionar una tecnología que hiciera posible reproducir cualquier contenido a calidad 8K por ello desarrollamos nuestra tecnología de escalado.

Nuestro renovado Procesador 8K, combinado con el aprendizaje automático de millones de imágenes impulsado por Inteligencia Artificial, consigue mejorar la apreciación de los detalles, reducir el ruido, y restaurar los bordes de la imagen, a la vez que reescala el contenido a resolución 8K, de forma que los usuarios podrán disfrutar de una calidad 8K casi real con contenidos en resoluciones inferiores.

¿Qué aporta principalmente Samsung en su nueva gama de TV con respecto a la competencia?

Nuestra tecnología Quantum dot reproduce el 100% del volumen de color, esta tecnología exclusiva de Samsung, nos permitirá disfrutar de hasta mil millones de colores, algo único en el mundo audiovisual.

Con este volumen de color es muy importante un óptimo control del contraste y luminosidad de cada escena, Además al contar con el nuevo estándar HDR, conocido como HDR+, se obtienen unas imágenes con unos colores mucho más vivos, brillantes y con más matices.

Todo esto combinado con nuestra tecnología Ultra Viewing Angle y Direct Full Array Elite, nos permite obtener un pureza de imágenes más real, independientemente del ángulo de visión y generar una profundidad en la escena gracias a lailuminación trasera del televisor.

Con respecto al contenido, ¿cuándo empezaremos a ver 8K?

El primer gran evento mundial que será retransmitido en 8K serán los Juegos Olímpicos de Tokyo en 2020, no obstante desde Samsung seguimos adelantándonos a los estándares del mercado, y por ello estamos impulsando la producción de contenidos en calidad 8K real.

Algunos de los ejemplos más destacados de contenidos en esta resolución han sido el debate decisivo de las anteriores elecciones del pasado abril, el último Roland Garros, o el vídeo que hemos realizado en colaboración con el equipo HRC de Honda, la primera grabación 100% nativa en 8K de un evento deportivo proporcionando al usuario un contenido con la máxima resolución conocida hasta la fecha.

Y de forma masiva, en servicios de streaming, ¿cuándo? Algunas plataformas de Streaming ya han anunciado su intención de ofrecer contenido en 8K a finales de 2019, no obstante, gracias a nuestra tecnología de escalado mediante Inteligencia Artificial, podemos seguir ofreciendo a nuestros usuarios disfrutar de su contenido favorito en 8K, independientemente de la resolución original del contenido.

¿Algún servicio tiene ya anunciada la emisión de contenidos en 8K?

Vimeo parece que ha preparado contenido 8K para este verano a través de su app. Como hemos dicho anteriormente a finales de 2019 parece que ya habrá más plataformas de contenido via streaming emitiendo en 8K real, esto irá aumentando según vaya aumentando el parque de televisores 8K en el mercado, hasta que se convierta en el estándar mundial.

¿Cuál es el mayor reto tecnológico de emitir 8K a través de servicios de streaming? ¿Qué aporta Samsung en esto?

Uno de los mayores retos es el ancho de banda, ya que el 8K requiere un gran volumen de información y necesitaremos conexiones de gran calidad para reproducir el contenido en máxima resolución y de forma fluida.

No obstante, nuestra tecnología nos permite reproducir en formato 8K, con unas líneas de 60 / 80 Mb de ancho de banda, cuando prácticamente la mayoría de hogares disponen de conexiones de 100Mb simétricas.

Desde Samsung estamos colaborando estrechamente con diversas plataformas de streaming que están integradas en Tizen, nuestro sistema operativo para Smart TV, por ejemplo, somos la única compañía que permitirá disfrutar contenidos de reproducidos directamente desde iTunes, y esto permite hacerlo con una fluidez y calidad mejor, que al utililizar otros dispositivos externos.

Los televisores Samsung QLED 8K están disponibles a partir de 2.999 € en tiendas como El Corte Inglés o Worten.