Cutecircuit

Hardware

La camisa con la que las personas sordas pueden sentir la música en la piel

Noticias relacionadas

No paramos de conocer avances tecnológicos día tras día, semana tras semana. Sin embargo, entre tanto ordenador y smartphone nos olvidamos de que hay determinados colectivos a los que la tecnología podría hacerles la vida un poco más fácil.

Personas con discapacidades visuales, físicas o sordera, ahí es donde tendríamos que redoblar esfuerzos, eso es lo que realmente importa, aunque muchos prefieran mirar hacia otro lado y llenarse los bolsillos con negocios más lucrativos.

Por suerte, sigue habiendo personas en el mundo que piensan en esos colectivos. Muestra de ello es la camisa de la que os vamos a hablar en este artículo. Ésta tiene un aspecto tremendamente futurista, no obstante, su peculiaridad reside en que permite a las personas sordas sentir la música en su propia piel. ¡Te contamos cómo funciona esa maravilla!

Así es la camisa háptica

CuteCircuit, una firma de moda de lujo, es quien está detrás de esta peculiar camisa. La han bautizado como Soundshirt y cuenta con 16 microaccionadores directamente integrados en la tela de la prenda.

CuteCirtuit

Estos sensores hápticos reciben de manera inalámbrica y en tiempo real la música y los convierten en sensaciones táctiles. En otras palabras, el que lo lleve puesto podrá sentir la música. La compañía ha compartido un vídeo en el que podemos observar las reacciones de personas sordas al utilizar la camisa. Increíble ver cómo se emocionan.

Según la firma la camisa ofrece un gran nivel de comodidad gracias a la tela elástica suave empleada, la prenda carece de cables. Como habréis visto en el vídeo, las luces de la camisa parpadean al ritmo de la música. 

Por ahora, la Soundshirt no se comercializa al público general. En su sitio web dejan claro que los productos están destinados a orquestas y a desarrolladores de música o videojuegos.

En el caso de las orquestas o los museos, el traje se vende a 1.500 libras, unos 1.700 euros al cambio. El modelo enfocado a desarrolladores de música o videojuegos cuesta 3.000 libras, casi 3500 euros al cambio. 

¿Qué os parece? Nosotros no sufrimos ninguna discapacidad auditiva, sin embargo, nos morimos de ganas por probar uno de estas camisas hápticas que parecen sacadas de una obra de ciencia ficción.