spc internet de las cosas 1

spc internet de las cosas 1

Hardware

Análisis bombilla y enchufe inteligente de SPC, ¿es posible una casa inteligente sin dejarse el sueldo?

Analizamos la plataforma de Internet de las Cosas de SPC, incluyendo su bombilla inteligente y el enchufe que podemos controlar con el móvil.

Noticias relacionadas

Cuando uno piensa en un hogar inteligente, piensa en un hogar moderno, completo, preferiblemente bien amueblado y espacioso; con los dispositivos más avanzados, la tecnología más puntera y, por decirlo de manera directa, los productos más caros.

Esa es la imagen de la casa inteligente que el marketing nos ha enseñado, pero no se ajusta a la realidad ni mucho menos. La verdadera casa inteligente es aquella que usa las nuevas tecnologías para mejorar nuestras vidas; la que nos facilita nuestro día a día de maneras que no creíamos posible. Este no puede ser un concepto exclusivo; si lo fuese, perdería todo el sentido.

En eso es en lo que pensé cuando recibimos un ofrecimiento para probar la nueva gama de productos de “Smart Home” de SPC; concretamente, una bombilla inteligente y un enchufe inteligente. Después de investigar un poco, decidí aceptar, con el propósito concreto de comprobar de primera mano si era posible disfrutar de una “casa inteligente” a los precios que SPC presumía.

Productos de Internet de las Cosas de SPC, variedad ante todo

Como vemos en la página oficial, SPC ofrece toda una variedad de productos relacionados con el hogar inteligente. Desde robots aspiradora a webcams, humificadores y mucho más. Todos estos dispositivos se controlan usando la misma app de SPC; disponible para iOS y Android, es la clave de estos productos.

Porque es con esta app que podrás controlar y sacar el máximo partido a todos estos dispositivos; y como tal, es la pieza más importante del puzzle. Es en la app donde tendremos la lista de productos de SPC que tenemos, desde donde podremos controlarlos; aunque no es el único.

spc internet de las cosas 2

spc internet de las cosas 2

Añadir nuevos dispositivos es un proceso sencillo, aunque no siempre la experiencia es impoluta. El proceso siempre es igual: enchufamos el dispositivo, la luz parpadea, y la app lo reconoce (recuerda activar Bluetooth) y podemos empezar a configurarlo. Sin embargo, en nuestras pruebas hemos tenido que realizar una búsqueda manual en alguna ocasión, seleccionando el dispositivo de una lista.

Una vez que la app ha encontrado el dispositivo, podemos introducir la contraseña de la red y a partir de entonces se conectará directamente usando Wi-Fi. Otro detalle importante es que podemos asociarlo con una habitación concreta de la casa; así, podemos gestionar dispositivos dependiendo de dónde estén.

spc internet de las cosas 3

spc internet de las cosas 3

Una vez añadido el dispositivo, aparecerá en la lista. Desde la lista tenemos acceso a algunas funciones rápidas; como encender y apagar el dispositivo, o cambiar ciertos parámetros como el color de la luz. Pero es sólo cuando pulsas en la entrada de la lista que realmente puedes explorar todas las posibilidades de cada aparato.

Un sistema inteligente, pero es fácil perderse en su configuración

Una de las mejores funciones es la “inteligencia”. Se trata de un simple sistema que realiza acciones dependiendo de eventos. Por ejemplo, podemos hacer que a cierta hora todos los días se encienda la luz; o que a una temperatura concreta se encienda el enchufe de la estufa. Incluso podemos crear “escenarios”, en los que sólo con pulsar un botón se realicen varias acciones al mismo tiempo.

Este es el gran potencial de la app y los dispositivos de SPC. Lo malo es que hay que dedicarle algo de tiempo; la interfaz podría ser más intuitiva y se echan en falta algunos eventos. Pero una vez que haces todo ese trabajo, tendrás un sistema automatizado que no tendrás que volver a tocar.

spc internet de las cosas 4

spc internet de las cosas 4

El funcionamiento de la app se puede calificar como “apto”. No es la más bonita que hemos visto, pero al menos no es fea. Tal vez la mayor crítica que le podemos hacer es que es demasiado fácil perderse en sus menús. Una acción sencilla como programar una acción supone dar varios toques; los accesos rápidos no son configurables, así que dependes de las acciones que SPC considera que son más comunes, o de crear “escenarios” propios.

SPC también presume de compatibilidad con Google Assistant y Amazon Alexa, además de otros servicios como IFTTT. Por eso, si tienes un dispositivo Google Home o con Alexa, puede que sea más recomendable usar sus apps para configurar y usar estos dispositivos.

Y la verdad es que es algo que se agradece. La compatibilidad con Alexa y Assistant no está presente en todos los productos del mercado, pero SPC apuesta claramente por ello. Es algo a tener en cuenta, sin duda.

SPC Sirius 1050, con la cantidad justa de posibilidades

Hay muchas bombillas inteligentes en el mercado, tantas que puede ser difícil elegir. La propia SPC tiene varios modelos, aunque el que hemos podido probar es el más avanzado, la Sirius 1050.

Cuando usamos una bombilla inteligente, hay varias cosas que debe tener. Ya no nos basta con poder apagar y encenderla usando el móvil, y tenemos que decir que la Sirius 1050 ofrece una cantidad decente de posibilidades. Empezando por la programación, que nos permite añadir un temporizador para que la bombilla se encienda automáticamente a la hora que queramos.

spc internet de las cosas 6

spc internet de las cosas 6

Aunque pueda parecer que faltan funciones respecto a otros productos, aquí es donde la integración con la app móvil sale a relucir. Podemos hacer que la bombilla se encienda o se apague dependiendo de diversos factores usando la función de “inteligencia” de la app. El límite en muchos de estos casos es nuestra propia imaginación. Pero de nuevo echamos en falta que la app nos ponga las cosas más fáciles; desde el control de la bombilla no podemos hacer mucho, y su verdadero potencial sólo se descubre cuando controlamos su funcionamiento creando eventos o escenarios.

spc internet de las cosas 5

spc internet de las cosas 5

Al menos donde tenemos un control total es en el color de la luz. La Sirius 1050 es una bombilla que permite iluminar en 16 millones de colores, seleccionables en una rueda de colores; además, podemos variar la temperatura y el brillo para conseguir la tonalidad justa que queremos.

Para gustos, colores

spc internet de las cosas 7

spc internet de las cosas 7

Curiosamente, el gran defecto lo encontramos si queremos una luz blanca. Lo que la app considera “blanco” tiene un tono demasiado amarillento para algunos gustos, y en este caso sólo podemos variar el brillo. Si queremos un blanco más azul, la otra alternativa es escoger el color azul en la rueda y bajar la temperatura al mínimo, pero nunca será tan brillante como una bombilla normal. La otra opción es usar una “escena” de lectura.

spc internet de las cosas 8

spc internet de las cosas 8

Las “escenas” nos permiten conseguir tonalidades o cambios de color; pueden servir si quieres una ambientación diferente en tu habitación o el salón, esta es la opción que buscas. Es aquí donde puedes conseguir los efectos más graciosos, como uno que pasa por los diferentes colores, u otro que nos da una ambientación nocturna que molesta menos a la vista.

La SPC Sirius 1050 no es la bombilla inteligente más completa, pero tiene la mayoría de funciones básicas que podemos esperar de un dispositivo semejante. Está disponible por 29,90 € en sitios como Amazon.

SPC Clever Plug, enciende y apaga cualquier aparato de la casa

La mayoría de los aparatos y electrodomésticos que tienes en tu casa no son inteligentes. Una alternativa para añadirles capacidades inteligentes es usar un enchufe inteligente; SPC ofrece el Clever Plug, además de la regleta Clever Power Strip.

spc internet de las cosas 9

spc internet de las cosas 9

Estamos ante un intermediario que se conecta a cualquier enchufe de casa, y en el que a su vez conectaremos cualquier aparato que queramos. A partir de entonces, tendremos control sobre ese dispositivo con el móvil. En este caso no tenemos tantas posibilidades, ya que estamos limitados a básicamente apagar o encender el dispositivo de manera remota.

Claro, que sólo con eso ya podemos hacer algunas cosas interesantes. Por ejemplo, podemos iniciar un temporizador, para apagar el enchufe cuando pase un tiempo. También podemos programar el encendido y el apagado del enchufe a horas concretas; aunque de manera confusa, la app también llama a esto “temporizador”, por lo que tienes dos funciones que se llaman igual pero no hacen lo mismo.

spc internet de las cosas 10

spc internet de las cosas 10

Curiosamente, para mí la función más útil ha sido la de gestión de consumo. Desde aquí podemos ver en tiempo real cuánta energía está consumiendo el aparato que hemos conectado; datos como la corriente o el voltaje cambian en tiempo real. Tenemos un historial de uso, y podemos ver qué días hemos consumido más en una gráfica, así como comparar los meses. Gracias a esto, nunca habrá un momento en el que recibamos una sorpresa en la factura de la luz.

Este enchufe es capaz de soportar 10 amperios, con una potencia máxima de 3.680W; por lo que podemos, por ejemplo, conectar el ordenador y comprobar si el cambio de las piezas ha provocado un aumento palpable en el consumo.

El SPC Clever Plug está disponible por 22,90 € en sitios como Amazon.

Una casa inteligente sin pasarse de precio, es posible

Empecé este repaso por los productos de SPC buscando una manera de conseguir funciones de casa inteligente a bajo precio. Y creo que, en su mayor parte, podemos decir que sí.

spc internet de las cosas 11

spc internet de las cosas 11

Puede que la experiencia no esté tan trabajada en estos productos, pero en cuestión de funciones no están lejos de las mejores alternativas del mercado. Tanto la bombilla como el enchufe son dos añadidos que puedes tener en tu casa para ganar al instante funciones adicionales; y sobre todo, son de esas mejoras que aprecias más conforme más tiempo pasa, y llega un punto en el que las echas de menos si las pierdes.

Es cierto que no son perfectos. No son del todo intuitivos y necesitan que les prestes algo de tiempo. Pero una vez configurados a tu gusto, notarás las mejoras que traen. La casa inteligente es para todo el mundo, y productos como estos lo demuestran.