muchos-smarphones-grabando

muchos-smarphones-grabando

Hardware

En 2020 habrá más personas con móvil que con electricidad

Los teléfonos móviles continúan la conquista del mundo, y pronto habrá más personas con móvil que personas con electricidad.

Noticias relacionadas

Los teléfonos móviles continúan la conquista del mundo, y pronto habrá más personas con móvil que personas con electricidad.

Si hay un icono transgeneracional que está marcando el carácter de la humanidad a nivel global es el smartphone. Allá a donde mires encuentras a una persona pegada a la pantalla de su propio dispositivo, ya sea wasapeando chateando, leyendo o escuchando música. Una imagen que puede antojarse típica de cualquier país occidental, pero que poco a poco comienza a tornarse cotidiana en la parte menos desarrollada del mundo, donde un teléfono móvil (que no smartphone) aún se considera un lujo.

Sin embargo, estamos ante un escenario en pleno crecimiento exponencial. Según apunta el informe anual de Cisco, hacia 2020 nada menos que 5,4 mil millones de personas tendrán un teléfono móvil personal, cifra que resulta cuanto menos sorprendente frente a la población actual del mundo, 7 mil millones de personas. En comparación, se estima que 5,3 mil millones de personas disfruten de electricidad en sus hogares y 3,5 mil millones cuenten con agua corriente en su propio domicilio. Momento en el convivirán más personas con teléfono que con electricidad.

La herramienta de acceso universal

chica-smartphone-tercer-mundo

chica-smartphone-tercer-mundo

Y como no podía ser de otra forma, estas cifras auguran un desorbitado crecimiento en conexiones a Internet, así como en tráfico. Según el mismo informe, a través de estos 5,4 mil millones de dispositivos circularán la friolera de 366,8 exabytes de información, el equivalente a… demasiados muchísimos vídeos de gatitos.

11,6 mil millones de dispositivos portátiles navegarán la red de redes allá por 2020, frente a los 7,9 mil millones que lo hicieron durante el pasado año. Cisco cree que la adopción de la tecnología wearable y nuevas conexiones como el 5G no harán sino incrementar aún más la velocidad de crecimiento del número de dispositivos portátiles conectados a Internet.

¿Qué otras implicaciones traerá consigo esta masificación de dispositivos portátiles?

Pues aquí cada cual puede montar sus propias teorías, probablemente con algunos factores en común como la obsolescencia programada, el auge del wearable o alguna epidemia de nomofobia (miedo incontrolable a salir de casa sin el teléfono móvil). En cualquier caso, y como dijimos en las primeras líneas, todo apunta a que el smartphone seguirá disfrutando de su rol como principal dispositivo electrónico personal de toda la humanidad durante varios años más.