Cada vez son más los teléfonos compatibles con los sistemas de carga inalámbrica que llegan a España, prácticamente todas las marcas se han atrevido con esta tecnología. Ahora le toca el turno a la carga inalámbrica magnética, una tendencia encabezada por Apple, que llega por primera vez al ecosistema de Android de la mano de Realme y su tecnología MagDart.

Noticias relacionadas

El fabricante de móviles chino es la primera marca de teléfonos en seguir los pasos de Apple y presentar sus propios cargadores magnéticos. Este sistema promete una carga inalámbrica más segura y cómoda frente a las opciones que se han lanzado al mercado hasta ahora.

Hemos pasado un par de días poniendo a prueba varios prototipos de esta compañía, uno más potente que otro. La comparación con los cargadores MagSafe de Apple es inevitable, pero la cuestión verdaderamente importante es si realmente esta tecnología supondrá una alternativa a los modelos de carga por cables tradicionales tradicionales.

Una carga más segura

Apple presentó a finales de 2020 su sistema MagSafe para los iPhone 12, y este verano Realme ha anunciado su propia alternativa, MagDart, la primera solución para el ecosistema de Android. Ambas compañías persiguen un mismo enfoque, rediseñar los cargadores inalámbricos y solucionar algunas de las deficiencias que arrastra desde hace tiempo esta tecnología.

Aunque la carga inalámbrica aún no ha llegado en gran medida a los consumidores de gama media y baja, son muchos los cargadores y bases de carga que se pueden comprar en las tiendas. Sin embargo, este método libre de cables no es siempre la opción más rápida, ni la más cómoda para cargar un teléfono.

Es justo esto lo que viene a solucionar la carga magnética. Tanto el modelo de Apple, como el de Realme lo que proponen es un sistema más seguro, en el que los imanes ayudan a fijar el teléfono sobre el cargador, haciendo coincidir las bobinas de carga de cada dispositivo.

Realme MagDart Esteban Palazuelos Omicrono

De esta forma, se localiza más rápido la posición correcta para que el móvil comience a cargar. Al fin y al cabo, la carga inalámbrica también se podría llamar carga por contacto, pues los dos aparatos tienen que estar tocándose para que funcione. Los imanes, además, nos aseguran que el móvil no se desliza ni desconecta mientras se está llenando la batería.

Para los aficionados a los videojuegos, este sistema puede ser más cómodo en vez del cable conectado al puerto USB-C que siempre resulta molesto al sujetar el teléfono de forma horizontal con las dos manos. Por lo demás, es muy parecido al resto de cargadores inalámbricos.

Rapidez de carga

Realme MagDart Esteban Palazuelos Omicrono

Realme ha querido diferenciarse del sistema de Apple con dos versiones: uno más delgado y muy parecido al modelo MagSafe, que tiene 15W de potencia, y otro más ambicioso con 50W. El pequeño es más delgado que el de Apple, pero con una circunferencia mayor, que asegura que así se puede mantener la potencia de carga sin que se sobrecalienten los aparatos. El más potente por su parte es considerablemente más tosco ya que integra un ventilador.

En los dos días que hemos podido probar estas novedades hemos comprobado que son una opción interesante, aunque se nota que son prototipos. Tanto el móvil como los dos cargadores magnéticos alcanzan una temperatura elevada con el uso. Incluso el prototipo de mayor tamaño que esconde en su interior un ventilador y debería ayudar a disipar el calor durante la carga. 

Realme MagDart Esteban Palazuelos Omicrono

El ventilador hace algo de ruido, no llega a ser muy molesto, pero lo descarta como cargador para usar durante la noche. En este caso sería mejor usar el modelo más delgado ya que no es necesario que el teléfono se cargue tan rápido.

Tampoco hemos experimentado la velocidad de carga que promete Realme. En nuestras pruebas, el móvil ha tardado en cargarse más de los 54 minutos que promete el cargador de 50W, llegando a las dos horas de espera.

Accesorios MagDart

Para poder ponerlos a prueba, Realme nos ha dejado este teléfono, el único que es compatible con esta tecnología. Es el Realme GT Flash con 4.500 mAh de batería, pero por desgracia, también es un prototipo que aún no ha salido a la venta, al igual que todos estos accesorios MagDart que Realme está preparando.

Relame MagDart Esteban Palazuelos Omicrono

Junto a los dos cargadores, hemos recibido una maqueta de los que sería una powerbank, y también se comercializarán otras opciones como un tarjetero magnético o un complemento para iluminar las fotografías.

La cualidad más interesante de esta tecnología será la compatibilidad con otros dispositivos e, incluso, marcas. De momento, solo los iPhone 12 integran imanes en su carcasa trasera y se pueden cargar con los MagDart, pero no con la misma eficiencia, al estar la polarización invertida y contar con protocolos distintos por parte de cada marca.

Realme MagDart Esteban Palazuelos Omicrono

Sin una mayor variedad de productos compatibles con el sistema magnético y teniendo en cuenta que estos accesorios aún no han salido oficialmente al mercado y no conocemos sus precios, es difícil comprobar la utilidad de estos dispositivos. Será entonces cuando realmente podamos valorar si merecen la pena esta propuesta frente a otras opciones del mercado.

En cualquier caso, es importante en toda innovación tecnológica que las marcas propongan sus propios diseños, Oppo también está preparando cargadores magnéticos,. La carrera empieza así, hasta que alguno consiga convencer a la mayoría de consumidores e inunde todas las gamas y precios.

También te puede interesar...