El coche de Apple está sufriendo numerosas filtraciones y rumores en estas últimas semanas. No es para menos; este será el primer coche de la compañía y se lanzará a competir directamente contra los grandes del sector como Tesla. Y de hecho, quizás sus aspiraciones sean demasiado incluso para nuestra época.

Noticias relacionadas

Además del medio que reveló que la asociación entre Apple y Hyundai / Kia Motors, la CNBC ha lanzado un nuevo informe en el que se detalle no solo la finalización del gran acuerdo, si no detalles como el hecho de que el coche de Apple ni siquiera tendría cabina para conductor.

En efecto, el coche de Apple no estaría ni siquiera preparado para albergar un conductor, lo que nos hace pensar que este sería totalmente autónomo. Un plan sin precedentes que tiene muchos 'peros' a sus espaldas.

El coche de Apple, sin conductor

Coche de Apple en un concepto.

Esta nueva información de la CNBC nos habla de algunos detalles a tener en consideración respecto al coche de Apple. El primero es que se fabricará en Georgia, en una instalación de Kia situada en Westpoint. El acuerdo que podría cerrarse pronto tendrá un valor de 3,6 mil millones de dólares y si todo va bien, la producción podría comenzar en el año 2024 como pronto.

Pero la propia CNBC afirma basándose en una fuente familiarizada que esta primera versión del coche "no estará diseñado para tener un conductor". Es decir, que el coche ni siquiera podrá tener un conductor, lo que indica que esta primera versión podría estar indicada inicialmente para empresas de transporte o de reparto en lugar de a consumidores habituales.

"Estos serán vehículos eléctricos autónomos diseñados para operar sin conductor. [...] Los coches de Apple, al menos inicialmente, podrían enfocarse en operaciones de entrega de paquetes de alimentos y empresas que incorporen robotaxis".

Esta es una idea bastante 'loca' siquiera de concebir. Es cierto que en estos momentos existen tecnologías de autoconducción como el Autopilot de Tesla, pero no dejan de ser sistemas pensados para asistir al conductor final y no para sustituir la figura propia del mismo. Es decir, incluso Tesla, la pionera en esta tecnología, siempre busca que la última palabra la tenga el usuario y no un dispositivo electrónico que puede fallar.

Por lo tanto, aunque no es imposible que Apple lance un coche completamente autónomo, es algo extremadamente ambicioso, especialmente si tenemos en cuenta que el coche podría estar listo para la próxima década. Ni que decir tiene que, de ser esto cierto, tendría muchas implicaciones, y le valdría a Apple tanto críticas como elogios a partes iguales por desarrollar un coche con esta interesante premisa.

También te puede interesar...