En 2017 Elon Musk se propuso un logro difícilmente factible: producir 1 millón de Teslas para 2020. Un logro que no es en absoluto fácil, pero que siendo Elon Musk no parecía tan imposible. Así ha sido: Tesla ha anunciao con alegría que ha conseguido fabicar 1 millón de sus coches eléctricos.

Noticias relacionadas

Así lo ha compartido Elon Musk por Twitter, con un par de imágenes en el que felicita a su equipo por la hazaña. El agraciado coche "1 millón" ha sido nada más ni nada menos que el Tesla Model Y, en color rojo. En la segunda foto se confirma que este ha sido el coche de la fortuna, rodeado de todos los trabajadores de Tesla.

La popularidad de Elon Musk será una de las grandes beneficiadas por este logro, máxime teniendo en cuenta la viralidad del logro en redes sociales. El tweet de Musk ha recorrido Twitter como el fuego, con cientos de miles de interacciones de los usuarios.

1 millón de Teslas...

Hubo un momento en específico en el que la misma empresa desconfiaba de este logro. Los ejecutivos de la firma admitieron en su día que no podrían alcanzar este logro, y que llegarían a un número cercano (se hablaba de 500.000 para 2018). Dado los problemas de producción que Tesla tuvo, en especial con el Model 3.

Tesla ha estado mejorando en el mercado, alcanzando cifras que han copado titulares y dejando a la firma con un gran valor económico a sus espaldas. No es para menos; Tesla en la actualidad vale más que los 2 fabricantes automovilísticos estadounidenses más importantes. Las ventas subieron un 50%, gracias al exitoso Model 3 al cuál le acompañará dentro de poco el Model Y.

... incluso después del Cybertruck

Este logro sorprende también por su popularidad, sobre todo recordando esa fallida presentación del Tesla Cybertruck que casi se convirtió en un meme en toda Internet. No sólo el diseño de la primera camioneta de Tesla suscitó más de una ceja arqueada; que sus ventanas "blindadas" se rompieran casi sin esfuerzo tras el impacto de una bola de metal. Su precio, por otra parte, sí atrajo la atención del público gracias a su competitividad frente a otras pickups estadounidenses.

Incluso con todos estos reveses, Tesla ha conseguido sacar músculo y reafirmarse como uno de los grandes fabricantes de vehículos eléctricos del mercado. La pregunta ahora es si Musk volverá a provocar problemas en Twitter.