Durante la tarde del lunes, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, hacía públicas nuevas medidas para frenar la expansión del coronavirus en España. Algunas son bastante drásticas, como la suspensión de las clases en colegios y universidades de Vitoria, Labastida y la Comunidad de Madrid, mientras que otras son prácticamente sugerencias, como teletrabajar en la medida de lo posible.

Noticias relacionadas

Es obvio que debido a las características del oficio de cada uno, no siempre será posible teletrabajar. Sin embargo, aquellos que trabajen exclusivamente desde un ordenador con conexión a Internet pueden desarrollar su trabajo perfectamente desde sus hogares.

En este sentido, en Internet hay una gran cantidad de herramientas gratuitas que posibilitan el teletrabajar. Vamos a hablaros de las más importantes.

Google Docs

Una de las prácticas más comunes a la hora de trabajar consiste en tener que crear, editar o leer documentos. Una de las herramientas más populares es el paquete de ofimática de Microsoft Word, pero hay alternativas totalmente gratuitas con las que podremos hacer lo mismo.

Google Docs. Google.

La alternativa con más peso es Google Docs, la herramienta de ofimática online desarrollada por Google. Con Docs podremos crear documentos de texto (como con Word), hojas de cálculo similares a las de Excel y presentaciones (como con PowerPoint).

De hecho, los usuarios podrán crear incluso formularios. Todo ello sin olvidarnos de que, por supuesto, también podremos usar Docs para abrir todos los documentos que nos envíen pese a haber sido creados desde otras plataformas.

Trello

Puede que a muchos no os suene, sin embargo, Trello es una de las herramientas con más fama para la administración y realización de proyectos. Esta peculiar herramienta está basada en el sistema de organización kanban, de origen japonés.

Trello.

Para que os hagáis una idea, es una especie de tablón virtual que se puede utilizar para organizar las tareas de los diferentes miembros del equipo de una empresa. Asimismo, éstos pueden subir sus ideas, añadir reuniones, adjuntar imágenes, enlaces, etcétera.

Slack y Telegram

En la mayoría de empleos tenemos compañeros de nuestro propio equipo o de otros departamentos con los que tenemos que comunicarnos de manera habitual. Si estás en la oficina, lo normal es acercarte hasta su mesa, aunque ya hay programas pensados para que no tengas que levantarte de tu sitio.

Logo de Slack @scottwebb en Unspalsh

Tanto Slack como Telegram son herramientas comunicativas perfectas para que puedas hablar con tus compañeros de trabajo. Y no solo enviar mensajes, sino también crear grupos, adjuntar documentos, etcétera.

Cabe recalcar que Telegram es gratuito, mientras que Slack solo lo es para equipos pequeños, aquellos que quieran más funcionalidades tendrán que pagar. De todos modos, es cierto que Slack es una herramienta mucho más afinada para el trabajo que Telegram.

Gmail

En la actualidad, la gran mayoría tenemos que enviar y recibir multitud de correos electrónicos durante nuestra jornada laboral. Una de las herramientas más utilizadas para ello es Gmail, el proveedor de correo electrónico de Google.

Gmail en ordenador. @webaroo en Unsplash

Su uso no tiene mucho misterio, aunque cuenta con algunas características a las que se le puede sacar mucho provecho, como los filtros o la posibilidad de cancelar un mensaje ya enviado. Precisamente, hace unos días publicamos en OMICRONO un artículo sobre esos trucos de Gmail.

Skype y Hangouts

Ya hemos hablado de varias herramientas de comunicación, tales como el propio correo electrónico o Slack. Pese a ello, hay veces en las que lo más propicio es hacer una videollamada.

Skype.

Si es el caso podemos optar por usar herramientas tan conocidas como Skype o Hangouts. Ambas son gratuitas y nos permitirán realizar videollamadas tanto de a dos como de grupos más grandes. ¡Nada como hacer una reunión desde tu salón!

Google Drive y WeTransfer

Algunas plataformas que hemos mencionado permiten el envío de documentos. No obstante, éstas suelen tener un límite, por lo que en ocasiones no nos servirán de nada si queremos enviar archivos demasiado grandes.

Google Drive.

Para eso tenemos herramientas como Google Drive o WeTransfer, a las que podremos acudir en caso de que necesitemos enviar a un compañero un archivo demasiado grande para su envío por correo u otras plataformas.

Como habéis podido comprobar, teletrabajar en la actualidad es una posibilidad de lo más realista, ya que en Internet hay una gran cantidad de herramientas eficaces por las que ni siquiera tendremos que pagar. Ya no tienes excusa, si tienes un ordenador y conexión a Internet es más que suficiente.