whatsapp

whatsapp

Omicrono

WhatsApp no tendrá anuncios todavía: da marcha atrás a su plan publicitario

WhatsApp había asegurado que la publicidad llegaría en 2020 a su aplicación, ahora habría dado marcha atrás y todavía seguirá sin anuncios.

Noticias relacionadas

WhatsApp es una de las aplicaciones de mensajería más populares del mundo. Con más de 1.500 millones de usuarios Facebook avisó el pasado año que durante el presente 2020 comenzaría a introducir anuncios con el ánimo de rentabilizar los 22.000 millones de dólares que pagó por la aplicación. Ahora, ha dado marcha atrás a este controvertido plan y la publicidad no llegará de momento a WhatsApp. 

Según informa The Wall Street Journal, Facebook ha dado marcha atrás en su esfuerzo comercial para vender publicidad en WhatsApp para pasar a orientarse más en que las empresas desembarquen en la app Business con la idea de que los usuarios puedan contactar directamente con ellas y generar una nueva vía de comunicación.

Según explicó la propia empresa en mayo del año pasado, los primeros anuncios que iban a llegar a WhatsApp lo haría en un formato similar a la publicidad que Instagram -también perteneciente a Facebook- tiene en sus Historias. Esto es, con una serie de anuncios que se colarían entre las actualizaciones de los Estados de nuestros contactos. 

Publicidad en WhatsApp, un cisma empresarial

La ambición comercial de Facebook con WhatsApp hizo que los cofundadores de la aplicación, Brian Acton y Jan Koum, rompiesen relaciones con la empresa y ambos abandonaron Facebook en 2018. Y es que no aprobaban la forma en la que Zuckerberg quería rentabilizar la popular aplicación de mensajería que nació con la máxima de que nunca incluiría publicidad.

Esta controversia ha acompañado a WhatsApp y a Facebook durante los últimos 18 meses y, según explica el diario, ha supuesto tal cisma dentro de la empresa en la división enfocada al desarrollo de la aplicación que ha decidido pasar a un segundo plano la idea de introducir publicidad próximamente. 

En concreto, fuentes internas de la compañía explican al WSJ que WhatsApp en los últimos meses ha disuelto un equipo de trabajo que se había establecido para encontrar las mejores formas de integrar anuncios la aplicación. Un despido de personal que acabó por completo con el trabajo realizado ya que incluso llegó a borrarse el código de los avances conseguidos.

Primero, hacer crecer el ecosistema

Aunque Facebook haya dado marcha atrás a su ambición de integrar la publicidad en WhatsApp en los próximos meses, no hay que descartar que en un futuro sí pueda hacerlo. Y es que ya en febrero de 2018 -tres meses antes de que Koum abandonase- cambió los términos para abrir la puerta a introducir publicidad en la app. 

Los esfuerzos del equipo de desarrollo de la aplicación se habrían centrado en fomentar que las grandes, medianas y pequeñas empresas entren en WhatsApp Business y se convierta en la plataforma universal para relacionarse con los comercios a través del móvil. 

Esta aplicación permite a las tiendas automatizar procesos pero al mismo tiempo comunicarse con los clientes antes, durante y después del proceso de venta. Una solución que puede resultar clave tanto para los comercios del barrio como para grandes empresas de servicios como aerolíneas o telecos.