Omicrono

Éstos han sido los mayores fiascos tecnológicos de 2019

Durante el año 2019 el sector tecnológico ha vivido un avance general, sin embargo, también se han producido fiascos. Repasamos los mayores pasos en falso que han dado empresas como Apple, Samsung, Google o Amazon.

Noticias relacionadas

El año 2019 ha sido un gran año a nivel tecnológico. Hemos tenido grandes aportes tecnológicos que, de una forma u otra, han configurado el panorama tecnológico actual. Pero como en todo hay luces y sombras. Y el año 2019 no ha estado exento de algunos fallos sonoros que, de nuevo, también han configurado la industria. Esta vez, demostrándonos qué no hay que hacer.

Repasaremos los mayores fiascos tecnológicos del año 2019. Estos han sido, en su mayoría, intentos fallidos de revolucionar un producto o una idea trayendo un concepto que intentaba ser revolucionario. Quizás demasiado, ya que la gran mayoría han acabado quedando en el cajón de las ideas, con alguna excepción que ha conseguido consolidarse como el Samsung Galaxy Fold, el primer smartphone plegable comercial.

En este recopilatorio habrá de todo: desde el polémico Tesla Cybertruck hasta el fallido cargador AirPower de Apple. Por supuesto también mencionaremos el que ha sido sin duda el acontecimiento tecnológico del año: el veto a Huawei por parte de Estados Unidos.

El móvil holográfico de Red

Corría el año 2017 y la famosa firma de hardware cinematográfico lanzó su misiva al mundo: el primer smartphone con pantalla holográfica multidimensional. Un concepto que nos hizo arquear a todos una ceja y que llegó a darnos mucho hype durante los meses previos a su lanzamiento. No es para menos; Red se había ocupado de que las mejores prestaciones del dispositivo quedaran en secreto.

Ya en el año 2019 el móvil resultó ser un fracaso. De primeras su gran característica, la pantalla holográfica, no era más que un gimmick, es decir, una característica inferior a lo que se había prometido. Por si fuera poco, el llamado Red Hydrogen One partió con varios problemas de salida.

El primero era su precio; costaba mucho más que cualquier smartphone de gama alta actual con un hardware inferior. Mientras que su competencia montaba el Qualcomm Snapdragon 845 y recientemente los 855 y 855 Plus, el Hydrogen partía con un 835 y un diseño que no gustó demasiado.

Otras muchas promesas quedaron en el tintero. Se prometió un carácter modular que nunca llegó y debido a que Red es famosa por su amplia presencia en la industria cinematográfica, se esperaba una calidad fotográfica sin precedentes. Qué decir; irónicamente el Hydrogen One también estaba por debajo de sus rivales en lo que a fotografía se refería.

Ya en el año 2019 Red anunciaba no solo la "muerte" del Hydrogen One, sino que además no haría más teléfonos. El indicativo de que el hype no es la fórmula mágica para vender lo que queramos.

Samsung Galaxy Fold

Samsung Galaxy Fold

Samsung Galaxy Fold @mbaumi en Unsplash

Sí, puede extrañaros -y con razón- que en esta lista esté el Samsung Galaxy Fold justo cuando hemos marcado las pantallas plegables como una de las grandes innovaciones del 2019. La clave no está en el dispositivo en sí; que ha demostrado ser una tendencia que marcará el camino, y su estimación de ventas apunta al millón. El error estuvo en las prisas por salir al mercado.

El Samsung Galaxy Fold no tiene cristal en su pantalla, sino plástico. Una vez que los primeros dispositivos llegaron a manos de la prensa tecnológica, empezaron los problemas. Es habitual que un analista de teléfonos retire el protector de pantalla incluido para poder observar mejor la calidad de su panel. Esto mismo hicieron con el Fold y resultó que no era un protector, sino la propia pantalla.

Otros usuarios reportaron que bastaba con un poco de polvo o un pequeño doblez mal hecho para que la pantalla se rompiera. Más tarde Samsung retiró todas estas unidades y atrasó la salida del Galaxy Fold para solucionar sus fallos. Hablamos de un teléfono que cuesta unos 2.020 euros. Si bien el Fold ha tenido éxito tras estos fallos, deja claro que toda precaución es poca a la hora de lanzar algo tan atrevido al mercado. De hecho, la versión final sigue siendo más frágil que otros dispositivos, aunque el Fold es un primer paso de lo que Samsung lanzará en 2020.

AirPower de Apple

Se llevaba rumoreando muchísimo tiempo. Incluso se llegaron a filtrar fotografías con el packaging del producto preparado para su comercialización. Pero al final no pudo ser. Hablamos de la AirPower, la base de carga inalámbrica múltiple que Apple anunció en septiembre de 2017 y fue cancelada en marzo de 2019.

El dispositivo prometía ser una base de carga en la que poder dejar cargando nuestro iPhone, Apple Watch y AirPods a la vez. Han habido muchas imitaciones e incluso versiones de otros cargadores comercializadas por la misma Apple, pero el genuino AirPower seguirá sin existir tras meses de promesas.

La AirPower fue cancelada oficialmente por problemas de calidad. Según Apple, no podían asegurar que el producto cumpliera sus estándares y que, además, fuera seguro. La compañía de Cupertino tomó la decisión de desechar la idea muy a pesar de los que hemos abrazado la carga inalámbrica, más aún si tenemos varios dispositivos de Apple.

Lanzamiento de iOS 13

iOS 13.

iOS 13. Apple

Seguimos con Apple de la mano pero pasando del hardware al software. Junto al anuncio de los iPhone 11 Apple lanzó iOS 13la que sería la siguiente iteración del sistema operativo móvil de Cupertino. Prometía mucho; la llegada de la fotografía computacional a los iPhone 11, el ansiado modo oscuro y multitud de mejoras más.

iOS 13 lleva ya un tiempo con nosotros, pero ha sido todo un fiasco. Nada más realizarse su lanzamiento los usuarios de iOS empezaron a experimentar problemas graves; cierre de apps, mal funcionamiento de la batería, problemas muy serios en la multitarea, etcétera. iOS 13 salió tan mal que incluso Apple se replanteó cómo lanzaba sus propias actualizaciones.

Ahora Apple ha ido lanzando diversas actualizaciones y parches para iOS 13 y que la experiencia de uso se vea mejorada. Sin embargo, a nivel de software, quizás estemos ante uno de los mayores fiascos del año 2019.

Llegada de Google Stadia 

El mando de Stadia, el sistema de juegos de Google.

El mando de Stadia, el sistema de juegos de Google.

Muchos dicen que los servicios de videojuegos por streaming son el futuro. Un servidor que escribe estas líneas no será el que les quite la razón, pero queda claro que estas plataformas son algo jóvenes para instaurarse a día de hoy. Que se lo digan a Google, que fue la pionera en intentar postularse como empresa de videojuegos por streaming pionera con Google Stadia, su propia plataforma.

Google Stadia es un servicio de videojuegos en la nube que te permite jugar a multitud de juegos vía streaming, sin consolas, sin actualizaciones, sin descargas. Enchufar el mando, y listo. Esto permite el poder jugar vía streaming en cualquier sitio; tablets, móviles, PC, Chromecast, etcétera. Pero el lanzamiento ha sido, cuanto menos, caótico.

Captura del streaming en el que Google presentó Stadia

Captura del "streaming" en el que Google presentó Stadia

Después de que Google desinflara el globo asegurando que multitud de ventajas de Stadia no estarían disponibles en su lanzamiento, llegó el lanzamiento. Un lanzamiento que se caracterizó por 2 detalles: todos los que se apuntaran al servicio tenían que pagar, ya que la suscripción gratuita Stadia Base no está aún disponible. Además, Google comercializó 2 paquetes especiales para jugar a Stadia, que traían un Chromecast Ultra, un mando y varios meses de Stadia Pro.

Esta fue sin duda la parte más caótica. Yo mismo fui uno de los llamados Founders que compraron el paquete exclusivo, que traía un mando edición limitada y todas estas ventajas. El paquete me llegó tarde, y el código necesario para empezar a jugar a Stadia tardó varios días más de lo que debía en llegarme. No tendría mucho de qué quejarme si este fuera un caso aislado... pero no lo fue.

Las fases de lanzamiento de Stadia fueron todo un caos. Los códigos no llegaban a los jugadores, los paquetes Founders también se retrasaron y el servicio experimentó problemas los primeros días. El primer día que Stadia lanzó su plataforma Destiny 2, su juego bandera, tenía los servidores caídos. Muchos no pudieron jugar hasta días después. Stadia, sin quererlo, se granjeó una mala fama innmerecida.

Privacidad en los altavoces inteligentes

Amazon Echo

Amazon Echo @andresurena

Hace unos meses saltó el escándalo: se supo que los altavoces inteligentes de Amazon, los Echo, guardaban grabaciones con sus usuarios para, luego, ser escuchadas por trabajadores de la compañía. El escándalo sirvió para destapar las desvergüenzas de Amazon en materia de privacidad. Pero no fue el único.

Tanto Google como Apple fueron pilladas haciendo exactamente lo mismo con sus respectivos asistentes. Exacto; los Google Home y Siri habían estado escuchando grabaciones y estas estaban siendo escuchadas por trabajadores de sus respectivas empresas. El escándalo fue tan mayúsculo que estas empresas pidieron disculpas e incluso algunas aseguraron eliminar las grabaciones.

Tras estos problemas tanto Google como Apple y Amazon se aseguraron en dejar claro que estas grabaciones no quedarían guardadas. Empresas como Facebook se limitaron a poner barreras a nivel de hardware para evitar que sus cámaras o micros escucharan algo (tapitas de plástico, por ejemplo). Pero muchos ya no se fían de este tipo de aparatos.

Libra, la moneda de Facebook

Uno de los mayores fiascos tecnológicos del 2019 ha sido sin duda Libra, la moneda de Facebook. La criptomoneda (junto a Calibra, su cartera) fue anunciada este mismo año y desde sus primeros instantes de vida suscitó el pánico de muchos. Los escándalos de privacidad que envolvieron a Facebook en repetidas ocasiones y la incertidumbre provocada en relación al hecho de gestionar dinero con esta empresa provocaron el miedo incluso de países como Francia.

No es broma; Francia amenazó con bloquear la criptomoneda debido a que según el país galo Libra amenazaba la soberanía monetaria de los Estados miembros de la Unión Europea.

Además, Facebook siguió envuelta en escándalos que provocaron que los principales apoyos de Libra se fueran de la asociación que la mantenía con vida. Todo esto sin que la moneda fuese lanzada como Facebook tenía previsto, dejando entrever los problemas que esta moneda iba a tener siquiera antes de nacer.

Lanzamiento del Tesla Cybertruck

Tesla

Con el Tesla Cybertruck pasa algo similar a lo que ocurrió con Libra. La primera pick-up de Tesla era un deseo para montones de aficionados al motor y, ante sorpresa de todos, la empresa de Elon Musk cambió el tercio por completo. Hablamos de que este coche conseguía una categoría para él solo; Tesla abandonaba la nomenclatura S.3.X.Y para adoptar Cybertruck. Elon basó todo el lanzamiento de la nueva pick-up en la estética llamada cyberpunk, propia de la ciencia ficción de los años 80.

El resultado fue... bueno, ya lo estáis viendo. El Tesla Cybertruck nació con el asombro de todos bajo el brazo. Se eliminaba todo rastro de curvas, optando por un diseño absolutamente geométrico que suscitó la sorpresa y las risas de la comunidad de Internet. Desde luego no todo el mundo vio con buenos ojos este radical diseño que, además, tuvo un nacimiento muy accidentado.

En la presentación Elon Musk habló de las bondades del blindaje del coche. Mencionó que su cristal era ultrarresistente, capaz de aguantar el lanzamiento de objetos contundentes. En una primera prueba con el cristal fuera del coche, Elon mostró que el cristal tenía dureza suficiente para aguantar el golpe.

Una vez los responsables de la presentación lanzaron sendas bolas de metal a la ventanilla del coche, el desastre se sucedió. Las 2 rompieron el cristal como si nada, siendo todo un fail que Internet no dejó pasar. El resto de la presentación decayó por completo y tal fue el desastre que tras ese momento las acciones de Tesla, ese día, cayeron un 6%.

Por si fuera poco, los reguladores europeos han dejado claro que el Cybertruck podría no llegar a Europa debido a, precisamente, ese radical diseño que trae de serie. Exacto, podríamos quedarnos sin la pick-up de Tesla. Este lanzamiento quizás ha sido uno de los más controvertidos de los últimos tiempos y se queda como un fiasco nada más empezar.

El veto a Huawei

Fernando Álvarez del Vayo

Finalizamos con un punto que puede generar polémica entre algunos de vosotros. No podíamos no mencionar el veto a Huawei, el cuál ha condicionado el mercado hasta tales puntos que ha destronado al que estaba siendo uno de los reyes de la telefonía actualmente. Hemos de aclarar que Huawei, como tal, no ha tenido la culpa de este veto ni de la situación actual que está viviendo, pero este suceso ha sido uno de los más contundentes del año y por ende debía estar en esta lista.

En mayo del año 2019 se producía el desastre: el Gobierno de los Estados Unidos aplicaba un veto a Huawei que le impedía comercializar con empresas estadounidenses. Como es lógico esto supuso un durísimo golpe para la firma china ya que depende en gran medida de componentes de esas empresas. Pero el mayor golpe se lo llevaba en la división móvil, ya que con el veto Huawei dejaba de poder usar los servicios de Google en Android.

Álvarez del Vayo

Seamos francos; por mucho que Android sea un sistema libre con el que las empresas pueden hacer lo que quieran, están supeditadas enormemente por las apps de Google. Los servicios de Google (Google Play Store, Google Maps, sincronización, etcétera) son ampliamente usados por usuarios y desarrolladores y por ende el uso del sistema se dificulta muchísimo. Hablando en terminología básica, no podemos instalar de forma normal apps como WhatsApp y tampoco podemos usar plataformas como YouTube.

Al fiasco se le suma el daño a nivel económico y de producto hecho a Huawei. Porque no solo los smartphones se han visto afectados; sus portátiles también dependen de Estados Unidos. Software, componentes electrónicos, etcétera. Por lo tanto, Huawei ha sufrido mucho a nivel de mercado y competitividad, hoy en día cuando el veto parece lejos dde poder acabarse.

Aún queda ver cómo se resolverá este asunto en el año 2020 y sobre todo qué nuevas vías tomarán los fabricantes para o bien solucionar fallos del 2019 o refinarlos. Muchos esperan con ansia un futuro Samsung Galaxy Fold 2 o una revisión para Europa del Tesla Cybertruck. Lo que sí podemos asegurar es que el año 2020 promete ser un gran año para el espectro tecnológico actual. Y nosotros estaremos ansiosos de verlo.