Manuel Jesús

Omicrono

Silla gaming Noblechairs Epic, análisis: ideal para tus sesiones de juego y mucho más

Analizamos la silla gaming de Noblechairs perteneciente a la gama Epic, una de las mejores de su rango. Una de las mejores sillas que te puedes comprar a día de hoy.

Noticias relacionadas

Estamos más que acostumbrados a que el mercado nos intente vender componentes gaming como si fueran la segunda venida de Cristo como poco. El marketing alrededor de estos productos pensados para gamers (que no aficionados a los videojuegos) intenta hacernos creer que estos son los mejores para jugar a videojuegos, y desgraciadamente no siempre ha sido así.

Este tipo de marketing a menudo tiene cierto sentido en diversos productos específicamente dedicados al hardware pero el punto de discordia llegó cuando hasta algunos muebles empezaron a seguir esta moda. Pasamos de buscar una silla de oficina a una silla gaming. Y aunque parezca increíble, lo mismo ocurre incluso con las mesas.

Hay mucho escepticismo acerca de si una silla gaming es la más idónea para sesiones amplias de videojuegos. Hoy comprobaremos cuánto de verdad hay en esta premisa con la silla gaming Epic Series de Noblechairs, una de las mejores sillas para jugar que puedes comprar.

¿Una silla gaming que no nos hace parecer true gamers de Twitch? Deme 10

Silla gaming 11

Silla gaming 11 Manuel Jesús

Lo admito: al ser una persona relativamente joven admito mejor la estética gaming. Me gusta el RGB, me gustan algunos estilos de ciertas marcas (como la que suele acompañar a los productos de Republic of Gamers de ASUS) y yo mismo tengo en mi escritorio varios componentes con esa coletilla gaming a veces tan odiada. Pero una cosa es que me gusten ciertos estilos relacionados con el gaming y otra que parezcan ideados por un chaval de 12 años. Afortunadamente Noblechairs ha optado por la elegancia en vez de por la vulgaridad.

Hemos de aplaudir muy fuerte a Noblechairs por ofrecer sillas catalogadas como gaming que opten por un poco de sobriedad. El modelo que estamos analizando perteneciente a la gama más alta de su catálogo, Epic, escoge ir por senderos estéticos más tradicionales. No faltará esa forma propia de los asientos que pueblan los coches de carreras pero los colores y el tapizado en general es más discreto que cantoso.

Manuel Jesús

Si bien es cierto que el rojo y el negro son los colores casi por excelencia de la cultura gaming, al menos en nuestro modelo estos han sido escogidos de forma muy sabia. Lo fácil para Noblechairs hubiera sido plagar la silla de un chillón rojo sangre como la de tus enemigos y que fuera el centro de atención de toda la estancia. En este caso no ha sido así (aunque obviamente Noblechairs ofrece una variedad de colores acordes para todos los gustos con otros esquemas de colores).

El rojo da paso a una predominancia del color negro en todas las partes de la silla, quedando como un elegante acentuado en las costuras y en algunos elementos estéticos como el logo de Noblechairs en una parte del asiento. Las costuras del respaldo son de un color rojo, sí, pero tan sutiles que lo único que hacen es resaltar el aspecto del patrón dibujado sobre el cuero sintético. Esta silla es seria a la par de elegante sin renunciar a ese toque agresivo que tanto nos gusta a los más jugones.

Finalizando con el apartado estético, hemos de decir que esta elección sobre la elegancia permea a más productos de su misma línea. Incluso sus sillas gaming más atrevidas se limitan a acentuar esos acentos (valga la redundancia) en vez de ser cubiertas con colores agresivos y chillones.

Todo lo que puedas necesitar (y no) en una silla gaming

Manuel Jesús

Como buena silla gaming tiene que estar equipada para que sea lo más completa posible. Más en esta gama de precios (ya que os adelantamos que esta silla no será barata) que exigen detallitos que la competencia no deja pasar por alto. Sin embargo estos detalles que añade Noblechairs de nuevo dan la sensación de haber sido cuidadosamente escogidos y pensados para los que, de verdad, se vayan a tirar horas y horas jugando en su ordenador. He aquí sus dimensiones:

  • Altura total con base 131-141cm aprox.
  • Altura con asiento 49.5 a 59.5cm aprox.
  • Altura del respaldo: 87cm aprox.
  • Anchura interior del respaldo: 29.5cm aprox.
  • Anchura exterior del respaldo: 54.5cm aprox.
  • Ancho del asiento interior: 35cm aprox.
  • Ancho del asiento exterior: 56cm.
  • Profundidad del asiento: 49.5cm aprox.
  • Profundidad total (sin base): 56.5cm aprox.
  • Profundidad de los reposabrazos: 66.5cm aprox.
  • Peso: 27Kg.

Manuel Jesús

En el apartado de las dimensiones debemos aclarar una cosa: las dimensiones de una silla deben ser la parte más importante a tener en cuenta a la hora de buscar el modelo perfecto para ti. Desde Omicrono no podemos decir una impresión objetiva sobre las dimensiones, ya que dependiendo de la persona una silla con una envergadura determinada puede ser incómoda o no. Es vital que sepas cuál es el tamaño perfecto conveniente a tu anatomía, por lo que no podemos darte una valoración general. Es tu deber el determinar si el respaldo es demasiado bajo para ti, si el asiento es demasiado corto, etcétera.

La silla Epic de Noblechairs tienen algunos "detalles" que, como hemos dicho antes, sí están pensados para sesiones de juego intensivas. En los laterales tenemos unos reposabrazos "4D" que tienen diversas posiciones tanto de altura como de rotación. Podremos girarlos en 3 posiciones: rectos, inclinados hacia adentro o inclinados hacia afuera. Estas posiciones responden a diversas situaciones:

  • Los reposabrazos rectos nos sirven para el uso normal de ordenador o para manejar de forma corriente el teclado y el ratón.
  • Los reposabrazos girados hacia el interior son ideales por si queremos usar un mando (como el de PS4, Nintendo Switch o Stadia), ya que tenemos los brazos más juntos.
  • Los reposabrazos girados hacia el exterior también son perfectos para los que tengan sus periféricos en un sitio muy específico de la mesa.
  • Cada reposabrazo se puede girar o levantar de forma independiente.

Manuel Jesús

Además de girarse, estos reposabrazos se pueden subir y bajar para ajustar la altura que queramos. Estas alturas están limitadas a 3 posiciones, pero tienen unos topes interiores que evitan que se muevan lo más mínimo. Además, son muy cómodos y están bien fabricados (característica que permea a todo el conjunto de la silla y que trataremos en un apartado independiente). También tendremos un botón en el interior del reposabrazo para poder deslizarlo hacia adelante y hacia atrás.

El único problema que tienen estos reposabrazos es que, para mi gusto, vibran un pelín. No están 100% sujetos al cuerpo de la silla y bailan un poco. No es nada dramático, pero de cara a un uso intensivo el usuario sí lo notará.

Manuel Jesús

El respaldo de la silla es totalmente articulable, de tal forma que podremos tumbarlo o levantarlo a nuestro gusto mediante una palanca. El ángul de inclinación es de entre 90 y 135 grados. Es cierto que es algo menos de lo que ofrecen otras sillas de marcas como DXRacer, que casi permiten que estemos tumbados. Pero personalmente lo prefiero así; tiene la altura perfecta para estar repanchingados sin estar tumbados. Para mí, el estar casi tumbado en una silla gaming no tiene el más mínimo sentido; ¿para qué vamos a jugar en esa posición en nuestro ordenador o consola?

Manuel Jesús

Yéndonos a la parte inferior de la silla nos encontramos con unas pequeñas palancas duales que tendremos que haber instalado de forma previa en el montaje. Es un buen detalle por parte de Noblechairs el permitir que el usuario monte 2 palancas para bajar y subir la silla. En la mayoría de sillas del mercado, tanto gaming como normales, solo podemos montar una de estas palancas reguladoras y el tener 2 no es más que un plus para nosotros.

Esta palanca nos ayuda a regular la altura de la silla. Si la accionamos y nos sentamos  bajaremos la altura de la silla y si la accionamos sin ningún peso en ella la subiremos. Nos ha gustado el nivel de altura que la silla nos permite pero de nuevo no por su altura máxima, sino porque no nos da más de lo necesario. De nuevo, otras muchas sillas se quedan en los extremos, ofreciendo o demasiada altura o quedándose muy cortas. Para nuestro gusto, esta Noblechairs Epic se queda en el punto justo.

Manuel Jesús

Con la silla vienen incluidos un par de cojines, uno para la cabeza en el respaldo superior y un cojín para las lumbares. Son 2 cojines casi idénticos que, como es costumbre en la mayoría de sillas gaming, tienen unas asas para engancharse a la silla. No son imprescindibles para su uso pero desde luego no restan y pueden ofrecer más comodidad para los usuarios que los quieran.

No voy a negar que en mi caso particular nunca he sido muy fan de los cojines lumbares. Mi espalda no se hace a ellos y en la gran mayoría de sillas que he tenido este cojín ha acabado guardado en un cajón (no así en el caso del cojín de la cabeza). Estos cojines por otro lado se olvidan de los cojines de cuero sintético que algunas sillas ofrecen optando por un material de tela más mullido.

Manuel Jesús

Bajo mi sorpresa, me he visto usando este cojín. Ambos son cómodos, mullidos y sobre todo tienen un tacto mate y suave que sencillamente nos encanta. Noblechairs no ha escatimado en estos cojines y como ocurre en el resto de la silla, suponen un plus de calidad a un conjunto ya de por sí excelente.

Una silla de gama alta con unos materiales a la altura

Manuel Jesús

Hemos querido dedicarle un apartado específico a los materiales de construcción debido a que nuestro caso ha sido óbice para testearlos a fondo. Además de amante de los videojuegos, también soy editor de Omicrono y eso implica que pase horas y horas delante del ordenador trabajando. Al igual que me echo mis buenos vicios a mis consolas, paso largas jornadas delante del ordenador y eso implica el necesitar una comodidad concreta. Ya no por gusto, sino por necesidad.

Esto ha provocado que hayamos probado esta silla de forma intensiva, ya que además de las habituales jornadas de trabajo nos hemos "marcado" unas buenas sesiones jugando a videojuegos, de esas que empiezas por la tarde y ves el amanecer por la ventana. Hay un pequeño aliciente, de nuevo en nuestro caso particular, que nos ha ayudado a determinar la calidad de los materiales de esta Noblechairs Epic.

Puede no sonar importante, pero soy una persona con cierta envergadura que, además, tiene problemas de sudoración. Mi anterior silla de oficina ha pasado por momentos duros y estas jornadas han provocado que sus materiales se hayan degradado y que su espuma esté dada de sí prácticamente la máximo.

Manuel Jesús

Si de algo puede presumir esta silla gaming de Noblechairs es de materiales premium y bien construidos. No estamos ante una silla de gama baja, sino una silla de las mejores en el rango de los 300-400 euros y además Noblechairs es una firma que suele poner mimo en este apartado. No han defraudado; si para ti es importante tener unos buenos materiales, hemos de decirte que esta Epic Series está preparada para todo.

El marco inferior y el núcleo de la silla están hechos de acero. La tapicería por dentro está rellena de una espuma fría resistente a deformaciones. Los brazos están hechos de un poliuretano de altísima calidad. La base del asiento es de aluminio y la cubierta está tapizada con un cuero sintético de grano superior que permite transpirar.

Manuel Jesús

Aunque pueda parecer un detalle menor, la base en la que están las ruedas es de aluminio. Muchas sillas de altos precios optan por patas de plástico con ruedas de idéntico material. El aluminio de esta Epic Series es de muy buena calidad, con un acabado mate que ayuda a disimular la suciedad que allí se acumula. Todo el marco de las patas es muy resistente y solo al tacto nos damos cuenta rápidamente de que hablamos de calidades muy a la altura.

Manuel Jesús

Las ruedas también nos han sorprendido, y para bien. La vivienda en la que vivo está al lado del campo y por ello se acumula muchísimo polvo. Esta silla se sigue desplazando con sus 5 ruedas perfectamente incluso tras un uso intensivo; limpiarlas es muy fácil y no se quedan atascadas con la "roña" que puedan coger.

Manuel Jesús

La construcción de la Epic Series de Noblechairs es sin duda su punto más fuerte. La silla tiene unos materiales a la altura del precio que estamos pagando y por si fuera poco están hechos para durar. La espuma del interior de la tela no se ha deformado incluso con el uso intensivo que le hemos dado, y el cuero sintético ha aguantado muy bien mi transpiración. No se ha ensuciado, no capta el olor y tampoco recoge demasiado polvo. Además, es fácil de limpiar.

Manuel Jesús

Todo el cuerpo de la silla rezuma premium por todos sus poros y tras varias semanas de uso intensivo (repetimos, muchas horas diarias con varias personas de por medio) los materiales no se han resentido ni un poco. El cuero sigue igual que en sus primeros días, las costuras siguen en su sitio e incluso las argollas de metal que sujetan la tela de la parte inferior siguen exactamente igual que el primer día. Todos los puristas que busquen que su silla cara (porque no, no es barata) pueda aguantar el trote se verán más que satisfechos.

Por fin el marketing cumple con lo que promete

Manuel Jesús

Si revisamos las páginas web de Noblechairs y el marketing que rodea a sus sillas, veremos un patrón claro: abogan por calidades superiores, por durabilidad y por tener algunas de las mejores sillas del mercado en este campo. Como es de esperar, también nos prometen una comodidad más que necesaria para perpetrar auténticos "vicios" a la hora de estar horas delante de la pantalla.

Tras nuestras pruebas podemos sentenciar sin temor a equivocarnos que es cierto. Esta es una silla gaming que, de verdad, cumple con su premisa; es una silla perfecta para soportar todas las horas que un usuario exigente le pueda echar, incluso con condiciones adversas (como mi problema de sudoración).

Manuel Jesús

Pero lo verdaderamente positivo de esta silla es que también es perfecta para los que no quieren gastarse las pequeñas fortunas que valen sillas de oficina especializadas en el confort. Desde luego esta silla no será la más barata, pero vale varios cientos de euros menos que algunos modelos de oficina pensados por y para el confort en sesiones de trabajo frente al ordenador muy largas. Los usuarios que también trabajen delante del ordenador o que simplemente pasen las horas muertas delante de él también verán en esta silla de Noblechairs una comodidad sin precedentes.

Todo esto tiene un precio, desde luego y no accesible para todos: el precio de partida para este y otros modelos de la serie Epic de Noblechairs parte de los 339 euros. Este costo sitúa a esta propuesta de Noblechairs bastante alto en el escalafón, poniéndola a pelear contra duras alternativas de firmas como DXRacer, veterana en el sector.

Manuel Jesús

Sin embargo, creemos que Noblechairs ha sabido ofrecer una calidad y unas características acordes a lo que pide por estos productos. Es cierto, es una silla cara y aquellos que busquen una alternativa más barata no encontrarán su opción aquí. Pero esta silla es totalmente recomendable, ya que cuenta con grandes acabados, una gran construcción y detalles realmente diferenciadores tanto para los puristas del gaming como para los que simplemente quieren una silla cómoda y "chula". Si le das una oportunidad, te aseguramos que no te vas a equivocar.

Silla gaming Noblechairs Epic a 339 euros en PCComponentes.

Los enlaces de este artículo son afiliados. Pulsando sobre ellos apoyas a Omicrono.