Camaro del año 1969 convertido a eléctrico.

Camaro del año 1969 convertido a eléctrico.

Omicrono

Convertir un coche a eléctrico nunca fue tan fácil: este Camaro del 1969 lo demuestra

Noticias relacionadas

Existe una alternativa algo drástica a la compra de un coche eléctrico: convertir un coche a eléctrico. Puede sonar a tarea extremadamente ardua; un coche no eléctrico y uno eléctrico son muy diferentes entre sí y por ende la conversión puede salir en ocasiones más cara que el comprarte un eléctrico directamente. Ya hay empresas que están intentando facilitar este proceso.

La empresa Xing Mobility ha debutado en el SEMA Show 2019 con un kit de conversión EV que, según la firma, es "plug and play" y extremadamente sencillo de instalar. La empresa con sede en Taiwán está desarrollando sistemas de propulsión para coches eléctricos y está presentando algunos.

¿Qué mejor manera de publicitar dicho kit que con un clásico reconvertido a eléctrico? Así lo han hecho presentando un increíble Chevrolet Camaro del año 1969 que lleva, precisamente, ese kit.

Un Camaro del 69 convertido a eléctrico: convertir un coche a eléctrico es más fácil

Según la propia firma, este sistema de conversión a eléctrico está diseñado para mostrar una naturaleza "altamente adaptable" y lo han traído al SEMA para mostrar lo fácil que es instalarlo. Xing Mobility lo explica así:

"El sistema completo se mostrará por primera vez en el SEMA Show 2019 de esta semana, exhibido dentro de un Chevrolet Camaro 1969 para demostrar su instalación extremadamente fácil y su naturaleza altamente adaptable. El sistema está diseñado para suplir a talleres de tuning personalizados, talleres de conversión eléctrica, profesionales 'hot rodders', e incluso constructores de automóviles experimentados con un tren motriz eléctrico totalmente seguro, de alto rendimiento y totalmente preparado para su instalación".

Camaro del año 1969 convertido a eléctrico.

Camaro del año 1969 convertido a eléctrico.

Xing Mobility habla también sobre el paquete de baterías que acompañan al kit. Este paquete usa una técnica de refrigeramiento cuanto menos peculiar; sumergen las celdas de la batería "en el fluido 3M Novec Engineered". Este fluido no conductor "permite una uniformidad mejorada de la temperatura de la celda y un control de calor superior" y Xing afirma que es "el método más eficaz de enfriamiento y garantiza tasas de potencia de salida significativamente más altas y una carga ultrarrápida".

Debido a las dudas sobre seguridad que algunos usuarios tienen en referencia a los coches de seguridad, Xing ha querido poner un especial énfasis en la seguridad. El paquete de baterías "contiene propiedades de extinción de incendios, lo que limita el potencial de fuga térmica dentro del paquete incluso en caso de daños o pinchazos, lo que hace que la tecnología sea extremadamente segura durante la instalación y el uso de la batería".

Junto al kit se incluye el sistema de transmisión propietario de Xing, motores de inducción de alta potencia y toda la electrónica necesaria. Desgracidamente Xing Mobility no ha especificado ni la disponibilidad ni el precio del kit, pero gracias a su presentación todo parece indicar que lo veremos pronto en el mercado.

Via | Electrek