Bugatti Baby II

Bugatti Baby II Bugatti

Omicrono

Este Bugatti eléctrico es un juguete para niños valorado en 30.000 euros

Noticias relacionadas

Remontémonos al año 1926. En esa época Ettore Bugatti y Jean Bugatti (su hijo) decidieron construir un coche. No un coche a tamaño total, por supuesto; se propusieron crear una versión del Bugatti Type 35 a escala 1:2 para el hijo más pequeño de Ettore. Esto provocó que todos los padres de la época quisieran el que se conocería como el Bugatti Baby, un pequeño coche de juguete que hizo las delicias de los más adinerados de la época.

Ahora la firma ha lanzado un nuevo Bugatti eléctrico, pero no como os pensáis; han revivido al Bugatti Baby en una nueva versión, esta vez algo más grande (escala tres cuartos) para que también los más mayores puedan disfrutar de él. Sí, hablamos del Bugatti Baby II, un coche eléctrico de "juguete".

Eso sí, como buen Bugatti que es y sabiendo que la nostalgia no es precisamente barata este coche no tiene un coste precisamente bajo: unos 30.000 euros deberás desembolsar para poder regresar a la infancia de muchos niños privilegiados de los años 30.

El Bugatti eléctrico más "cuco": así es el Bugatti Baby II

Bugatti

Primero necesitamos algo de historia. El Bugatti Baby fue un coche de juguete pensado para niños que se produjo entre los años 1927 y 1936 y del cuál se produjeron únicamente 500 unidades. Coincidiendo con el 110 aniversario de la marca, Bugatti volverá a su pasado con el Bugatti Baby II. Este Bugatti Baby II es extremadamente raro, ya que se han producido 500 unidades que ya están agotadas. Y no es difícil pensar el por qué.

Todo comenzó cuando Bugatti escaneó de forma digital un Bugatti Type 35 del año 1924, el "Lyon Grand Prix". Se redujo su escala a tres cuartos y se instaló en este coche un motor eléctrico y una batería de iones de litio. Ya que este coche tiene una versión destinada a la alta autonomía, habrá 2 versiones de batería: de 1.4 kWh y 2.8 kWh.

El motor eléctrico es de 13,6 CV (10 kW) capaz de mover el eje trasero a través de un diferencial de desplazamiento limitado. Como es un vehículo pensado para niños, con el modo para los más jóvenes el Bugatti Baby II limitará su potencia a 1 kW y su velocidad a 20 km/h. Con una llave especial podremos activar un modo en el que le sacaremos todo el jugo, aunque su velocidad será limitada debido a sus 230 kilos de peso.

Bugatti

Afortunadamente este coche será genial para los que necesiten un cuerpo más compacto, ya que tiene una longitud de 2.8 metros y una anchura de un metro. Su carrocería está hecha de material compuesto, pero podremos acceder a una versión Vitesse con una carrocería hecha de fibra de carbono. Si optamos por la versión Pur Sang, la carrocería estará hecha de aluminio moldeado a mano.

Bugatti

Los detalles son importantes, y aquí Bugatti ha echado el resto. Se han recreado las llantas originales del Type 35 en este Bugatti Baby II, y el interior ha sido también recreado en base al Type 35. Tanto es así que conserva su volante de madera y la instrumentación.

Obviamente hablamos de coches de otra época, por lo que Bugatti ha tenido que retirar la bomba de combustible del coche original poniendo un mando de marcha adelante y hacia atrás. En la parte superior de la calandra está el logotipo de Bugatti hecho con 50 gramos de plata y el coche se puede encargar en azul, igual que en el caso del Type 35 original.

Bugatti

Además de un mando a distancia con el que podremos desactivar el coche a una distancia de 50 metros, el Bugatti Baby II cuenta con uces, claxon, retrovisor, freno de mano.

Puede que este Baby II no llegue muy lejos en cuanto a potencia; debido a su motor y a su peso es difícil pensar que este coche supere los 70 u 80 kilómetros por hora. Sin embargo, todos aquellos que vivieron (o vieron) la fiebre del Bugatti Baby original allá por los años 30 verán revivida su infancia con mucho lujo y con mucho mimo. La cuestión ahora será comprarlo...

Via | Engadget.