Insta360 GO

Insta360 GO Insta360

Omicrono

La cámara de acción más pequeña: la puedes llevar como un pin

Noticias relacionadas

Las cámaras de acción están diseñadas precisamente para eso, para vivir la acción en primera persona. Eso no solo implica que tiene que ser resistente, sino también lo suficientemente ligera y pequeña como para que no resulte una molestia.

Y la verdad es que muchas de las cámaras que se definen "de acción" son demasiado grandes y pesadas. No solo eso, sino que si te las colocas en la cabeza, por ejemplo, son demasiado evidentes y es inevitable que llames la atención.

Insta360 ahora ha presentado una alternativa que pretende solucionar este problema. Como su nombre indica, este fabricante se especializa en cámaras de 360 grados, para grabar contenido para realidad virtual, por ejemplo. Pero para su nuevo modelo, la GO, han optado por algo mucho más sencillo y simple.

La cámara de acción más pequeña

La Insta360 GO es una cámara de acción increíblemente pequeña, midiendo sólo 49,4 x 21,4 x 14,85 mm. Es lo suficientemente pequeña como para meterla en el bolsillo y sacarla sólo cuando la necesitemos.

Insta360 GO

Insta360 GO Insta360

Además, pesa 18,3 gramos, por lo que podemos llevarla encima y ni la notaremos. Por ejemplo, podemos ponérnosla en una camiseta o en la gorra, y grabar todo desde nuestra perspectiva, sin llevar un "mamotreto" en la cabeza. Para ello, la parte trasera de la cámara es magnética, por lo que podemos mantenerla en su sitio con un imán.

La GO tiene sólo una lente, ya que no graba en 360 grados. Pese al reducido tamaño de la lente, puede capturar imágenes a 6,5 mpx, es decir, una resolución de 2560 x 2560 píxeles.

En cuanto al vídeo, tiene varios modos entre los que podemos escoger; el estándar nos permite grabar 15 o 30 segundos a 1080p y 25 frames por segundo, pero si queremos también podemos grabar a cámara lenta o crear un "hyperlapse" de 30 minutos en un vídeo de 5 minutos, además de un "timelapse" de ocho horas en un vídeo de nueve segundos.

Pero más importante aún es que en este espacio reducido, Insta360 ha conseguido incluir estabilización de vídeo, usando un giroscopio de seis ejes. Así que no nos marearemos con nuestros propios vídeos por culpa del movimiento que hacemos sin darnos cuenta. Estos vídeos se pueden exportar con la conexión USB-C a un dispositivo Android, iOS, o a nuestro ordenador; además, también podemos conectar la cámara con Bluetooth 4.0 BLE integrado.

La pequeña batería integrada permite grabar 200 clips de unos 20 segundos de media; pero viene con una carcasa que nos permite recargar la cámara dos veces y media más.

La Insta360 ya está disponible en la tienda oficial por 229,99 €, con la opción de ponerle un grabado personalizado por 10 € más.