Fedor en la Soyuz MS-14

Fedor en la Soyuz MS-14 Roscosmos

Omicrono

Un robot humanoide acaba de ser lanzado al espacio como un astronauta

Noticias relacionadas

El lanzamiento de la Soyuz MS-14 desde el cosmódromo en Baikonur, Kazajistán, parece bastante normal. Es una cápsula que lleva materiales y repuestos para la Estación Espacial Internacional, y como tal, no lleva a ningún astronauta... ¿o sí?

Porque si nos fijamos en el streaming publicado por Roscosmos, la agencia espacial rusa, veremos que en el interior de la cápsula hay una figura humonide; está sentada de manera expectante, con una bandera rusa en una mano y un peluche colgando delante. A simple vista, parece una persona con un disfraz raro, pero es un robot de verdad, y se llama Fedor, o Skybot F-850 si prefieres su nombre técnico.

Que los ingenieros de Roscosmos se hayan molestado en poner al robot en una postura similar a la de los cosmonautas cuando viajan en una Soyuz para tripulaciones no es casualidad. Es toda una declaración, que dice que este es el robot más "humano" que visitará la Estación Espacial Internacional.

Fedor, el robot espacial de Rusia

Porque Fedor imita, en ocasiones a la perfección, el cuerpo humano. La elección de una forma humanoide tiene sentido porque se espera que estos robots completen tareas demasiado peligrosas para los humanos; por lo tanto, debía ser capaz de ejecutar las mismas acciones que un astronauta normal.

El Fedor tiene capacidades semi-autónomas, con funciones preprogramadas para realizar ciertos movimientos y tareas, además de algo de Inteligencia Artificial. Pero la mayor parte del tiempo este robot será controlado por astronautas en el interior de la ISS, usando una interfaz muy similar a un dispositivo de realidad virtual.

Usando un visor y unos guantes, un astronauta puede mover el robot tal y como lo haría si estuviese en el espacio. Durante su estancia en la ISS, el astronauta Alexander Skovrtsov se encargará de cumplir ciertas tareas de entrenamiento en entornos de gravedad cero.

Además, el robot será capaz de comunicarse con el resto de la tripulación, algo que ya ha demostrado en el lanzamiento, explicando las preparaciones del lanzamiento y los parámetros del vuelo, tal y como haría un astronauta de verdad en una cápsula similar. De hecho, llegó a decir "vamos, vamos", tal y como en su día dijo Yuri Gagarin durante el lanzamiento que lo convirtió en el primer hombre en llegar al espacio. Rusia espera que, con el tiempo, este lanzamiento sea igual de histórico.

Aunque la agencia rusa afirma que el robot ha "pilotado" la cápsula, en realidad la Soyuz MS-14 no se puede controlar desde dentro, aunque sí se pueden acceder a datos y registrar eventos.

No será una estancia larga: se espera que dure apenas diez días, pero será suficiente para realizar experimentos y demostrar sus habilidades manuales como conectar y desconectar cables.

¿Serán estos robots clave para el futuro de la exploración espacial?