Sandisk iXpand Wireless Charger

Sandisk iXpand Wireless Charger Western Digital

Omicrono

Cuando pones el móvil en este cargador, también te hace una copia de seguridad

Noticias relacionadas

Hacer una copia de seguridad de nuestros archivos es de esas cosas que todo el mundo sabe que son importantes, pero que nadie hace. Seamos sinceros, ¿cuándo fue la última vez que guardaste tus archivos de manera segura, por si te encuentras con un fallo de hardware, los borras sin querer, o te los roban? Probablemente hace ya mucho, a menos que ese sea tu trabajo.

Podrías pensar que eso sólo se hace en el ordenador, pero la verdad es que deberíamos hacerlo también con nuestros móviles. Cada día creamos nuevos archivos en dispositivos como smartphone o tablets, ya sean fotografías o incluso documentos para el trabajo. Todo eso se puede perder si de repente la batería muere, por ejemplo.

Para evitarlo, hay muchas alternativas en la nube que guardan automáticamente nuestros archivos, como iCloud o Google Drive. Pero el producto que acaba de presentar Western Digital puede que te interese si lo que quieres es una copia de seguridad local de tus archivos, sin tener que subirlos a Internet.

El cargador inalámbrico que guarda tus archivos

Se trata del Sandisk iXpand Wireless Charger, un cargador inalámbrico que además se encarga de hacer una copia de seguridad automáticamente, sólo con poner el dispositivo encima. Es decir, que no tenemos que hacer nada especial; podemos dejar el móvil encima de la mesa cargando mientras dormimos, por ejemplo, y cuando nos despertemos no sólo tendrá toda la batería, sino que nuestros archivos estarán seguros.

Este cargador inalámbrico cuenta con 256 GB de almacenamiento local (también está disponible en 128 GB), por lo que es capaz de guardar todo el contenido de la mayoría de dispositivos del mercado.

Sandisk iXpand Wireless Charger

Sandisk iXpand Wireless Charger Western Digital

Funciona de manera sencilla; sólo tenemos que instalar la app oficial, disponible para iOS 10.0 y superior y Android 5.0 y superior. El móvil se conectará al cargador por la conexión Wi-Fi integrada, y cuando este detecte que lo hemos puesto a cargar, automáticamente realizará una copia de seguridad del contenido almacenado.

Entre el contenido que se guarda están las fotos (en alta calidad), los vídeos, y los contactos. De esta manera, si a nuestro móvil le pasa algo siempre podremos recuperar esos archivos instalando la app. Además, la app permite crear varios perfiles, para que cada miembro de la familia tenga su copia de seguridad.

En cuanto al cargador en sí, es inalámbrico, con una potencia de 10 varios. Incluye un detector de objetos extraños que bloqueará la carga si cree que no es seguro, además de protección contra sobrecargas. Se puede usar con fundas con hasta 3 mm de espesor.

El Sandisk iXpand Wireless Charger puede ser una alternativa a tener en cuenta si tenías pensado dar el salto a la carga inalámbrica. No es tan completo en otros aspectos, y es demasiado pequeño como para usarlo con una tablet; tampoco tiene adaptador para el Apple Watch. Pero todo eso lo compensa con la funcionalidad de copia de seguridad, que es única en el mercado.

La versión de 256 GB ya está disponible por 158,99 € (146,99 € en Amazon en el momento de escribir estas palabras) y la de 128 GB, por 100,99 €.